Durante la posguerra casi 2 millones de españoles emigraron en busca de un futuro mejor y Suiza fue uno de los destinos más populares, contando en 1974 con 175.000 españoles residentes en el país. Seguro que los que se quedaron en el país conocen en profundidad los entresijos del sistema de pensiones suizo, pero si has vuelto o estás pensando en emigrar y no lo conoces en profundidad, seguro que este artículo te interesa. ¿Existen las pensiones mínimas en Suiza? El sistema de pensiones suizo es bastante diferente al de España. Es más complejo y se basa en tres pilares fundamentales.

Pensiones básicas estatales y mínimas en Suiza

Es el primer pilar y el más básico. En él se incluyen los Seguros de Vejez y Supervivencia (AHV/AVS) el Seguro de Invalidez (IV/AI), el sistema de complementos por Mínimos (EL/PC) El Seguro de Desempleo (AV/LACI) y el seguro por enfermedad.

Seguro de Vejez y Supervivencia

Las contribuciones a este tipo de pensiones, como normal general son obligatorias para todos los ciudadanos mayores de 20 años que trabajen por cuenta propia, ajena o incluso estén desempleados.

La empresa y el trabajador se dividen a partes iguales las aportaciones y se deducen directamente del salario del trabajador. Aunque el porcentaje ha variado con el tiempo, suele suponer en torno al 10% del salario percibido.

Para beneficiarte de la pensión básica de jubilación o (AVS) se debe haber contribuido al plan de pensiones al menos 1 año completo, por lo que la pensión mínima en Suiza es muy variable. En el caso de los hombres se comenzaría a recibir a los 65 años y en el caso de las mujeres a los 64.

¿Cuánto dinero se recibe en este tipo de prestaciones? La pensión se calcula en función del número de años en los que hayas contribuido al plan de pensiones y la media de ingresos que hayas percibido durante esos años. Si no has contribuido durante toda tu vida laboral, obtendrás el beneficio proporcional de los años que sí hayas contribuido. La pensión máxima o completa la recibirán aquellas personas que hayan contribuido todos los años que computan como vida laboral de los trabajadores.

Hay otras casuísticas que hay que tener en cuenta en el sistema de pensiones suizo. Por ejemplo: en un matrimonio los ingresos obtenidos no se miden individualmente, sino que se suman los salarios de ambos y las contribuciones se dividen al 50% para cada persona.

Seguro de Prestaciones Complementarias

El origen de este seguro es garantizar que el jubilado puede hacer frente a los gastos derivados de necesidades básicas, tales como vivienda, suministros, alimentación, etc. La cuantía de este suplemento depende de los ingresos, pero también de los gastos a los que el pensionista tiene que hacer frente.

Además, todas las personas que residan en Suiza están obligadas a contribuir a un Seguro de Enfermedad (KV/LAMA) sin excepción. Por ejemplo; en una familia deberán estar afiliados de manera individual todos los miembros y cubre seguros por enfermedad, maternidad y accidente principalmente.

Seguro de Desempleo

El Seguro por desempleo es obligatorio para todos aquellos trabajadores que contribuyan con el plan de pensiones de vejez y supervivencia. Es decir, no se puede tener uno, sin el otro. Este tipo de seguro garantiza que las personas que se queden temporalmente sin empleo, reducción de jornada o impagos por parte del empleador, puedan recibir prestaciones que le ayuden a afrontar los gastos básicos.

Fondos de pensiones de las empresas y Seguro de accidentes

Fondos de pensiones (BVG/LPP)

Es el segundo pilar del sistema de pensiones en Suiza y son la base fundamental de las pensiones ocupacionales. Su función principal consiste en complementar las pensiones básicas y que los jubilados puedan llegar a obtener al menos el 60% del último salario como prestación.

Este tipo de fondos pueden ser gestionados por el fondo de pensiones de una empresa, un fondo de pensiones estatal o un fondo de pensiones privado y en él todos los trabajadores que perciban un salario entre los mínimos y máximos marcados para cada año están obligados a contribuir a este plan.

La edad para percibir esta pensión es muy similar a la de las pensiones básicas, pero también existe la posibilidad de recibir esta pensión antes de la edad de jubilación marcada si te lo permite la normativa del fondo de pensiones y en los siguientes casos:

  • Que abandones el país.
  • Que te hagas autónomo.
  • Que la suma acumulada es mejor que los pagos en un año.

Seguro de accidentes

Es obligatorio para todos los trabajadores y protege a los ciudadanos en accidentes laborales, no laborales y enfermedades profesionales. Se concede también en pensiones de viudedad y orfandad y en este seguro no estarían cubiertos los niños, estudiantes y jubilados.

Para los trabajadores, también cubre los tratamientos médicos derivados de un accidente o enfermedad profesional, hospitalización, medicamentos, entre otros.

Planes de pensiones privados

El tercer pilar del sistema suizo son los fondos de pensiones privados, que se subvencionan mediante beneficios fiscales, las contribuciones se deducen del impuesto sobre la renta y únicamente cuando se cobra se pagan impuestos; es decir, los intereses que el fondo de pensiones privado genera no pagan impuestos.

Como en cualquier plan de pensiones privado, la cantidad a percibir dependerá del tipo de póliza a la que estés contribuyendo. Esta subvención a nivel fiscal únicamente existe para los trabajadores por cuenta propia o ajena, exceptuando algunos casos en los que se podrá acceder al dinero antes de los 65, lo normal es recibirla una vez que la persona se haya jubilado.

Si no estás en Suiza, pero también estás interesado en ahorrar para tu futuro, te recomendamos conocer todas las posibilidades que te ofrecen los Planes de Pensiones MAPFRE.

Revisado por MAPFRE