//A fondo: El aumento de la discriminación laboral por la edad

A fondo: El aumento de la discriminación laboral por la edad

Hoy en España es difícil encontrar trabajo independientemente de la edad. No se crea empleo sino que se destruye, en una tendencia que continuará: según la previsión de Funcas (Fundación de las Cajas de Ahorros), la tasa de paro alcanzará […]

Hoy en España es difícil encontrar trabajo independientemente de la edad. No se crea empleo sino que se destruye, en una tendencia que continuará: según la previsión de Funcas (Fundación de las Cajas de Ahorros), la tasa de paro alcanzará el 26,3% en 2013. Sin embargo, todavía resulta más difícil optar a un puesto de trabajo cuando la persona tiene ya una cierta edad. Al menos así lo perciben casi 6 de cada diez ciudadanos europeos, según los datos del Eurobarómetro. Para el 43% de los españoles la edad puede ser una desventaja para conseguir un empleo, como refleja la campaña “Doce causas para 2012” de la UDP (Unión Democrática de Pensionistas) y el Imserso.

Los datos del Eurobarómetro, recogidos en el informe “Discriminación en la Unión Europea en 2009”, muestran un aumento de la percepción de los europeos en cuanto a discriminación laboral por edad en un año: mientras que en 2008 cuatro de cada diez europeos así lo percibían, en 2009 fueron seis de cada diez. Por delante de la edad, los europeos piensan que lo que más discrimina a la hora de optar a un trabajo es el origen étnico.

Datos más actuales, incluidos en el informe publicado con motivo del 2012 como Año Europeo del Envejecimiento Activo y la Solidaridad Intergeneracional, constatan esa percepción con un 15% de españoles que han sido testigos de discriminación por edad. Es más, un 6% lo ha sufrido “en sus propias carnes”, tanto en el lugar de trabajo como al buscar un empleo.

Los porcentajes del Ministerio de Trabajo e Inmigración también corroboran esta práctica: casi el 37% de las personas desempleadas tienen entre 55 y 59 años. Además, el 39% de los mayores de 59 años son parados de larga duración, según refleja el “Informe del Mercado de Trabajo de los mayores de 45 años” realizado por el Observatorio de las Ocupaciones del ministerio en 2010. Ese año aumentó un 13% el número de parados con edades entre los 55 y los 59 años.

El Dictamen del Comité Económico y Social Europeo sobre “El futuro del mercado de trabajo en Europa. En busca de una respuesta eficaz a las tendencias demográficas” (julio 2011) en su apartado referente señala la necesaria coexistencia de trabajadores jóvenes y los de más edad: “…mientras que, por término medio, la capacidad de aprendizaje de los jóvenes es más flexible, los mayores aportan más experiencia”.

Para fomentar el empleo entre las personas de más edad, este organismo ha enumerado varias propuestas. Entre ellas, “crear nuevos puestos de trabajo acordes con la edad”, hacer una política laboral con el fin de reinsertar a los parados de más edad en la vida activa y crear convenios para estimular la formación y el aprendizaje. También medidas que mejoren los modelos de jubilación parcial y de concienciación para que reconozca el valor de la experiencia y la importancia de transmitirla a los jóvenes.

“La edad cronológica es una medida arbitraria del rendimiento, ya que muchas personas de edad avanzada pueden contribuir activamente más allá de los años que tengan”, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El Libro Blanco de Adecco “Es hora de gestionar la edad” atribuye a la política estatal y al prejuicio cultural el origen de la discriminación laboral por edad. Y propone tomar medidas legislativas que prohíban esta práctica y emprender campañas de información y concienciación dirigidas a empresas. “La clave de la gestión de la edad no es la edad, sino la carrera profesional. Los gobiernos de Finlandia y de Holanda han aplicado con éxito esta estrategia y se sitúan entre los países más exitosos de Europa por sus avances en la prolongación de la vida laboral”, señala.

2020-02-03T16:58:14+02:0023 abril, 2012|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.