A fondo: Hacia una definición común del tercer pilar en Europa

//A fondo: Hacia una definición común del tercer pilar en Europa

A fondo: Hacia una definición común del tercer pilar en Europa

La Comisión Europea ha abierto recientemente una consulta pública sobre planes de pensiones privados. Estará activa hasta el 19 de julio. Luego, un grupo de expertos elaborará un informe para antes de final de año. Su objetivo: mejorar la información […]

La Comisión Europea ha abierto recientemente una consulta pública sobre planes de pensiones privados. Estará activa hasta el 19 de julio. Luego, un grupo de expertos elaborará un informe para antes de final de año. Su objetivo: mejorar la información al consumidor, con programas a nivel europeo, sobre estos productos de ahorro para complementar la pensión pública. ¿Sería un código de autorregulación la mejor herramienta para mejorar la calidad de los productos de jubilación del tercer pilar?, se pregunta la UE.
 
«Una amplia serie de autoridades públicas y representantes de la industria reconocen las ventajas de un marco común de la UE, especialmente por lo que respecta a la movilidad transfronteriza de los consumidores», justifica. Sin embargo, diseñar una iniciativa común en este ámbito no es una tarea fácil por los distintos marcos reguladores nacionales. «Los consumidores requieren una protección particular en este mercado. Algunos Estados miembros han introducido sus propios requisitos adicionales a los de la UE, lo que da lugar a una fragmentación del mercado y niveles desiguales de protección de los consumidores».
 
La primera tarea es unificar la definición del tercer pilar, que no es igual en todos los países, dice la UE. Aunque todos tienen clara la separación de los «productos de jubilación profesionales privados (u organizados por el empleador) y productos de jubilación individuales privados».
 
¿Resulta eficaz la siguiente definición para identificar los productos de jubilación del tercer pilar?, cuestiona la UE. «Los productos de jubilación del tercer pilar se definen como cualquier tipo de producto de jubilación privado suscrito por los consumidores a título individual (por oposición a los profesionales), ya sea de forma voluntaria u obligatoria».

Siguiente escollo: un marco regulador muy fragmentado entre todos los Estados miembros. Cuatro de ellos carecen de un instrumento legislativo sobre los productos de ahorro para la jubilación individuales y voluntarios, y son Bulgaria, República Checa, Chipre y Grecia. El resto cuentan con disposiciones relacionadas con ellos.
 
Sobre productos de jubilación del tercer pilar en forma de seguros (por ejemplo, los planes de previsión asegurados), diez Estados han señalado la falta de disposiciones legislativas nacionales sobre requisitos de información. En trece, entre ellos España, sí cuentan con instrumentos jurídicos con disposiciones específicas sobre información al consumidor. La mayoría sí han adoptado normas de protección a los consumidores en lo que se refiere a productos de jubilación del tercer pilar distintos a los seguros, como son los planes de pensiones. Solo Francia, Chipre, Grecia, Holanda y Austria no la han incluido.
 
Sobre autorregulación solo diez Estados miembros han desarrollado códigos voluntarios (Bulgaria, Dinamarca, Alemania, Estonia, Italia, Austria, Eslovenia, Finlandia, Suecia y Reino Unido).
 

planes-pensiones-informacion-consumidor

 
Para la UE, un plan de pensiones «es una de las decisiones financieras más importantes que puede tomar un consumidor». Las características de estos productos requieren una información y protección especiales para los consumidores, sobre todo porque es una inversión a largo plazo. «Decidir las tasas de ahorro a largo plazo requiere una compleja evaluación de las tasas de rentabilidad probables, la acumulación de ganancias y la relación entre las pérdidas y los costes. Está demostrado que los consumidores tienen dificultades para tomar estas decisiones».
 
«Los consumidores de la UE tienen las mismas necesidades de protección independientemente del lugar de compra de los productos de jubilación del tercer pilar». La fragmentación de la normativa hace muy difícil comparar los productos entre unos Estados miembros y otros. Esto «puede frenar el desarrollo de este mercado». Por el contrario, unas normas comunes, ayudarían a crear «un mercado único eficaz». La UE pone el ejemplo del éxito de los fondos de inversión minoristas, gracias a una directiva común de inversión colectiva en valores mobiliarios.
 
Otra consecuencia negativa de la fragmentación «podría ser la falta de condiciones equitativas para los proveedores, también a nivel transfronterizo». Esto genera una competencia «que no es óptima» y además «reduce las oportunidades para los proveedores, lo cual, a su vez, tiene un impacto directo en la elección de los consumidores y el valor de los productos, independientemente de otros problemas relacionados con estos productos (por ejemplo, la fiscalidad) que también podrían limitar su comercialización transfronteriza», señala la UE.

2018-07-02T22:10:08+02:003 junio, 2013|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.