2 minutos | La entidad gestora en un plan de pensiones es la encargada de gestionar y administrar el dinero invertido bajo la atenta mirada de la comisión de control. A continuación, detallamos todas sus funciones.

Los planes de pensiones son una forma de ahorro que te ofrecen una total protección de tu dinero. Esto se debe a que estos productos están exhaustivamente supervisados por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP), organismo dependiente del Ministerio de Economía que se encarga de velar por el correcto funcionamiento y la solvencia de los Planes de Pensiones.

Esta Dirección está formada por tres figuras: la entidad gestora, la entidad depositaria y la comisión de control, las cuales complementan sus funciones con el objetivo de garantizar la legalidad vigente en cuanto al cumplimiento de los planes de pensiones.

La entidad gestora de un plan de pensiones se encarga, principalmente, de administrar el dinero invertido en los fondos de pensiones bajo la supervisión de la comisión de control. A continuación, vemos cuáles son sus funciones.

Funciones de las entidades gestoras en los planes de pensiones

Las entidades gestoras desempeñan dos funciones básicas:

Funciones propias de la entidad gestora

Desempeña las funciones de un administrador, es decir, las de creación, administración y liquidación de los fondos de pensiones que gestiona. Por ejemplo:

  • Interviene en el otorgamiento de la escritura pública de constitución, modificación o liquidación del fondo.
  • Lleva la contabilidad del fondo.
  • Emite -junto con la entidad depositaria- los certificados de pertenencia a los planes de pensiones requeridos por los partícipes, así como de las aportaciones y su valor.
  • Controla que la entidad depositaria cumpla estrictamente sus obligaciones.
  • Determina los saldos de las cuentas de posición y de los derechos y obligaciones derivados de cada plan de pensiones.
  • Designa un responsable de relaciones con la comisión de control.
  • Informa a la comisión de control de los cambios que se produzcan en el control de la entidad gestora y de la depositaria.

Funciones delegadas por la comisión de control

Estas funciones le otorgan un poder real sobre la inversión del fondo, siempre bajo los términos y limitaciones establecidos por la comisión de control. Entre ellas se encuentran las siguientes:

  • Ejercer los derechos derivados de los títulos y bienes integrantes del fondo de pensiones.
  • Seleccionar las inversiones a realizar.
  • Ordenar al depositario la compraventa de activos.
  • Autorizar el traspaso de cuentas a otros fondos.

En otras palabras, la entidad gestora se encarga básicamente de administrar e invertir los fondos de pensiones.