//Cómo calcular la reducción fiscal con un plan de pensiones

Cómo calcular la reducción fiscal con un plan de pensiones

4 minutos | Los planes de pensiones reducen la base imponible del trabajo, es decir, desgravan a la hora de hacer la declaración de la renta y permiten pagar menos impuestos. Te contamos cómo calcular el importe de las deducciones.

Para tener una idea clara del asunto y aprender a calcular el ahorro fiscal que se obtendría cada año con las aportaciones realizadas a un plan de pensiones, hay que tener claro una serie de nociones elementales de tipo fiscal que expondremos a continuación.

Si estás pensando en hacerte un plan de pensiones y no tienes claro cómo elegirlo, MAPFRE te ofrece diferentes opciones con el fin de adaptarse a ti. Comprueba las ventajas e inconvenientes de cada uno antes de tomar una decisión.

Límites en la desgravación de un plan de pensiones

Sabemos de antemano que quien hace aportaciones a un plan de pensiones tiene la posibilidad de pagar menos impuestos en la declaración de la renta. Pero hay que saber, previamente, que existen dos cantidades relevantes que ponen límites tanto a las aportaciones a los planes de pensiones con derecho a desgravación como a la propia cantidad desgravable:

  • El límite de aportación a los planes de pensiones está fijado en 8.000 euros al año. Lo que sobrepase este límite, no desgrava.
  • El límite de desgravación máxima anual será la menor de cualquiera de las cantidades siguientes:
    • 8.000 euros anuales.
    • El 30 por ciento de la suma de los rendimientos netos del trabajo y/o actividades económicas.

Excepciones

  • Aquellas personas acogidas al régimen especial para partícipes con discapacidad gozan de un límite máximo de desgravación hasta los 24.250 euros.
  • Asimismo, las personas en grado de parentesco con el titular de un plan de pensiones que tenga discapacidad, podrán aportar a su favor hasta 10.000 euros.
  • Algunas comunidades tienen unas condiciones particulares:
    • País Vasco: 5.000 euros al año.
    • Navarra: Menores de 50 años, la menor cantidad: 3.500 euros o el 30 por ciento de rendimiento más actividades económicas. Mayores de 50 años, la menor cantidad: 6.000 euros o el 50 por ciento rendimientos más actividades económicas.

Cómo funcionan las aportaciones

Las aportaciones al plan de pensiones funcionan, realmente, como una reducción en la declaración de la renta. El dinero invertido en el plan de pensiones a lo largo del año fiscal permite reducir la base imponible del IRPF, produciendo un atractivo ahorro adicional.

¿Dónde se consignan?

Las aportaciones se consignan en la casilla 465 de la declaración de la renta, dentro del apartado «Reducciones de la Base Imponible» – «Reducciones por aportaciones y contribuciones a sistemas de previsión social».

Cómo se calcula la desgravación

Calculadora y boli sobre unos papeles con números

https://bit.ly/2RlfcIB

El cálculo es muy sencillo. Se realiza partiendo del tramo correspondiente al IRPF -la base imponible-, es decir, de los ingresos que se tienen. A mayores ingresos, mayor será también el beneficio fiscal por invertir en el plan. La razón está en las tablas del IRPF y que la renta es un impuesto progresivo.

Se puede ver más fácilmente con el siguiente cuadro y unos ejemplos.

Calcular la reducción fiscal con un plan de pensiones

Ejemplos

Una persona con ingresos anuales de 65.000 euros tendrá una retención del 45 por ciento. Si aportó 8.000 euros a un plan de pensiones, se ahorrará 3.600 euros cuando haga la declaración de la renta, es decir, el 45 por ciento de 8.000 euros.

Por el contrario, si una persona aporta la misma cantidad anterior al plan de pensiones (8.000 euros), pero su base imponible es de 35.000 euros, solo podrá desgravarse 2.400 euros, el 30 por ciento del capital aportado.

Conclusión: con el mismo capital aportado al plan, se obtiene mayor desgravación cuanto mayor es la base imponible.

Fiscalidad a la hora de rescatar el plan de pensiones

Hay que tener presente que las deducciones que se obtienen en vida del plan se compensan con una peor fiscalidad en el momento del rescate del mismo. Y esto es así porque Hacienda considera los fondos de pensiones como parte del salario y, por lo tanto, se suman a él o a la pensión pública, si el rescate se produce en dicha etapa. Tributan, por lo tanto, según las tablas generales del IRPF, no las del ahorro.

Por eso, a la hora de rescatar el plan, el importe percibido se sumará a los demás rendimientos del trabajo y otras rentas de la base imponible del IRPF. Es decir, si se cobra el plan en su totalidad y de una sola vez, hay que pagar por el total rescatado, que incluye el capital aportado y los beneficios que se hayan obtenido.

De esta manera, las deducciones de las aportaciones se convierten, en realidad y a la postre, en un adelanto de Hacienda, que después se cobra con creces.

Para evitar esta situación, lo aconsejable es rescatar el plan de pensiones en forma de renta porque la fiscalidad de las rentas de ahorro es sensiblemente inferior a la de las tablas generales del IRPF.

2020-03-12T16:00:58+02:0026 febrero, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.