3 minutos | Existe un tipo de jubilación que consiste en reducir la jornada laboral y cobrar al mismo tiempo, una parte de la pensión. Sigue leyendo si quieres conocer las condiciones para acceder a la jubilación parcial. Como hemos comentado, la jubilación […]

Existe un tipo de jubilación que consiste en reducir la jornada laboral y cobrar al mismo tiempo, una parte de la pensión. Sigue leyendo si quieres conocer las condiciones para acceder a la jubilación parcial.

Como hemos comentado, la jubilación parcial consiste en un acuerdo entre el empresario y el trabajador para que este último pueda reducir sus horas de trabajo y como compensación, poder cobrar una parte proporcional de la pensión de jubilación. Como en todo, siempre es necesario que se cumplan una serie de condiciones para acceder a la jubilación parcial de una forma real.

Sin contrato de relevo

En el caso de que la persona interesada en una jubilación parcial haya cumplido la edad ordinaria de jubilación y el resto de requisitos estén en regla, podrá acceder a este tipo de jubilación sin necesidad de establecer un contrato de relevo. En este caso, la jornada laboral se puede reducir entre un 25% y un 50%, y podrá estar contratado a jornada completa o parcial.

Son necesarios 15 años cotizados como mínimo, dos de los cuales deben estar incluidos dentro de los 15 años anteriores a la solicitud de la jubilación parcial. En este supuesto, el trabajador no necesita tener ninguna antigüedad en la empresa.

Con contrato de relevo

Si se firma un contrato de relevo con un trabajador más joven que sustituye a la persona que se jubila parcialmente, la reducción de jornada de esta última puede ser de hasta el 75%. El relevista debe estar empleado a jornada completa, y si es por tiempo indefinido, el contrato debe durar al menos dos años más lo que le quede al trabajador para jubilarse a la edad ordinaria. Si no se realiza de esta manera, el empresario deberá tomar medidas de compensación.

Se exige al menos haber cotizado 33 años (25 en el caso de una discapacidad). También se necesita una edad mínima, que es dos años menos que la edad legal (recordemos que esta se está elevando de forma progresiva hasta alcanzar los 67 años en 2027). En 2015, por ejemplo, si se han cotizado al menos 33 años y 9 meses, se accede con 61 años y 3 meses. Debe tener una antigüedad en la empresa de al menos 6 años inmediatamente anteriores a la fecha de la jubilación parcial.

Conociendo las condiciones para acceder a la jubilación parcial ya puedes disfrutar de las ventajas de que te ofrece la pensión y el mundo laboral, siempre que reúnas todos los requisitos. No olvides contratar un Seguro de Salud MAPFRE, independientemente de la decisión que tomes, para solventar cualquier dolencia lo antes posible y poder continuar con tu día a día. Te informamos de la póliza que más se ajusta a ti y a tu familia.

LO QUE DEBES SABER...

  • Para acceder a la jubilación parcial sin contrato de relevo se necesitan 15 años de cotización.
  • Con un contrato de relevo la jornada laboral puede reducir hasta un 75%.  
  • La edad mínima exigida es dos años menos que la edad ordinaria de jubilación.