¿Qué es criterio suficiencia?

Publicado por

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp

Las pensiones españolas se actualizan anualmente de forma automática y de acuerdo con un índice de revalorización que solo tiene en cuenta criterios de sostenibilidad del sistema. En el resto de Europa, se aplica el criterio de suficiencia.

Mano envejecida teclea los números de una calculadora

 

Las pensiones contributivas por jubilación están sometidas en toda Europa a diferentes criterios de actualización que hacen que la pensión de los jubilados varíen: suban o bajen cada año. El criterio de suficiencia es el más habitual y repetido en toda Europa, con la salvedad de las pensiones en España que desde 2014 aplica un índice de revalorización que no tiene en cuenta criterios de suficiencia, sino de sostenibilidad del sistema.

 

El criterio de suficiencia hace referencia a la evolución del coste de la vida y a la situación económica del país. Los países que aplican este criterio para revalorizar de forma periódica sus pensiones entienden que estas pagas mensuales de los jubilados deben crecer -o decrecer- en función de variables como el salario medio del país o los precios.

 

En la práctica, actualmente en Europa se pueden diferenciar tres modelos o fórmulas para calcular cada vez cuánto deben subir las pensiones.

 

MODELO 1: fórmulas que combinan la variación de los precios y el salario que se consideran los dos principales criterios de suficiencia.

 

MODELO 2: solo se tienen en cuenta los precios o los salarios medios del país.

 

MODELO 3: se incluye en la fórmula de actualización de pensiones el incremento de los precios y otra variable diferente a las anteriores.

 

España junto con Irlanda y Lituania no se acogen a ninguno de los tres modelos de cálculo para subir o bajar las pensiones más habituales en Europa. Cada uno de los tres países tiene en marcha su propio sistema de revalorización.

 

El caso español

 

El único país con un sistema automático de equilibrio para revalorizar las pensiones es España. Hasta 2014, se utilizaba la indexación de las pensiones al IPC, pero con la entrada en vigor del índice de revalorización de las pensiones esta variable desaparece y solo se tienen en cuenta los ingresos del sistema, la variación del número de pensiones y de la pensión media y el déficit o superávit de la Seguridad Social.

 

Con esta fórmula española para determinar cada año cuál es la subida de las pensiones de los jubilados, el poder adquisitivo de este sector de la sociedad queda ligado a criterios de sostenibilidad del sistema y no se vincula de ninguna forma a datos económicos de suficiencia como son los salarios o la evolución de los precios.

 

El resultado obtenido de aplicar la fórmula del índice de revalorización está sujeto a unos máximos y unos mínimos que sí se marcan en función del Índice de Precios al Consumo. Cómo mínimo la subida debe ser del 0,25 por ciento respecto al IPC y como máximo puede llegar a tener valores iguales al IPC más el 0,50 por ciento.

 

Irlanda y Lituania

 

Ni las pensiones irlandesas ni las de los lituanos están sometidas a un tipo de actualización fijo ni a una fórmula concreta y estable. Cada año sus gobiernos deciden qué criterios seguir para determinar cuánto deben crecer sus pensiones.

 

El resto de Europa a excepción de España, Lituania e Irlanda aplica uno de los tres modelos base incluyendo todos ellos el criterio de suficiencia aunque con limitaciones y particularidades en cada caso.

 

Alemania

 

El sistema germano es próximo al español, pero mantiene una variante referente a los criterios de suficiencia, ya que las pensiones se ajustan anualmente según el incremento bruto de los salarios al que se añade el factor contributivo del sistema que tiene en cuenta cambios en el tipo de cotización a la pensión pública y a los planes privados y subsidiarios. Añade como variante propia el denominado factor de sostenibilidad que hace referencia al número de cotizantes en relación con el de jubilados.

 

 

Suecia

 

El caso sueco también incorpora variantes relacionadas con la sostenibilidad del sistema, pero las combina con criterios de suficiencia. Suecia convierte el capital nacional acumulado por cada trabajador en una renta anual mediante un cálculo que tiene en cuenta la edad de jubilación individual y la esperanza de vida de la generación correspondiente en el momento de solicitar la jubilación. Después, las prestaciones se incrementan según la evolución del salario medio nominal menos el 1,6 por ciento. Para que el sistema sueco de pensiones no pierda su equilibrio si los activos del sistema caen por debajo del pasivo, la indexación de las pensiones se reduce.

 

Grecia, Portugal y Estonia

 

En Grecia, se guían para actualizar el valor de sus pensiones por el tercer modelo vigente en Europa lo que significa que tienen en consideración -como variable única de suficiencia-  el índice de precios al consumo e incorpora a la fórmula otra variable diferente, en este caso, se trata del Producto Interior Bruto. Idéntica fórmula se aplica en Portugal con normas favorables para las pensiones más bajas. En el caso de Estonia, se liga la subida de las pensiones también al incremento de los precios al consumo y como segunda variable, se toman en cuenta los ingresos de los impuestos sociales.

 

Dinamarca y Holanda

 

Los salarios marcan la subida de las pensiones en Dinamarca cada año, y en Holanda, recurren a una fórmula semejante pero realizan revalorizaciones semestrales.

 

Italia, Francia y Finlandia

 

Coinciden tanto Italia como Francia y Finlandia en su forma de calcular cuánto suben las pensiones de sus jubilados cada año. Las variaciones del índice del coste de la vida son la variante determinante en Italia y Finlandia. Italia de forma exclusiva hace las revalorizaciones de forma progresiva, de manera que las pagas más bajas suben más. Francia solo tiene en cuenta para la revalorización de sus pensiones la evolución esperada de los precios –excluyendo el tabaco. Los 3 países atienden en todo caso al modelo 2: un único criterio de suficiencia.

 

Reino Unido

 

Si el incremento salarial es superior a la inflación en ese mismo año, es la misma subida salarial la que se aplica a las pensiones en Reino Unido; si por el contrario, es la inflación la que se sitúa por encima de los salarios, entonces esa es la variable elegida para actualizar las pensiones.  El incremento en cualquier caso nunca puede ser inferior al 2,5 por ciento.

 

La revalorización de las pensiones es variable en cada país y está sometida a legislaciones en continuo cambio y actualización. El criterio de suficiencia no se aplica en España actualmente, ya que se ha optado por una fórmula que únicamente tienen en cuenta criterios de equilibrio y sostenibilidad del sistema de pensiones.  Si quieres asegurarte un complemento para tu pensión basado en tu previsión, apuesta por los Planes de Pensiones MAPFRE que te ofrecen la máxima flexibilidad en cada momento de tu vida y protegen tu jubilación siempre.

¿Qué es criterio suficiencia? was last modified: julio 5th, 2017 by CanalJubilación

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre