//Cómo afecta la inflación a nuestro plan de pensiones

Cómo afecta la inflación a nuestro plan de pensiones

5 minutos | Después de años trabajando llega el momento de disfrutar de la vida sin mayores preocupaciones, gracias a nuestro plan de pensiones, pero… ¿Cómo afecta la inflación a nuestro plan de pensiones? Te lo contamos. Trabajamos la mayor parte de nuestra […]

Después de años trabajando llega el momento de disfrutar de la vida sin mayores preocupaciones, gracias a nuestro plan de pensiones, pero… ¿Cómo afecta la inflación a nuestro plan de pensiones? Te lo contamos.
Trabajamos la mayor parte de nuestra vida y, cuando llega el momento de jubilarnos, queremos retirarnos con la tranquilidad económica que merecemos tras años de esfuerzo. He ahí la importancia de un plan de pensiones que nos permita vivir sin preocupaciones el resto de nuestra vida. Y es que -cuando llega el día de nuestra jubilación- sentimos que es momento de disfrutar de una merecida pensión, ¿verdad? Pensamos en los viajes que no hemos hecho por falta de tiempo o dinero, en esas vacaciones soñadas o en el crucero por el Caribe que siempre hemos querido hacer.

Así las cosas, si hemos sido previsores y hemos realizado aportaciones a un plan de pensiones, seguro que nos interesa saber la cantidad definitiva que recibiremos de nuestro de plan de pensiones. Es un dato importante para planificar el resto de nuestra vida, en la que, lejos de preocuparnos por el dinero, queremos pensar en disfrutar de la vida sin estrés económico alguno. El detalle es que hay un elemento que entra a jugar en la variable y que pocas veces prevemos cuando hablamos del plan de pensiones: la inflación. Este elemento afecta el dinero que recibiremos al final de nuestra vida laboral, y es por ello que es importante tomar en consideración el cómo afecta la inflación a nuestro plan de pensiones.

Pero a todas estas… ¿Qué es inflación? Conviene repasar el concepto básico para tener una idea clara de qué nos afecta y cómo: por inflación se entiende el aumento generalizado y sostenido de los precios de los bienes y servicios existentes en el mercado durante un periodo de tiempo, generalmente por un año. Es decir que inflación es el aumento de los precios de los bienes y servicios que consumimos. Y entonces la pregunta que nos llega a la mente es: ¿qué tiene que ver esto con nuestro plan pensiones? Vamos allá.

La inflación afecta nuestro poder adquisitivo, y lo explicamos con el siguiente ejemplo: la compra que hacíamos hace un año con 50 euros, incluía una determinada cantidad de productos. Un año después, con esos 50 euros puede que compremos menos productos. ¿La razón? Los precios van aumentando y el dinero nos alcanza para menos cosas.

Hasta aquí todo claro, pero, y ¿cómo afecta la inflación un plan de pensiones? Resulta que la inflación también afecta la rentabilidad de las inversiones realizadas, y esto incluye a los ahorros que realizamos en un plan de pensiones de cara a la jubilación. Pero calma: Hay solución. Existen una serie de ‘trucos’ que podemos aplicar para evitar que nuestro plan de pensiones, o nuestros productos de ahorro en general, pierdan rentabilidad a causa de la inflación.

Así las cosas, en economías estables, es decir aquellas en que la inflación aumenta a ratio proporcional año tras año, se puede planificar para no perder poder adquisitivo de forma simple: podríamos incrementar las aportaciones, año tras año, al mismo ritmo que la inflación. Con esto evitaríamos el impacto de la inflación en nuestros ahorros, consiguiendo una rentabilidad superior o al menos igual a la inflación. Es decir, no sentiríamos que la inflación ha afectado nuestro plan de pensiones.

Cómo rescatar la pensión: Capital o rentas

Cuando llega el momento de recuperar el dinero que hemos invertido en nuestro plan de pensiones, nace la duda sobre qué modelo es más conveniente: ¿Capital o renta?  Y es que el dinero que hemos ido ahorrando en el plan de pensiones se puede sacar de golpe al final (capital) o bien fraccionarlo en plazos (renta). Puede que una combinación de ambos modelos sea lo que resulte ideal, es decir, una parte como capital y el resto como una renta mensual o trimestral, por ejemplo.

Lo primero en este caso es tener claro que ninguna forma es mejor que otra, simplemente se trata de la conveniencia y preferencia de cada quién.  La clara ventaja es que la elección es nuestra, así que llegado el momento podemos tomar la decisión que más se alinee a nuestros intereses.

Así, por ejemplo, si decides que vas a cobrar una renta puedes especificar que sea por un importe fijo a lo largo de los años, o bien que se vaya ajustando en proporción a algún indicador, como bien podría ser el Índice de Precios al Consumidor (IPC) o a alguna otra referencia que prefieras.

El factor de sostenibilidad

Pero la inflación no es el único factor a tener en cuenta para entender cómo se afecta nuestro plan de pensiones. Hay otros índices que influyen directamente en la cantidad a percibir en nuestro plan de pensiones, tanto si es como capital como si es como renta. Un ejemplo de estos es el llamado “factor de sostenibilidad” que no solo afecta a las pensiones presentes sino también a las futuras, y que consiste en ajustar el saldo del sistema para que no sea deficitario y ajustar la pensión en función de la esperanza de vida que tenemos.

El tema está en que desde un punto de vista nominal las pensiones no disminuyen como tal, sino al contrario porque siempre van subiendo un mínimo de un 0,25%, pero puede que ese porcentaje no sea suficiente en casos en la que inflación sea mayor a dicha cantidad. En este caso, las pensiones sí que sufrirían una pérdida del poder adquisitivo.

Y entra en el juego el factor de sostenibilidad que establece, al menos en teoría, una especie de “seguro” para que las pensiones no bajen, ni se congelen. Es decir, garantiza que la pensión va a ser la adecuada para que podamos vivir con tranquilidad los últimos años de nuestra vida. Por ello las últimas reformas en materia de jubilación establecen que las pensiones no se fijan anualmente dependiendo del IPC, sino atendiendo a la esperanza de vida y a los ingresos y gastos del sistema.

Si bien es cierto que las reformas en materia de pensiones buscan garantizar un la estabilidad al pensionista, no nos garantizan al 100% que podamos estar protegidos frente a la inflación, por ejemplo. Queda claro que contratar un Plan de Pensiones MAPFRE es la solución más inteligente para complementar los planes de jubilación y así estar tranquilos de que al jubilarnos no se verá afectado nuestro poder adquisitivo ni nuestro nivel de vida.

2020-10-02T12:49:15+02:0024 enero, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.