3 Min de lectura | La edad, el periodo de cotización y la cuantía de la pensión son algunas de las condiciones que sufren cambios de cara a la jubilación en 2020. Te contamos todos los detalles.

La jubilación en 2020 presenta variaciones en los requisitos que afectan tanto a la edad legal de acceso a la jubilación como al número de años cotizados exigidos para el cálculo de la pensión.

Con motivo de la reforma del sistema de pensiones la edad de jubilación aumenta de los 65 a los 67 años, así como la cotización, que pasa de 35 años a 38 años y 6 meses y un  periodo de cómputo para el cálculo de la futura pensión de 25 años.

Estos cambios, en vigor desde enero de 2020, se aplicarán de manera paulatina hasta 2027 en el caso de la edad legal de jubilación, y hasta 2022 en lo que se refiere al periodo computable para el cálculo de la pensión.

Edad de jubilación

Con carácter general, para poder jubilarse en 2020, habrá que tener 65 años y 10 meses de edad. Recordemos que en 2019 se requería haber cumplido 65 años y 8 meses, por lo que la edad de jubilación en 2020 se incrementa dos meses respeto a la exigida el año anterior.

No obstante, se mantiene la edad de jubilación en 65 años para aquellos trabajadores que alcancen o superen los 37 años de cotización. En 2019, para poder jubilarse a los 65 años se requería haber cotizado 36 años y 9 meses, es decir, tres meses menos que lo que se exige en 2020.

Jubilación parcial

Respecto a la jubilación parcial, modalidad a la que pueden acogerse los trabajadores que cumplan ciertos requisitos y que les permite compatibilizar la jubilación y un puesto de trabajo a tiempo parcial, hay que reseñar también los cambios que se producen en 2020.

La edad para poder acceder a la jubilación parcial depende del número de años cotizados. Si se ha cotizado 35 años o más, la edad será de 61 años y 10 meses. Si se ha cotizado 33 años, la edad exigida en el momento del hecho causante es de 62 años y 8 meses.

Periodo de cotización

En cuanto al periodo de cómputo para el cálculo de la pensión de jubilación, este se amplía un año más respecto a 2019. Por lo tanto, en 2020 se toman las cotizaciones de los últimos 23 años para calcular la base reguladora de la pensión de jubilación.

La base reguladora será la que resulte de dividir por 322 -la pensión de jubilación se calcula teniendo en cuenta 14 pagas- las bases de cotización durante los 276 meses anteriores al mes previo al momento de la jubilación.

Este procedimiento se prolongará hasta 2022, cuando la base reguladora se calculará definitivamente según las cotizaciones de los últimos 25 años.

Cuantía de la pensión

Cuatro columnas de monedas en orden ascendente y un tarro de monedas con un brote verde

https://bit.ly/33XVvuW

La cuantía de la pensión de jubilación, en su modalidad contributiva, se determinaba aplicando a la base reguladora determinados porcentajes. Estos han sido sustituidos por otros en un periodo transitorio y gradual hasta 2027.

En consecuencia, en 2020 se aplicarán los siguientes porcentajes:

  • Por los primeros 15 años cotizados, un 50 por ciento.
  • Por cada mes adicional de cotización entre los meses 1 y 106, el 0,21 por ciento.
  • Por los 146 meses siguientes, el 0,19 por ciento.

En 2020, para cobrar el cien por cien de la pensión de jubilación será necesario haber cotizado 36 años. Actualmente, se exigía haber cotizado 35 años y 6 meses.

Para que no te afecten en exceso los cambios, recuerda que la previsión es tu mejor baza. En MAPFRE tenemos un producto para cada necesidad, desde planes de ahorro para quienes no quiere invertir en un producto de muy largo plazo, como los PIAS, hasta las mejores soluciones para proteger el momento de tu jubilación con los Planes de Pensiones MAPFRE.

MAPFRE