//A fondo: Los Planes de Pensiones y Planes de Previsión Asegurados, dos productos de ahorro privado para pagar menos impuestos

A fondo: Los Planes de Pensiones y Planes de Previsión Asegurados, dos productos de ahorro privado para pagar menos impuestos

3 minutos | Los productos que vamos a tratar a continuación tienen un mismo objetivo: formar un capital a largo plazo que sirva como complemento de la pensión. Hablaremos a fondo los Planes de Pensiones y Planes de Previsión Asegurados, dos productos de […]

Los productos que vamos a tratar a continuación tienen un mismo objetivo: formar un capital a largo plazo que sirva como complemento de la pensión. Hablaremos a fondo los Planes de Pensiones y Planes de Previsión Asegurados, dos productos de ahorro privado para pagar menos impuestos.

Pensar en el momento de la jubilación debe ser una cuestión del momento actual. En el mercado encontramos diferentes productos que nos ayudan a ahorrar de forma progresiva con el fin de obtener un capital que nos permita mantener el nivel de vida cuando llegue el momento de dejar de trabajar. Dos de los productos de ahorro privado para pagar menos impuestos son los Planes de Pensiones y Planes de Previsión Asegurados.

Ambos son un instrumento que cuentan con un destacado tratamiento fiscal en el IRPF y que es idéntico en los dos casos. A grandes rasgos, la principal ventaja para la persona que contrata estos productos radica en que las aportaciones realizadas se reducen directamente en la base imponible, es decir, le permiten ahorrarse impuestos cada año. Este beneficio fiscal aporta una mayor rentabilidad al plan y lo convierte en uno de los productos más atractivos en este sentido.

Cuanto más dinero se aporta al Plan de Pensiones (PP) o Plan de Previsión Asegurado (PPA), mayor será la desgravación sobre la base imponible, aunque la última reforma de la legislación establece un máximo de aportaciones al año. Desde el pasado 1 de enero de 2015, los titulares de este tipo de planes no pueden aportar más de 8.000 euros al año o el 30% de la suma de rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas, independientemente de su edad. A la hora de realizar la reducción fiscal, se tendrá en cuenta la menor de estas dos cantidades.

Es importante destacar que estos límites de desgravación son idénticos tanto para los Planes de Pensiones como para los Planes de Previsión Asegurados. Además, en el caso de que una persona tenga contratados dos Planes de Pensiones, por ejemplo uno individual y otro por la empresa, tendrá que sumar las cantidades de ambos productos para no sobrepasar los límites establecidos.

¿Cuánto hay que aportar para desgravar el máximo?

Otra de las cuestiones que se deben tener en cuenta es que no es necesario aportar a este tipo de planes la máxima cantidad con el objetivo de desgravarse el porcentaje más alto posible. Esto dependerá del salario y de la situación fiscal de cada persona y según el caso, es probable aportar una cantidad inferior a la máxima fijada por ley y conseguir la desgravación más alta.

En este sentido y con el fin de optimizar el ahorro cada año desde el punto de vista estrictamente fiscal (y no sólo pensando en la jubilación), es recomendable calcular de forma anual la aportación necesaria. Para ello será necesario contar con el asesoramiento de profesionales especializados en la materia, quienes también aconsejarán sobre el mejor plan según el perfil ahorrador de cada persona.

Pagar menos impuestos

En estas circunstancias es muy probable que surja la duda de qué ocurre si un año se aporta más dinero de lo necesario para desgravar el porcentaje máximo. La respuesta es bastante sencilla: dicha cantidad se podrá desgravar en los 5 años siguientes.

Después de analizar a fondo los Planes de Pensiones y Planes de Previsión Asegurados, dos productos de ahorro privado para pagar menos impuestos, la conclusión que extraemos es bastante clara: las ventajas fiscales son el principal atractivo de este tipo de planes. Por lo tanto, no esperes más y contrata ya tu Plan de Pensiones MAPFRE con el que podrás complementar de forma suficiente tu pensión de jubilación, momento en el cual tus ingresos se verán drásticamente reducidos.

2019-07-09T15:33:10+02:005 febrero, 2016|

Comentarios (2)

  1. anónimo enero 30, 2012 en 8:56 am

    Si, todo eso esta muy bien pero se os olvida un pequeño detalle.
    ¿Podriais hacer ese calculo de degravacion con un persona que gane 30.000 eruros al año?.
    ¿Desgravaria el 37% como en el ejemplo que dais para una persona que gane 50.000?
    Y otra cosita que se os olvida.
    Cuando «puedas» recuperar el dinero, ¿cuanto se lleva de la cantidad acumulada mama hacienda?.

  2. anónimo noviembre 7, 2011 en 1:19 pm

    Muy interesante el artículo. Es importante saber que ahorrando a través de estos productos no sólo estamos asegurando una mejor situación económica al jubilarnos, sino que mientras tanto puedes pagar menos impuestos cada año, lo cual supone al fin y al cabo una mayor rentabilidad del plan.

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.