//Guía de fiscalidad y funcionamiento de las rentas vitalicias

Guía de fiscalidad y funcionamiento de las rentas vitalicias

2 minutos | La renta vitalicia es una forma de cobro periódico de los ahorros acumulados por una persona a lo largo de su vida laboral. Pero estas rentas vitalicias se puede formar de distintos modos, como te contamos a continuación.

Hay realmente muchas formas de obtener esas rentas vitalicias: a partir del capital acumulado en productos de previsión -como Planes de Pensiones MAPFRE o bien otros productos como un plan individual de ahorro sistemático o un plan de previsión asegurado- o bien a partir de otras fuentes como depósitos, cuentas corrientes, por la venta de un inmueble. Ese origen marca en gran medida su tratamiento, ventajas y desventajas.

Fiscalidad de las rentas vitalicias

Una renta vitalicia es una forma de recibir cada mes un ingreso, desde el momento en que nos jubilamos hasta el fallecimiento. La característica principal de las rentas vitalicias es que su fiscalidad depende del modo en que se obtienen. Es decir, no reciben el mismo trato por parte de la agencia tributaria un plan de pensiones, un PPA, o un PIAS, que otras inversiones que nos proporcionen esas rentas.

La venta de un piso, por ejemplo, puede ser una fuente para el dinero ahorrado, pero también se incluyen los depósitos y cualquier otra forma de ahorro que no sea un producto específico para la jubilación, o para el ahorro a largo plazo.

En el primer caso, que el dinero proceda de un producto de ahorro a largo plazo, esas rentas vitalicias se deben considerar rendimientos del trabajo. Es decir, se consideran ingresos a todos los efectos; un sueldo. Por tanto, esos ingresos deben declararse como tal, y tributarán en función de su tipo marginal.

En el caso de que el capital invertido proceda de otro tipo de fuente, como un ahorro convencional, una venta o cualquier otra modalidad, su tratamiento fiscal va a ser el de los rendimientos del capital mobiliario. En ese caso no vamos a tributar por el 100% de la renta sino por un porcentaje, que varía dependiendo de la edad a la que comencemos a cobrar.

En el caso primero, esa tributación por rendimientos del trabajo también es progresiva o diferida, ya que se tributará en función de lo cobrado por cada período (por cada año), en lugar de tributar todo en una sola vez, como deberíamos hacer en el caso de cobrar todo el capital junto.

2020-04-10T12:43:38+02:0014 marzo, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.