//Cómo afectaría a las pensiones la marcha de Cataluña

Cómo afectaría a las pensiones la marcha de Cataluña

4 minutos | La posibilidad de que Cataluña se separase de España supondría a ambas partes tener que enfrentarse a retos económicos serios y resolver cuestiones urgentes, como el futuro de las pensiones o el reparto de la caja de las Seguridad Social.

Son muchos los debates en torno a una posible independencia de Cataluña y su viabilidad económica es uno de los puntos más candentes. Hay muchas hipótesis y declaraciones sobre cómo se gestionarían ciertas cuestiones en caso de ruptura y  argumentos que respaldan las cuentas de una autodeterminación catalana o que alertan de sus dificultades financieras.  Sin embargo, el tema de las pensiones es uno de los que más preocupación puede suscitar.

El futuro de las pensiones en una Cataluña independiente

Existen pareceres contrarios, como no podía ser de otro modo. Por un lado, posturas próximas al independentismo señalan que las pensiones en Cataluña estarían más garantizadas que en la actualidad, con un sistema con superávit y dejando atrás uno con debilidades como el español. El PIB catalán, que según las previsiones más optimistas se » duplicaría en diez años”, ayudarían a hacer frente a la inversión.
Entre los contrarios a la secesión, se argumenta que esos datos se basan en un informe con cifras económicas de los años 1995 a 2010 sin tener en cuenta los años posteriores más duros de la crisis.  El sistema, por lo tanto, sería deficitario y solo en caso de ruptura pactada y partición de la caja única de la Seguridad Social podrían sufragarse las pensiones en el nuevo estado.

¿Qué ocurriría con las pensiones justo tras la secesión?

En caso de una independencia unilateral, habría un interregno bastante imprevisible, un limbo jurídico entre dos legalidades, con litigios que si hubiese reconocimiento internacional podrían tener que dirimirse en tribunales internacionales y, en caso contrario, encarnarse indefinidamente.
Contrariamente, con un proceso pactado y con un Fondo de Reservas que tendría que trasladar el Estado a Cataluña por los superávits dotados años atrás, se allanarían parte de los problemas.

Sin duda, el diálogo y las negociaciones serían preferibles ante una supuesta autodeterminación catalana. En todo caso ¿qué pasaría con los pensionistas actuales que ya han causado derecho y tienen que cobrar?, ¿les resultaría más fácil cobrar las pensiones a aquellas personas que mantuvieran la nacionalidad española? ¿Lo harían sin problemas las que adquiriesen la nueva nacionalidad? ¿Afectaría a los pensionistas del resto del terriotorio? Tanto a los independentistas como a los que creen que Cataluña debe seguir siendo parte de España les salen las cuentas; a los primeros para defender la secesión, y a los segundos para justo todo lo contrario.

Nuestro actual sistema de pensiones

Para entender el debate que genera cómo afectaría a las pensiones una hipotética marcha de Cataluña conviene recordar el porqué de toda la cuestión, entendiendo el funcionamiento de nuestro sistema de pensiones en la actualidad.

Y es que, en España tenemos un sistema de pensiones de reparto en el que los trabajadores aportan una parte de su sueldo a la Seguridad Social con el objetivo de contribuir a pagar las pensiones actuales. Actualmente, como regla general, la edad de jubilación estará fijada en 67 años en 2027, a través de una aplicación gradual que comenzó en el año 2013 con una reforma en el sistema de pensiones. No obstante, a partir de esa fecha los que acrediten 38 años y 6 meses de cotización podrán jubilarse a los 65 años. El periodo mínimo de cotización para poder acceder a la pensión son 15 años, 2 de los cuales deberán estar comprendidos entre los últimos 15 del trabajador.

Ante el funcionamiento actual del sistema de pensiones, las posturas más reacias a la independencia de Cataluña defienden que una estructura de estado independiente podría acarrear un “derrumbe de la economía catalana”, ya que consideran que “Cataluña tendría que aportar un extra de 600 euros por catalán para poder mantener las pensiones actuales”. Un hecho que agravan con los peores supuestos posibles: la pérdida de más de 4 mil empleos que acarrearía una subida en las tasas de déficit y con ésta, la cantidad a aportar por cada catalán.

Por otro lado, las posturas a favor de la independencia aseguran que la Seguridad Social catalana partiría con un saldo positivo en contraposición con el déficit del Estado español– como se mencionaba en el informe citado anteriormente-, y las pensiones se verían beneficiadas por “una creación de puestos de trabajo y por un aumento de la actividad de las empresas”, derivado de un incremento del PIB catalán, según sus conclusiones.

Sea cual sea la postura, lo cierto es que no hay una opinión única definida sobre cómo afectaría a las pensiones una hipotética marcha de Cataluña, ya que son muchos los factores que podrían entrar en juego a este respecto. Sin embargo, una cosa es cierta: la mejor opción para tener una jubilación tranquila es contar con un Plan de Previsión Complementario que optimice los ingresos de las pensiones públicas, como los Planes de Pensiones MAPFRE con las mejores prestaciones y garantías.

2020-05-22T15:38:19+02:0016 diciembre, 2015|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.