2 minutos | La inflación -aumento generalizado de los precios de bienes y servicios- repercute en el conjunto de la economía, reduce nuestro poder adquisitivo e impacta en la rentabilidad de los productos de ahorro. A continuación, explicamos cómo afecta el incremento del Índice de Precios de Consumo (IPC) a las pensiones privadas.

El aumento de los precios, calculado a través del Índice de Precios de Consumo (IPC) que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE), afecta de forma relevante a nuestro poder adquisitivo. Además, la inflación repercute en la rentabilidad real de productos de ahorro como los planes de pensiones, ya que reduce la renta que percibirá un partícipe cuando llegue el momento de la jubilación.

El IPC mide la evolución de los precios a través de un conjunto de bienes y servicios que representan el consumo medio de una familia en España. Este grupo de indicadores componen lo que se conoce como “cesta de la compra”.

Impacto en la rentabilidad

El aumento sostenido y generalizado de los precios (inflación) limita nuestro poder adquisitivo, ya que podremos comprar menos bienes y servicios con el mismo capital disponible. La rentabilidad real de los productos como los planes de pensiones también recibe un impacto similar, ya que el efecto de un aumento del IPC en nuestro plan de ahorro es negativo.

Medidas para combatir la inflación: buscar mayor rentabilidad

Si queremos evitar que la inflación impacte de forma relevante en nuestros ahorros para la jubilación, tenemos que conseguir que la rentabilidad de los mismos, como mínimo, sea igual que la evolución del IPC. Si es superior, estaremos logrando batir el efecto de los precios en nuestro capital y, por tanto, la inversión realizada con el mismo será rentable.

Actualmente, los planes de pensiones más rentables a 25 años, según datos de Inverco correspondientes a noviembre, son los de renta variable mixta (+3,9 %). En plazos más cortos, en torno a los diez años, aquellos de renta variable “pura” son los más atractivos (+6,8 %). En este contexto, debemos mirar nuestro perfil de riesgo y decidir en consecuencia.

Gráfica de bolsa en una pantalla

https://bit.ly/3pe543K

 

Elevar las aportaciones

Otra medida efectiva para combatir el efecto de la inflación en nuestros ahorros consiste en elevar las aportaciones al mismo ritmo que lo hace la inflación. No obstante, este aumento del capital principal no será a través de la rentabilidad, sino que surgirá del refuerzo de este a través de inyecciones de liquidez del partícipe.

Modalidad del rescate

La forma en que rescatemos nuestros ahorros invertidos en planes de pensiones como los que ofrece MAPFRE, también influye en el efecto que la inflación tendrá sobre nuestros ahorros. Si los rescatamos en forma de capital, tendremos que hacer frente al impacto fiscal correspondiente. Si lo hacemos en forma de renta periódica, además de lograr probablemente una fiscalidad más ventajosa para nuestros intereses, podemos pedir que el capital a percibir se actualice conforme al IPC.

 

Borja Carrascosa Nogales,

Consultor y MBA por IE Business School

Colaborador MAPFRE