Preguntas al contratar un Plan de Pensiones

Publicado por

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp

Antes de contratar un plan de pensiones es preciso replantearse algunas cuestiones que nos ayudaran a conocer qué tipo de producto se adapta mejor a nuestras necesidades.

un hombre y una mujer reunidos

Cuando un agente trate de venderte un plan de pensiones privado deberías solicitarle que te ayude a comprender realmente la razón por la que el producto que te ofrece será idóneo para tu situación. Un plan de pensiones privado te permite ahorrar en el presente y asegurar tu futuro además de tener acceso a determinadas ventajas fiscales, pero su contratación debe de hacerse de manera concienzuda. Es por esa razón que hay que analizar todos los detalles.

Te planteamos una serie de preguntas necesarias para que conozcas de manera definida cómo un plan de pensiones privado puede ser una buena opción para ti.

¿Qué es un plan de pensiones?

Empecemos por lo más básico. Un plan de pensiones es un instrumento financiero que nos permite ahorrar. Las aportaciones se realizan periódicamente, pudiendo elegirse tanto su importe como su frecuencia. Una vez terminado el periodo mínimo establecido en el contrato, se puede disponer del capital y sus beneficios a mayores. Este vehículo financiero permite importantes ventajas fiscales.

¿Qué tipos de planes existen?

Los dos grandes tipos de planes de pensiones privados son los individuales y los colectivos. Es decir, se pueden contratar por cuenta propia o estar ligado al empleo, donde la empresa aporta una parte y el empleado otra. Ambos planes son complementarios y un individuo puede disponer de un plan de pensiones individual y uno empresarial e, incluso, aventurarse a ahorrar en pareja.

¿Por qué es recomendable?

Hay muchos motivos que aconsejan optar por contratar un plan de pensiones. Uno de ellos es la actual situación del sistema de pensiones público, con una pirámide poblacional que no garantiza que en el futuro se vaya a mantener las pensiones en los actuales niveles económicos. Por otra parte, contar con una pensión privada desgrava a la hora de realizar la declaración de la renta, lo que permite pagar menos IRPF. Además de todo eso el propio plan se revaloriza con el paso del tiempo, pudiendo a obtener unas rentabilidades considerablemente elevadas

¿Qué ventajas fiscales me proporciona?

Como hemos indicado, un plan de pensiones proporciona ayuda a la hora de desgravar en el cálculo del IRPF pues permite rebajar la base imponible hasta un máximo de 8.000 euros al año, siempre que dicha cifra no supere el 30% de los rendimientos del trabajo. Al desgravar ese dinero en la declaración de la renta podremos destinar menos capital a pagar impuestos y poder destinarlo a asegurar nuestra futura pensión.

¿Hay otras alternativas?

Un plan de pensión no es el único producto financiero que permite ahorrar para el futuro y disponer de ventajas fiscales. Algunas alternativas interesantes son los PIAS, SIALP y CIALP.

Un Plan Individual de Ahorro Sistemático (PIAS) permite una aportación de  8.000 euros anuales (que pueden llegar hasta los 240.000 como limite total) que serán invertidos a lo largo del tiempo hasta que se decida disponer de liquidez. En el caso de que pasen más de cinco años desde el inicio del plan hasta que se hace efectiva la retirada entonces se puede tener acceso a que los beneficios tributen como pensión vitalicia inmediata. Esto permite que si el rescate se hace por medio de una renta periódica se tenga en cuenta la edad del contribuyente, pudiendo llegar a tributar únicamente un 8% si el titular tiene más de 70 años.

Por su parte, los Seguros Individuales de Ahorro a Largo Plazo (SIALP) y la Cuenta Individual de Ahorro a Largo Plazo (CIALP) forman parte de los llamados productos de Plan de Ahorro 5. En ambos casos el límite anual es de 5.000 euros y el periodo temporal es de un mínimo de cinco años. Cumpliendo ambas condiciones se aplica una exención fiscal de los rendimientos generados por la inversión. Su confección es más arriesgada que un PIAS y un plan de pensiones, por lo que permite obtener mayores beneficios a cambio de un mayor riesgo. Un SIALP debe de ser contratado con una aseguradora y permite la reinversión del capital en un nuevo plan, mientras que un CIALP se firma con una entidad bancaria y tiene que liquidarse pasado el lustro.

¿Es mejor un plan de pensiones enfocado a la renta fija, variable o un mixto de ambos?

Es preciso conocer en primer lugar las características de cada mercado. La renta fija apuesta por bonos y deuda de Estados y empresas, mientras que la renta variable consiste en comprar en bolsa acciones de compañías. Un plan mixto compaginaría ambas estrategias de inversión. Por lo general la renta fija supone un riesgo más reducido pero una menor posibilidad de grandes rentabilidades respecto a las que puede generar la renta variable.

No hay una estrategia mejor que otra, pues todo depende de tu perfil de inversión. Si quieres asegurar tu dinero y eres bastante conservador puedes contratar planes de pensiones centrados en renta fija o activos monetarios mientras a media que aumente tu aceptación del riesgo puedes ir incluyendo más renta variable a tu cartera. Algunos inversores suelen tener la sensación de que su plan de pensiones “pierde dinero”, aquí es donde resulta importante no elegir sin pensar, sino ponerse en manos expertas.

¿Es mejor realizar aportaciones periódicamente o de manera puntual?

Ambas opciones presentan ventajas e inconvenientes. Por lo general realizar ingreso de manera periódica permite crear un hábito de ahorro, mientras que las aportaciones puntuales tienen como finalidad aprovechar las deducciones fiscales o los momentos en los que se obtiene una cantidad de dinero extra.  Ambas alternativas son complementarias, por lo que puedes realizar aportaciones de manera mensual y si al final de año compruebas que merece la pena aprovechar las ventajas fiscales.

¿Cuándo debería empezar?

Cuando quieras. Está demostrado que cuanto antes se empieza más opciones se tienen de que al finalizar el plan de pensiones se haya conseguido una rentabilidad más grande. Por lo que si eres joven no tienes excusa para empezar a planificar tu futuro.

¿Puedo cambiar de plan de pensiones cuando quiera?

Al ser productos regulados y avalados es posible hacer traspasos de un plan de pensiones a otro sin perder dinero ni derechos. De esta manera puedes adaptar tu plan a tus necesidades e incluso cambiar de una compañía gestora a otra sin recibir penalizaciones.

Las preguntas planteadas a lo largo de este artículo te ayudarán a conocer mejor qué es un plan de pensiones y cómo puede ayudarte a conseguir beneficios presentes y futuros. Los Planes de Pensiones MAPFRE se adaptan a las necesidades de cada persona y tienen como objetivo fomentar el ahorro en el presente y garantizar una pensión futura.

Preguntas al contratar un Plan de Pensiones was last modified: junio 26th, 2017 by CanalJubilación

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre