//Productos de ahorro privado recomendados para complementar la pensión: Planes de Pensiones

Productos de ahorro privado recomendados para complementar la pensión: Planes de Pensiones

4 minutos | Los Planes de Pensiones permiten ahorrar para la jubilación y al contratarlos se obtienen ventajas fiscales ligadas al IRPF. Pueden ser Personales (también conocidos como Individuales) o de Empleo. La preocupación de la sociedad por el momento de su jubilación ha experimentado un notable auge […]

Los Planes de Pensiones permiten ahorrar para la jubilación y al contratarlos se obtienen ventajas fiscales ligadas al IRPF. Pueden ser Personales (también conocidos como Individuales) o de Empleo.

La preocupación de la sociedad por el momento de su jubilación ha experimentado un notable auge en los últimos años, en gran medida como una respuesta al desarrollo de los cambios sociales y demográficos de las últimas décadas. Por eso, para garantizar el mismo nivel de vida y la estabilidad de los ingresos cuando una persona se jubila, empieza a ser cada vez necesario recurrir a sistemas de ahorro privado que complementen las diferencias entre el nivel de ingresos de las personas antes de jubilarse y lo que se percibirá como pensión a través de la Seguridad Social.

Ventajas de los Planes de Pensiones
De esta manera, las personas que se decantan por un Plan de Pensiones tienen la posibilidad de ahorrar de una manera ajustada a sus necesidades, aportando de forma anual la cantidad que más les convenga. Se trata de un dinero que se guarda en un “cajón” denominado fondo de pensiones. Además, son productos muy flexibles que se ajustan a las necesidades individuales de cada partícipe: si algún año el partícipe no destina una parte de su dinero al fondo de pensiones no pasa nada, sigue conservando los mismos derechos. La cantidad de dinero que mete en ese cajón la elige el contratante, aunque lo habitual es ingresar una cantidad anual, y la frecuencia también la decide el usuario.

La fiscalidad de los Planes de Pensiones es otra de las grandes ventajas de estos productos de ahorro: el dinero aportado de forma anual desgrava y se reducen íntegramente en la base imponible del IRPF, con el límite establecido en función de la edad, de los rendimientos del trabajo y de las actividades económicas del ejercicio.

Planes de Pensiones Individuales y Empresariales
Los Planes de Pensiones Individuales no tienen una rentabilidad asegurada por la ley. Están diseñados a la medida de cada persona o partícipe. Además de ser un colchón para la etapa final de la vida, puede incluir otras contingencias como la invalidez, la dependencia y el fallecimiento (en este último caso son el cónyuge, hijos o herederos legales son los beneficiarios, es decir, los que reciben la prestación.

De esta manera, los Planes de Pensiones Individuales son las aportaciones que los propios ciudadanos podemos realizar a través de los Planes de Pensiones y otros seguros de ahorro orientados a la jubilación (Planes de Previsión Asegurados, Planes Individuales de Ahorro Sistemático, etc.)

Conviene saber también que el partícipe puede elegir su plan, cada año, según los criterios de inversión: Renta Fija a corto plazo, Renta Fija a largo plazo, Renta Fija Mixta, Renta Variable Mixta, Renta Variable y Garantizados. Es importante tener en cuenta la edad para decantarse por uno u otro. Los de Renta fija están orientados a personas conservadoras, los de Mixta a moderados y los Variables a un perfil arriesgado (dirigido a personas jóvenes).

Por su parte, los Planes de Pensiones Empresariales son aquellos promovidos por una empresa exclusivamente para sus trabajadores. Existe la posibilidad de que aporten dinero a ese fondo de pensiones tanto la empresa como el trabajador, o únicamente la empresa, pero nunca solo el trabajador.

Aportación máxima al año
La cantidad de dinero destinado al fondo de pensiones está limitado por ley en función de la edad del partícipe. Así, los menores de 50 años solo pueden aportar 10.000 euros al año, independientemente de si tiene más de un Plan de Pensiones (por ejemplo, uno Individual y otro de Empleo). Los de 50 años y más 12.500. También existe otro límite establecido, que es el 30% de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas para los menores de 50 años, y el 50% a partir de los 50 años cumplidos.

Los Planes de Pensiones Asociados son aquellos promovidos por una asociación, gremio, colectivo o sindicato para sus asociado, miembros o afiliados. Y solo aportan dinero los partícipes.

Los planes de Empleo y Asociados pueden ser de prestación definida (se garantiza la cuantía de la pensión), aportación definida o mixtos.

Si quieres, existen simuladores y calculadoras de pensiones que orientan sobre la cantidad a ahorrar en estos productos.

En todos los casos, recuerda que desde el 1 de abril de 2013, la edad de jubilación ordinaria depende de los años que tengas y de las cotizaciones que hayas acumulado a lo largo de tu vida laboral. Dado que el importe de las pensiones podría reducirse considerablemente en los próximos años, cada vez es más necesario complementar las pensiones públicas con un producto de ahorro privado que nos respalde y proteja de cara al día de la jubilación de una manera flexible. Así, los Planes de Pensiones MAPFRE se configuran como el producto perfecto para todas aquellas personas que quieran cuidar el momento de su jubilación sin realizar casi ningún esfuerzo.

2019-07-10T10:41:05+02:0026 julio, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.