//Planes de pensiones: aportaciones periódicas vs aportaciones puntuales

Planes de pensiones: aportaciones periódicas vs aportaciones puntuales

3 minutos | Si estás pensando en contratar un producto de ahorro privado con el objetivo de tener un respaldo económico que complemente la pensión por jubilación, el tema de hoy te interesa. Hablamos de planes de pensiones, aportaciones periódicas vs aportaciones puntuales. […]

Si estás pensando en contratar un producto de ahorro privado con el objetivo de tener un respaldo económico que complemente la pensión por jubilación, el tema de hoy te interesa. Hablamos de planes de pensiones, aportaciones periódicas vs aportaciones puntuales.

Al contratar un plan de pensiones, puedes decantarte por realizar aportaciones periódicas o aportaciones puntuales, es decir, ir ahorrando cada mes cierto dinero o bien hacerlo una vez al año en un único pago. Aunque la elección de una forma u otra depende de la planificación de cada persona, es cierto que la primera opción presenta una serie de ventajas sobre la segunda.
 
Decantarse por aportar una gran cantidad de dinero al plan de pensiones de una sola vez (teniendo en cuenta que el límite legal son 8.000 euros al año) tiene el objetivo latente de aprovechar la deducción correspondiente en la próxima declaración de la renta. A pesar de estos beneficios fiscales, esta práctica bastante extendida en nuestra sociedad puede suponer un sobresfuerzo en la economía doméstica, ya que al desembolsar tal cantidad de dinero, el efectivo disponible se ve reducido.
 
Como ya hemos comentado en otros artículos, el hecho de ahorrar ahora para cuando llegue el momento de la jubilación se presenta como una necesidad innegable. Por ello, hay que planificarlo y decantarse por la fórmula que nos permita ahorrar con una mayor facilidad, sin necesidad de sufrir restricciones financieras.
 

 
Teniendo en cuenta esto, quizás las aportaciones periódicas sean la mejor solución. De esta manera se puede destinar mensualmente una parte de los ingresos al plan de pensiones y en función de nuestras necesidades en cada momento, decidir qué cantidad aportar. Este sistema de ahorro mes a mes, independientemente de la cantidad que sea, es mucho más eficaz y cómodo para lograr nuestra meta económica en el futuro. Además, desde el punto de vista de la rentabilidad, se puede obtener una mayor en el caso de las aportaciones periódicas que si invertimos sólo de forma puntual. Las primeras permiten suavizar la volatilidad de los movimientos de los mercados financieros, así como las subidas y bajadas de los activos financieros en que invierten los planes de pensiones.
 
Cuando se habla de ahorrar con un plan de pensiones, es fundamental comenzar cuanto antes y en ese caso, la aportación periódica nos puede ayudar a mantener en pie nuestro compromiso por conseguir una jubilación sin estrecheces. Para hacer todavía más cómoda esta acción, se puede aportar al plan de pensiones a través de una domiciliación automática. De esta forma, casi nos olvidaremos de que estamos ahorrando y cuando llegue el momento de la jubilación valoraremos gratamente estas aportaciones mensuales.
 
Como hemos comentado antes, desde el año 2015, la aportación anual máxima que se puede realizar es de 8.000 euros. En el caso de que el titular tenga una minusvalía física o sensorial igual o superior al 65% o psíquica igual o superior al 33% o tenga una incapacidad declarada judicialmente con independencia de su grado, el límite de aportaciones anuales se incrementa hasta los 24.250 euros.
 
Una vez que el titular del plan de pensiones llegue a la jubilación, tendrá que declarar el dinero rescatado como rendimientos del trabajo. A pesar de ello, las deducciones fiscales durante todos los años de aportaciones son bastante ventajosas y, sin duda alguna, un producto de ahorro de este tipo compensa en el futuro.
 
Como ves, para conseguir que tu plan de pensiones crezca poco a poco puedes elegir entre aportaciones periódicas o aportaciones puntuales. Independientemente del modo elegido, los planes de pensiones te permiten ahorrar durante todos los años de actividad laboral para aportarte tranquilidad y seguridad en el momento de la jubilación. Además, las ventajas fiscales de las que te puedes beneficiar son un valor añadido para conseguir maximizar los ahorros cada año. Infórmate sin ningún compromiso de los Planes de Pensiones MAPFRE que ponemos a tu alcance. Elige el que más te convenga y empieza a planear tu jubilación.

2018-07-02T22:12:14+02:0011 enero, 2016|

Comentarios (2)

  1. anónimo mayo 18, 2016 en 8:48 pm

    I que pasa si se deja de hacer aportaciones al plan de pensiones.

    • anónimo mayo 20, 2016 en 2:56 pm

      Hola José María,
      No pasa absolutamente nada si se deja de realizar aportaciones. Un saludo

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.