¿Se puede auto cotizar para llegar a la pensión?

Publicado por

Con la tendencia al alza de la edad de jubilación, muchos necesitarán vías complementarias para llegar a la pensión. Si quieres llevarlo a cabo, deberás solicitar un Convenio Especial con la Seguridad Social. 

reunión de personas mayores

Auto cotizar para la pensión, una opción viable.

Mucho se está hablando de la hucha de las pensiones. ¿Se acabará este año? ¿De dónde sacaremos el dinero para reponer el Fondo de Reserva? Pero, sobre todo, con unas cifras del paro aún preocupantes, ya que seguimos en proceso de recuperación, nos preguntamos: ¿Cuánto me corresponderá a mí?

Actualmente es bastante fácil calcular la cuantía de la pensión que nos espera y actuar en consecuencia.

Puede salirnos satisfactoria o claramente insuficiente. Y depende de diferentes factores:

  • El periodo en el que se haya cotizado por contingencias comunes. Comprendido en 15 años, el mínimo para acceder a una pensión mínima del 50%, hasta 35 años, el máximo con el que llegaremos al 100%.
  • Las bases que se hayan cotizado por contingencias comunes en los 15 años anteriores a la jubilación, o cuando ya no se tiene obligación legal de cotizar. Durante este tiempo, si se han tenido periodos de desempleo, percibiendo una prestación contributiva o “el paro”, también computa como cotizado. En cambio, si se ha recibido un subsidio por desempleo (por ejemplo, con una ayuda cuando se ha agotado el paro), no se ha cotizado a menos que se cumpla una de estas dos condiciones: tener 52 años o más, o ser un trabajador fijo discontinuo con al menos 180 días trabajados.

Pero también puede que nuestro resultado es que no tengamos derecho a recibir pensión alguna, dado que aún nos quedan unos años por cotizar.

¿Qué haremos entonces? Una opción es firmar un Convenio Especial con la Seguridad Social de forma totalmente voluntaria pero muy conveniente, para hacernos cargo de la cotización los años que nos falten, para que de cara a la jubilación nos cuenten como trabajados.

Suscribir este convenio, totalmente voluntario, aporta otras ventajas, como tener derecho a las prestaciones derivadas por enfermedad común, viudedad o accidentes no laborales.

Algo a tener en cuenta: no se podrá acoger a este convenio la persona que esté disfrutando de una prestación contributiva por desempleo.

Para acceder a esta medida, todos los solicitantes, que deberán tener cotizados al menos 1.080 días en los doce años antes de su baja en la Seguridad Social, tendrán que presentar su solicitud en la Administración de la Tesorería de la Seguridad Social correspondiente a su domicilio.

Allí podrán asesorarse sobre cuánto pagar, en función de la base de cotización elegida, y demás condicionantes de su situación personal y profesional.

También cabe la posibilidad, si se dispone de un certificado digital, de realizar el proceso de Alta en convenio especial por Internet, que permite presentar una solicitud por Registro Electrónico, descargar y adjuntar un modelo de solicitud, así como anexar la documentación necesaria.

Si aún no ha llegado el momento de la jubilación, también puedes buscar un complemento por medios privados. Es decir, a través de planes de pensiones o fondos de inversión. En MAPFRE nos adaptamos al perfil de cada ahorrador para conseguir la máxima rentabilidad. Además de poder elegir entre más de 20 productos con distintas perspectivas, puedes contactar con nosotros para conseguir asesoramiento de un experto, haciendo clic en este enlace.

Cuanto antes tengas la información que necesitas, más margen de maniobra tendrás para planificar tu futuro con más tranquilidad y garantías. ¡Sal de dudas!

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+TuentiMeneameEmail

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre