¿Sabes preparar tu jubilación?

Publicado por

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp

No tienes que preparar tu jubilación cuando salgas de la universidad o justo cuanto recibes tu primer sueldo, pero podrías y siempre sería más adecuado y acertado dejarse llevar por el día a día. ¿Estás en situación de peligro?   Hombre y mujer jóvenes miran hacia pantalla   Lo mejor para estar seguro de que tu jubilación no va a ser un problema en tu vida es que te prepares para ella en todos los sentidos, ya que llegará. Igual que llegó tu primer desengaño amoroso, tu primera entrevista de trabajo… La edad de la jubilación también se va a presentar y los expertos coinciden en señalar que preparar tu jubilación es la mejor forma de afrontarlo y salir airoso.   La esperanza de vida actual hace que el retiro del mundo laboral se produzca cada día en más casos cuando las personas están plenas de salud y aptitudes. La jubilación es una nueva etapa de la vida que viene con nuevos retos y si te has preparado para las otras etapas de tu vida, ¿no vas a hacerlo para esta? No parece buena idea, ignorar esta realidad.   Si con independencia de tu edad y situación laboral, crees que puedes estar en riesgo de ceguera frente a la jubilación, repasa esta lista de 10 alertas que te van a poner sobre aviso de si estás o no en el camino de la previsión y la jubilación tranquila. Luego, si  lo consideras oportuno toma medidas, pero no digas nunca que nadie te advirtió.  

Te sientes agobiado

Claro que sabes que la jubilación llega, pero es pensarlo u oírlo en la tele y el agobio no te deja ni comer, mucho menos dormir. Si piensas en la jubilación, pero te dejas llevar por el agobio y no estás pensando en pasar a la siguiente fase, la de preparación, sin duda, estás en el mal camino. En el de la incertidumbre que te agobia.  

Nunca piensas en la jubilación

No sabes ni cómo estás leyendo esto, puede que por error o porque Google te ha engañado con los resultados de tu búsqueda, ya que tú eres de los que ni siquiera piensa en la jubilación para darse cuenta de que no está preparado. Craso y peligroso error.  

Todo el mundo insiste en darte consejos

No has tomado decisiones respecto a tu jubilación, pero de repente todo el mundo te habla de ello: tus amigos, tus compañeros de trabajo y tu familia… no es una conjura contra ti y en pro de que te sientas viejo, es que con mucha seguridad no estás en el mejor camino para llegar a una jubilación plena y feliz. Empieza a escuchar.  

No te has informado sobre el tema económico

Algunas personas sí hacen planes para su jubilación y les quedan muy bonitos: viajar, irme a vivir al pueblo o recuperar viejas amistades. Pero, ¿te has informado sobre cuál será tu poder adquisitivo en el momento que dejes de trabajar y percibir un sueldo? Pues aunque suene materialista, necesitas estar informado sobre esto o estás cometiendo un grave error de cálculo.  

 

Ves la jubilación como una etapa muy lejana.

Te sientes joven, pleno de proyectos y de futuro… la jubilación es algo que hacen tus padres y que hicieron quizás tus abuelos, pero aún está muy lejos de tu realidad. ¿Seguro? El tiempo pasa aún más rápido cuando tienes una vida plena y llena de inquietudes, ocúpate ya de tu jubilación y no tendrás que preocuparte, lo cierto es que nunca es demasiado pronto y cuando sea demasiado tarde no habrá marcha atrás.  

No has oído hablar de los planes de pensiones.

Hay personas que no se encargan de su economía y no conocen los instrumentos financieros diseñados para cada etapa de su vida. Si de verdad nunca te has ni siquiera informado o valorado contratar un plan de pensiones u otras fórmulas de ahorro a largo plazo, es poco probable que estés preparado cuando llegue el momento.  

No piensas que la jubilación exija preparación

La jubilación va a llegar, no tienes duda y cuando se presente, pues ya te pondrás a trabajar en ello, ahora no es el momento. Es una forma de pensar, pero no suele ser una buena idea improvisar la jubilación, especialmente en lo que al tema económico se refiere.  

No tienes capacidad de ahorro

Tienes claro que la jubilación está ahí, pero por más que te lo propones no encuentras la forma de afrontar el ahorro económico y personal que sabes que necesita esta etapa de la vida. Cada año, te pospones el tema, esperando que tu sueldo crezca o que tus condiciones laborales mejoren, ya que ahora no tienes capacidad de ahorro.  

Tu círculo de amigos empieza a jubilarse

Si tu entorno cercano de amigos o conocidos, se jubila o empieza a preocuparse por ello; es muy probable que tú también tengas que hacer algo parecido, ajustado a tus necesidades y prioridades, por su puesto, con tus condiciones, pero es una pista clara de que es el momento también para ti.  

No puedes permitirte preparar una jubilación

La excusa de que tú no puedes, tus no debes o eso no está hecho para ti; no solo no te sirve para nada, sino que además no es real. Hoy hay muchas alternativas y productos que te ayudan con total flexibilidad a preparar tu jubilación con independencia de tu edad o tu situación económica y laboral. Infórmate antes de decir que no puedes permitirte preparar tu jubilación y descubre cómo ahorrar según tu edad.   No te alarmes, esta lista de 10 pistas que delatan que no estás preparando bien tu jubilación, no se ha creado para eso, pero sí para darte un toque de atención y confirmarte que tu jubilación ni tampoco su preparación tiene que ser algo problemático ni traumático.   El tiempo, la información y el asesoramiento profesional están de tu lado si quieres salir de la zona de peligro y entrar en la zona de confort hacia el momento de la jubilación. Los Planes de Pensiones MAPFRE te ofrecen la posibilidad de ahorrar a tu ritmo y con flexibilidad estés en el momento que estés y te permiten la tranquilidad total para que las alertas dejen de sonar.

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre