//¿Tengo que rescatar el plan de pensiones cuando me jubile?

¿Tengo que rescatar el plan de pensiones cuando me jubile?

2 minutos | A veces nos centramos tanto en el detalle de tener el plan de pensiones lo más nutrido posible antes de jubilarnos, que no nos planteamos siquiera la posibilidad de que el día 1 de nuestra jubilación vayamos a necesitar, o […]

A veces nos centramos tanto en el detalle de tener el plan de pensiones lo más nutrido posible antes de jubilarnos, que no nos planteamos siquiera la posibilidad de que el día 1 de nuestra jubilación vayamos a necesitar, o no, rescatar el plan. ¿Quién nos dice a nosotros que vayamos poder esperar un tiempo antes de rescatar esos ahorros? ¿Puede eso tener beneficios fiscales? Si estás en el caso de que llegas a la jubilación, y todavía puedes vivir perfectamente sin «tirar» de tus ahorros, te interesa seguir leyendo.

Como sabes, rescatar el plan de pensiones es difícil si no estás en los supuestos de jubilación, enfermedad grave o diversos otros casos en los que puedes reclamar el dinero acumulado sin la necesidad de haber llegado a la jubilación. Sin embargo, a la hora de la jubilación, tu obligación para el rescate es nula, siendo más tu opción persona que una imposición externa. Dependiendo de esa opción o situación personal, así será tu decisión.

LO QUE DEBES SABER...

  • Igual que es difícil el rescate sin estar jubilado, una vez en esa etapa no tenemos obligación de realizar el rescate.
  • Podemos disponer del dinero como mejor nos venga: totalmente, a plazos, con fórmula mixta, o dejándolo estar.
  • En todos los casos hay que saber perfectamente nuestra previsión de ingresos y gastos a medio y largo plazo.


En caso de estar en esta situación de no necesidad urgente del dinero del plan de pensiones, se puede seguir ahorrando, o manteniendo el dinero en el fondo. Si mantenemos el dinero guardado seguiremos con la posibilidad de aumentar el ahorro hasta que realmente necesitemos ese dinero. Es más, una vez accedemos a la jubilación no tiene por qué venir simultáneamente el rescate del plan junto al acceso a la pensión pública.

El rescate del plan será recomendable en el momento de jubilarse si es de imperiosa necesidad, pero si no lo es, es posible seguir alimentando ese fondo a medida que lo vamos utilizando según la necesidad puntual. Es decir, podemos ver tres formas de acceder al plan de pensiones:

  • Recuperarlo en forma de capital, obteniendo así todos los ahorros al mismo tiempo.
  • Establecer una renta mensual (normalmente es mensual), de forma que en cada plazo el titular recibirá esa fracción del dinero, pero el resto seguirá a buen recaudo.
  • La fórmula mixta nos permite fijar una parte para el rescate inmediato, y dejar el resto en forma de renta periódica.

Estos puntos son para el caso de que queramos comenzar el rescate. Si por cualquier cosa vemos que podemos vivir perfectamente con la pensión pública o con el complemento de un trabajo por horas, o por cualquier situación, la que sea, nos va a convenir dejar el dinero en donde está, que siga creciendo y, en cuanto lo necesitemos, rescatarlo en cualquier modalidad de las ya comentadas.
¿Quieres saber cuánto cobrarás cuando te jubiles? Visita nuestra herramienta Cálculo de pensiones

2019-09-26T11:16:51+02:0030 mayo, 2014|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.