//Dime qué edad tienes y te diré qué plan de pensiones necesitas

Dime qué edad tienes y te diré qué plan de pensiones necesitas

3 minutos | El plan de pensiones de cada uno puede ser muy diferente según la edad a la que comencemos a contribuir. Es decir, no es lo mismo abrirse un plan antes de los 30 que hacerlo pasados los 55 años, básicamente […]

El plan de pensiones de cada uno puede ser muy diferente según la edad a la que comencemos a contribuir. Es decir, no es lo mismo abrirse un plan antes de los 30 que hacerlo pasados los 55 años, básicamente porque en el segundo caso tenemos menos años disponibles para contribuir antes de la jubilación.

Nuestro plan de pensiones tiene que tener como objetivo contribuir a que no perdamos nivel de vida en el período de la jubilación, y cada vez se revela como una pieza clave para los futuros pensionistas. O lo que es lo mismo, cada vez se confía menos en las pensiones futuras. Veamos qué nos conviene más dependiendo de la edad que tenemos cuando empezamos a contribuir.

LO QUE DEBES SABER…
 

  • Si tenemos 35 años o menos nos convendrá más un plan de pensiones en el que predomine la cartera de renta variable.
  • Si tienes entre 35 y 45 años un esquema del 40% de renta fija y el 60% de variable puede darnos una alta rentabilidad.
  • Si tienes entre 45 y 55 años lo ideal es mantenerse en un esquema de 60% de renta fija y un 40% de renta variable
  • Si tienes más de 55 años los expertos aconsejan planes de pensiones de renta fija a menos de dos años vista

Cuanta más edad, más esfuerzo ahorrador y menos riesgo

Lo ideal es que cuanto más subamos en la escalera de la edad, menos riesgos asumamos. Es decir, cuanto más cerca estamos de la edad de jubilación debemos pensar más en productos de renta fija, y si son asegurados, mejor que mejor. Por encima de los 55 años los expertos aconsejan planes de pensiones de renta fija a menos de dos años vista. Suele ser habitual que si se empezó a contribuir tarde haya que hacer un gran esfuerzo en esta recta final.

Para la franja de edad anterior, de los 45 a los 55 años, es bueno mantener un pequeño porcentaje de renta variable, es decir, que una parte del ahorro sea en productos con algo más de riesgo, pero manteniéndolo controlado. Si algo va mal siempre tendremos el ahorro de renta fija, más seguro, y no tendremos grandes pérdidas. Lo ideal es mantenerse en un esquema de 60% de renta fija y un 40% de renta variable, si bien esto se puede estudiar a fondo en cada caso particular.

Seguimos bajando en el rango de edades para centrarnos en los 35 a 45 años, una edad en la que los riesgos que se pueden asumir permiten todavía encontrar alta rentabilidad si nos mantenemos en un esquema del 40% de renta fija y el 60% de variable. Esto es exactamente la imagen especular del período 45 a 55 años. Recordemos que cuantos más años nos queden por delante más capacidad de enmendar un error o un momento de mala suerte puntual vamos a tener.

Si tenemos 35 años o menos nos convendrá más un plan de pensiones en el que predomine la cartera de renta variable. Es decir, ponemos más carne en el asador para tratar de conseguir gran rentabilidad con un riesgo más alto, pero sabiendo que tendremos cierto tiempo de reacción si la cosa sale mal. No obstante, al menos un 20% del capital debe invertirse en productos de renta fija, y más seguros.

La clave de todo esto es que hay que ahorrar, ya que nadie puede asegurar al 100% que, llegado el momento de cobrar la pensión de jubilación, haya fondos suficientes. Y en caso de haberlos, ¿quién sabe qué nos tocará y cómo de tocado quedará nuestro nivel de vida? Por eso lo inteligente es ponerse en manos de profesionales y ver la mejor opción teniendo en cuenta la edad y otras variables imprescindibles.
Foto | phalinn

2019-06-13T13:11:18+02:0024 octubre, 2013|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.