//Los PIAS compiten con los depósitos

Los PIAS compiten con los depósitos

2 minutos | A finales de 2012, el Banco de España recomendó a los bancos y cajas de ahorro limitar la rentabilidad de los depósitos al 1,75 % TAE a 12 meses, a un 2,25 % TAE a 24 meses y a un 2,75 […]

A finales de 2012, el Banco de España recomendó a los bancos y cajas de ahorro limitar la rentabilidad de los depósitos al 1,75 % TAE a 12 meses, a un 2,25 % TAE a 24 meses y a un 2,75 % a tres años. Una medida que hace muy atractivos otros productos de ahorro, como los Planes Sistemáticos de Ahorro Individual (PIAS). Este seguro de ahorro, al igual que los planes de pensiones y los Planes de Previsión Asegurados (PPA), aporta ventajas fiscales. El titular puede realizar aportaciones únicas o periódicas, que se remuneran de acuerdo con un tipo de interés mínimo anticipado por la compañía. Su rentabilidad está asegurada y se encuentra por encima del 3 % TAE.

Los PIAS son productos de ahorro a largo plazo. Las primas (aportaciones) no pueden superar los 8.000 euros al año (independientemente de la edad del asegurado y de las aportaciones realizadas a un plan de pensiones o un Plan de Previsión Asegurado). En total, durante la vigencia de la póliza, no se puede superar la cantidad de 240.000 euros. Otra condición es que el contrato tenga una duración de como mínimo diez años. Si el asegurado necesita disponer del dinero, puede hacerlo después de transcurrir el primer año del contrato.

Las ventajas fiscales de los PIAS se obtienen si los rendimientos se cobran como una renta vitalicia, los cuales quedarán exentos de tributar en función de la edad del asegurado. Las aportaciones carecen de beneficios fiscales, es decir, que tributan, pero lo hacen en función de la edad al contratar el producto.

fiscalidad PIAS

Si no se opta por recibirlo como una renta vitalicia, la diferencia entre el capital percibido y las primas aportadas se consideran rendimientos del Capital Mobiliario, incluyéndose tal rendimiento en la Base Imponible del Ahorro y tributando al 21 % los primeros 6.000 euros, al 25 % el capital comprendido entre 6.000 y 24.000 euros y al 27 % el exceso.

Las ventajas de los PIAS, además de las fiscales, son claras: el ahorrador puede disponer de su dinero cuando lo necesite transcurrido un año (liquidez). Además, él elige la duración (siempre mayor de 10 años), no es obligado que sea en la jubilación. El ahorro puede movilizarse entre aseguradoras sin penalizaciones por ello.

2020-03-18T18:21:06+02:0015 febrero, 2013|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.