//A fondo: Mujeres mayores en España, la feminización del envejecimiento

A fondo: Mujeres mayores en España, la feminización del envejecimiento

4 minutos | Las mujeres, en todos los países de Europa, presentan una mayor longevidad. La mayor esperanza de vida para ellas es un factor demográfico común en todos los países de la UE, independientemente de que ésta varíe en cada uno. España […]

Las mujeres, en todos los países de Europa, presentan una mayor longevidad. La mayor esperanza de vida para ellas es un factor demográfico común en todos los países de la UE, independientemente de que ésta varíe en cada uno. España ocupa el segundo lugar en longevidad de las mujeres (y de hombres). Según los últimos datos de Eurostat, (enlace interno) las mujeres de la UE-27 viven 21 años más después de cumplir los 65 años y los hombres 17,4 años. Trasladado a España, las mujeres viven, después de los 65 años, 22,7 años y los hombres 18,6 años.

Las mujeres mayores representan casi el 10% de la población española. Lo que equivale en número a unos cuatro millones y medio. “En su infancia y juventud la mayoría de ellas vivieron en un país sumergido en la pobreza, que contribuyeron a superar con su trabajo desde muy temprana edad dentro de la unidad familiar, simultaneando las tareas domésticas, el cuidado de personas y un trabajo del sistema productivo en un marco legal sin protección”, señala el Informe sobre las mujeres en España, publicado por el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad en marzo de 2011.

Los datos de 2009, de la EPA (Encuesta de Población Activa), muestran también esa mayor longevidad a través del estado civil, la cual determina la estructura de los hogares de las personas mayores. Así, mientras el porcentaje de viudos es del 12,2%, el de viudas casi alcanza el 45%.

Vivir en pareja está directamente relacionado con una mayor calidad de vida, y la mayor longevidad de las mujeres repercute en el cuidado y el bienestar del cónyuge, disminuyendo las posibilidades de exclusión social y de pobreza. En España, cada vez hay más hogares en los que vive una persona mayor y están formados en su mayoría por mujeres: entre los 75-79 años el porcentaje es de 31,7% y el de hombres el 11,39%. Entre los 80-85 años, 34,94% de mujeres frente al 17,75% de hombres. Lo mismo sucede en la UE-27, aunque en España en menor porcentaje que en otros países.

Debido a esa mayoría de mujeres viviendo en hogares unipersonales, también son éstas las que más sentimiento de soledad manifiestan en comparación con los hombres, según una encuesta del Imserso.

Salud
Las patologías más numerosas diagnosticadas a las mujeres mayores en España son las osteoarticulares (53,9%), hipertensión (16,8%), diabetes (14,1), enfermedades circulatorias (13,5), auditivas (11) y depresión (7,1), indica el informe.

En cuanto a los kilos de más, las mujeres mayores presentan menos sobrepeso que los hombres pero mayor obesidad. Ellos practican más ejercicio físico que ellas, tanto por el número de varones como en el tiempo dedicado a la actividad deportiva.

Otro indicador de salud, el sueño, también presenta diferencias entre hombres y mujeres jubilados. Éstas duermen menos, tanto en el grupo de los que duermen menos de 6 horas como en el de los que duermen más de 10 horas.

Recursos Económicos y Prestaciones Sociales
El 80% de los ingresos de la población de jubilados en España proviene de la pensión pública, según los datos del Imserso de 2010. Aunque un 98,3% de los hombres vive de su propia pensión y un 48,3% de mujeres de la pensión de su cónyuge. Esto se debe a las diferentes trayectorias sociolaborales.

Según los datos de la Seguridad Social de octubre de 2010, recogidos en informe, siete de cada diez personas beneficiarias de pensiones contributivas eran mayores de 65 años, situándose la edad media de los pensionistas en 73 años para las mujeres y 69 años para los hombres.

Esa diferencia en las trayectorias laborales se ve más claramente en las pensiones no contributivas: 34.841 hombres (17,57%) y 163.435 mujeres (82,43%), en diciembre de 2010. “El perfil del pensionista de pensiones no contributivas de jubilación es predominantemente el de mujer española casada con una edad comprendida entre los 70 y 79 años, y conviviendo en una unidad familiar formada por dos y/o tres miembros”, subraya.

Lo mismo sucede con las pensiones de viudedad, debido a la mayor longevidad de las mujeres.

“En la actualidad las mujeres con pensiones mínimas representan un 32,5%, con una tendencia a su minoración a medida que se incorporan nuevas generaciones a la edad de jubilación cuyos niveles de pensión de entrada son más elevados”.

El informe destaca la importante labor de los abuelos en el cuidado de nietos y su aporte a la economía: “Supone un monto del 0,8% del PIB y el 12% del importe total del gasto en pensiones de jubilación y viudedad (contributivas y no contributivas) del Sistema de Seguridad Social.

2019-06-03T12:16:30+02:0014 mayo, 2012|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.