//7 motivos por los que tener un plan de pensiones

7 motivos por los que tener un plan de pensiones

3 minutos | Con la creciente pérdida de peso del sector público en general y de las reformas en materias de pensiones que han ido minando las cuantías de nuestros jubilados, la opción de contar con un plan de pensiones parece cada vez […]

Con la creciente pérdida de peso del sector público en general y de las reformas en materias de pensiones que han ido minando las cuantías de nuestros jubilados, la opción de contar con un plan de pensiones parece cada vez una alternativa más plausible. Asegurarnos un retiro dorado con la base de nuestro esfuerzo puede ser algo fácil y no tan costoso.

La crisis económica ha hecho estragos en muchos sectores sociales y ha servido para un cambio de paradigma en el estado del bienestar europeo, que se ha ido diluyendo como resultado de las políticas de austeridad, congelando sus pensiones y recortando en sus servicios. En el caso español en concreto, las pensiones se vieron congeladas en 2010 durante la segunda legislatura de Zapatero; posteriormente con Rajoy, nuestros pensionistas verían reducirse año tras año su poder adquisitivo al desvincular la actualización de las subidas de sus prestaciones con el IPC. Estas medidas, tanto nacionales como a nivel europeo, han colocado a los planes de pensiones como la principal alternativa ante la incertidumbre sobre nuestro futuro. Aquí recogemos 7 motivos por los que tener un plan de pensiones.

1. Nuestro sistema de pensiones se denomina “de solidaridad”, es decir, no existe un fondo en el que el Estado va depositando nuestras aportaciones mientras trabajamos para el día de la jubilación, sino que esas aportaciones están destinadas a pagar las pensiones de las personas jubiladas de ese momento. La generación cotizante financia a la generación jubilada, hasta que la primera se retire y pase a financiarse gracias a la siguiente generación cotizante.

No obstante, desde que las condiciones de entrada al mercado laboral se han endurecido y cada vez el empleo es más precario y poco duradero, las cotizaciones se han visto mermadas. Si los jóvenes de mañana no pueden encontrar un trabajo que les permita aportar su base de cotización, los jubilados no podrán cobrar su prestación.

2. Además de las dificultades para acceder al mercado laboral, estamos viviendo un momento de crecimiento demográfico más lento que nunca. Esto significa que cada vez nacen menos bebés en estos países, mientras que las generaciones mayores cada vez viven más. Esto hace que la masa cotizante disminuya, mientras que la masa que recibe prestaciones aumente, por lo que será difícil que cuadren las cuentas.

3. Queremos mantener el nivel de vida actual. Como hemos visto, las pensiones públicas están sujetas a las decisiones del Ejecutivo; las condiciones de nuestro plan de pensiones sólo se atendrán a lo que hayamos contratado de antemano, según lo que más nos conviene. Así que pueden servir como complemento a la prestación del Estado.

4. Es una inversión a largo plazo. Un plan de pensiones nos permite, de forma cómoda y sencilla, gestionar nuestros ahorros y reservarlos para cuando más los vayamos a disfrutar, por lo que estaremos invirtiendo en nosotros.

5. Tienen cierto atractivo fiscal que nos dará algunos privilegios a la hora de destinar nuestro dinero a un plan: cuentan con ventajas fiscales que pueden llevarnos a desgravar incluso más de un 50%, aunque esto depende, claro está, del tipo de producto que estemos contratando.

6. Además, ahora cuentan con cierta liquidez, ya que se podrán rescatar a los 10 años de su adquisición, incluso si no se cumplen las contingencias propias de los planes de pensiones.

7. Hay uno para cada persona: ya se trate de un perfil conservador, así como de un perfil arriesgado, siempre hay un plan que se adapta a los deseos de cada persona. Y es más, la tenencia de un Plan de Pensiones no es exclusiva, por lo que, si se quiere, se puede tener más de uno contratado para distribuir nuestras aportaciones.

Con estos motivos para contratar un plan de pensiones, tener una jubilación tranquila y como nos merecemos, es ya una realidad posible. Lo mejor, si estamos pensando en hacernos con uno, es dejarnos asesorar por profesionales que pondrán sus conocimientos a disposición de nuestro perfil ahorrador para encontrar el Plan de Pensiones MAPFRE que mejor se adapte a nuestras necesidades.

2019-07-10T10:16:05+02:0011 julio, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.