2 minutos | No hace falta una razón pecuniaria para desear seguir en activo al llegar el momento de jubilarse. El gusto por mantener la actividad, tener una razón para salir de casa y mantener la vida de siempre anima a muchos europeos a continuar, tanto o más que la necesidad de ingresos.

La Comisión Europea recomienda prolongar la vida laboral para envejecer de forma activa (y, de paso, ayuda a seguir contribuyendo con el sistema de pensiones). En los últimos años, en los países de la UE han aumentado de forma notable los trabajadores que continúan trabajando una vez jubilados.

Este empleo proporciona de media más de la mitad de sus ingresos, según el informe «Income from work after retirement in the EU», elaborado por Eurofound. La tasa de empleo en Europa entre los de 65 y 69 años ha crecido de un 8,8 % en 2005 a un 10,5 % en 2011. Sobre todo en Finlandia, Reino Unido, Lituania, Alemania y Austria. En España, ha pasado del 4,5 % al 5% en ese periodo.

Razones para trabajar tras la jubilación

El informe revela que muchos jubilados quieren trabajar pero no tienen oportunidad de hacerlo, bien porque no han encontrado un trabajo que se ajuste a sus preferencias y experiencia, bien porque no pueden compatibilizarlos por responsabilidades familiares o problemas de salud.

El perfil del jubilado que trabaja es un hombre, relativamente joven y con un nivel bajo de educación. Sin embargo, las personas con un mayor nivel educativo son más propensas a trabajar después de la jubilación. «Los jubilados que viven en las zonas urbanas y los que tienen una hipoteca son también más propensos a tener un empleo».

La mitad trabaja por cuenta propia y la gran mayoría a tiempo parcial. Sobre todo se emplean en el sector de actividades profesionales, científicas y técnicas del sector agrario y pesquero. Es raro que los jubilados trabajen en la administración pública, detalla el informe. Y con relativa frecuencia trabajan en pymes.

El estudio identifica cinco grupos de trabajadores:

  • Un grupo amplio de trabajadores de los sectores agrícola y de la pesca, que trabajan pocas horas. Se encuentran sobre todo en Austria, Grecia, Polonia, Portugal y Rumanía.
  •  Otro grupo de jubilados más jóvenes, con un trabajo a tiempo parcial. Son empleos en servicios y de ventas, y en su mayoría son mujeres.
  •  También son jubilados jóvenes con un trabajo a tiempo parcial pero en su mayoría hombres que trabajan como técnicos.
  •  Jubilados de zonas urbanas con una educación superior y que desempeñan actividades profesionales y a menudo por cuenta propia. «Este grupo es relativamente dominante, por ejemplo, en Hungría, Lituania, Polonia y Suecia».
  •  Trabajadores por cuenta propia, con empleos como gerentes, legisladores, artesanos o comerciantes. Predominan los hombres. «Está particularmente bien representado en Bélgica, Grecia, Italia y España».

Un informe da pautas a gobiernos, empresas y ciudadanos para mejorar la situación de los millones de jubilados que trabajan en Europa. Y que, entre otras cosas, da cuenta de la necesidad de complementar las pensiones públicas con planes particulares de ahorro. Los Planes de Pensiones MAPFRE son una gran herramienta para ello: no dejes de informarte para elegir cuándo quieres jubilarte y en qué condiciones.

Revisado por MAPFRE