3 Min de lectura | El aumento de la esperanza de vida hará que la proporción de trabajadores y jubilados se invierta y haya en conjunto más personas en edad de retiro que de permanecer laboralmente activas, si no hay un cambio muy acusado de tendencia.

La tabla de pensionistas en España refleja datos desesperanzadores si la comparamos con el número de ocupados. El aumento acelerado del envejecimiento de la población mundial es un hecho incontestable. La mejora en la calidad de vida y los avances en la medicina, que han generado un incremento de la esperanza de vida, unido a una considerable bajada de la tasa de natalidad son las principales causas de esta tendencia.

La pirámide de población en España es de tipo regresivo, es decir, es más ancha en los grupos del centro y terminan en la parte superior, los de mayor edad. Su base (donde se hallan las personas de menor edad) es más estrecha, debido a los factores anteriormente citados. Consecuentemente, la perspectiva de su futuro se encuentra en descenso, con crecimiento nulo o negativo.

En España, el número de personas mayores de 65 años se ha duplicado en menos de 30 años, mientras que la tasa de natalidad ha caído de 3 hijos por mujer en edad fértil en 1975, a los actuales 1,2.

Tabla de pensionistas en España vs trabajadores

Los datos de 2020 respecto al número de trabajadores en situación de alta en la Seguridad Social y el número de pensionistas son ya preocupantes, como veremos en el siguiente cuadro:

Evolución de trabajadores frente a pensionistas

Si nos remontamos hasta 2010, con 18.674.900 ocupados y 7.948.463 pensionistas, tenemos que, en esta última década, los pensionistas han crecido un 11,96 por ciento, en tanto que los ocupados lo han hecho en un 7,72 por ciento. La diferencia son 4,24 puntos en diez años. El desfase es evidente.

Gasto total de pensiones en España

Por otra parte, el gasto total de pensiones en España en enero de 2021 fue de 10.087,7 millones de euros, lo que supone un aumento del 3,26 por ciento con respecto al mismo mes del año anterior.

De esta cifra, la mayor parte corresponde a las pensiones de jubilación. En total, el reparto es el siguiente:

  • Pensiones de jubilación (7.246,79 millones de euros).
  • Pensiones de viudedad (1.731,03 millones).
  • Pensiones de incapacidad permanente (943,24 millones).
  • Pensiones de orfandad (140,77 millones).
  • Pensiones de favor familiar (25,86 millones).

En los últimos cinco años, el gasto en pensiones se ha incrementado en un 15,80 por ciento. En el siguiente gráfico se puede observar el incremento de cada año desde 2016 hasta 2020:

Gráfica de barras expresada en millones de euros de la evolución del gasto en pensiones

Como se ve, el gasto va aumentando progresivamente de año en año a pesar del importante déficit que padece la Seguridad Social, que en noviembre de 2020 era de -8.425 millones de euros.

Previsiones de futuro

Las previsiones para el futuro son poco esperanzadoras. En el año 2050 -según las proyecciones realizadas por el Instituto Nacional de Estadística-, más del 30 por ciento de la población española estará formada por personas mayores de 65 años. Estudios internacionales al respecto son todavía más pesimistas y prevén que, en esa fecha, España será el país más envejecido del mundo con el 40 por ciento de la población mayor de 60 años.

Si se cumplen estas previsiones, la proporción entre trabajadores y jubilados se invertirá, habrá más personas jubiladas que trabajando.

Consecuencia: Las pensiones, tal como las conocemos hoy día, serán inviables en un futuro no muy lejano.

Para evitar o paliar al menos estos efectos indeseados, lo mejor es prevenirlos procurando ahorrar algo para esa etapa de la vida que se está alargando cada vez más, para que podamos disfrutar plenamente de ella sin agobios y con un nivel económico lo más parecido posible al de la etapa de actividad. MAPFRE cuenta con planes de ahorro con los que es posible alcanzar dichos objetivos. ¡Infórmate de todas sus ventajas!

MAPFRE