3 Min de lectura | El acceso a la jubilación parcial sin contrato de relevo -u ordinaria- requiere haber cumplido la edad legal de retiro o el periodo mínimo de cotización exigido para acceder a la pensión. La reducción de la jornada laboral debe ser de entre el 25 y 50% y el interesado debe contar, obviamente, con un contrato de trabajo con la empresa.

La jubilación parcial permite trabajar, como su propio nombre indica, a tiempo parcial -entre un 25 y un 50% y cobrar la pensión. Es una situación que reporta una ventaja relevante para el trabajador, ya que le permite extender su carrera laboral y compaginarla con el tiempo libre generado por sus años de cotización. A continuación, explicamos los requisitos de la jubilación a tiempo parcial sin contrato de relevo (también conocida como ordinaria).

¿Qué es y qué dice la normativa?

Contrato

https://bit.ly/3mpdBkP

La jubilación parcial ordinaria, en esencia, otorga al trabajador que haya alcanzado la edad ordinaria de jubilación la capacidad de mantenerse en su actual puesto de trabajo. En este caso, la jubilación no se adelanta y tampoco es necesario que la empresa haga un contrato de relevo.

La Ley General de la Seguridad Social (LGSS), en su artículo 215.2.c, establece que “los trabajadores que hayan cumplido la edad ordinaria de jubilación y reúnan los requisitos para causar derecho a la pensión de jubilación, siempre que se produzca una reducción de su jornada de trabajo comprendida entre un mínimo del 25 % y un máximo del 50 %, podrán acceder a la jubilación parcial sin necesidad de la celebración simultánea de un contrato de relevo”. Y apunta que “los porcentajes indicados se entenderán referidos a la jornada de un trabajador a tiempo completo comparable”.

El citado artículo también puntualiza que el supuesto anterior “necesita el período mínimo de cotización ordinario. Para 2021 se aplicará la edad mínima ordinaria de jubilación en 66 años (con menos de 37 años y 3 meses cotizados), o 65 años, con más de 37 años y 3 meses cotizados”. Por lo tanto, para 2022, la edad será de 66 años y tres meses, y la cotización, de 37 años y seis meses (tres meses más, por tanto, en ambos casos) para acceder a la pensión completa.

Requisitos imprescindibles

Por tanto, la normativa obliga a aquellos trabajadores que deseen acceder a la jubilación parcial a los siguientes requisitos:

  • Tener la edad legal de jubilación o haber cumplido los periodos mínimos de cotización exigidos en la normativa en el año de aplicación correspondiente. En 2027, por tanto, la edad de retiro será de 67 años, según la normativa actual, y cada ejercicio se aumentarán los periodos en tres meses, tanto de edad legal como de cotización a la Seguridad Social.
  • Contar con un contrato formalizado con la empresa, a jornada completa o parcial. La compañía debe aceptar, además, que el trabajador prolongue su vinculación contractual.
  • Contar con un mínimo de 15 años cotizados, de los cuales, dos deben haber transcurrido en los 15 ejercicios previos al hecho causante.
  • No se exige antigüedad en la empresa.
  • No se exige contrato de relevo.

También tienes que saber que existe la posibilidad de retrasar tu jubilación hasta cuando lo desees y tendrás ciertos incentivos.

Conociendo las condiciones para acceder a la jubilación parcial y teniendo un buen Plan de Pensiones como los de MAPFRE, puedes quedarte tranquilo y disfrutar de las ventajas que te ofrece la pensión y el mundo laboral.

CALCULA TU PRECIO

 

Borja Carrascosa Nogales

Consultor y MBA por IE Business School

Colaborador de MAPFRE