//Tres preguntas antes de contratar un producto de ahorro para la jubilación

Tres preguntas antes de contratar un producto de ahorro para la jubilación

3 minutos | La previsión de ahorro para jubilación es una de las claves para asegurarnos la tranquilidad financiera y para que nuestro poder adquisitivo no sufra una pérdida importante. Debes hacerte estas preguntas para acertar.

El ahorro para la jubilación es clave si queremos mantener un poder adquisitivo suficiente tras el final de nuestra vida laboral. Ante la preocupante situación sobre el futuro de las pensiones, el complemento de la prestación del Estado con productos de ahorro privados como los que te ofrece MAPFRE en este enlace se convierte prácticamente en una obligación.

Ante este escenario, conviene responder a tres preguntas: ¿Cuándo debo empezar a ahorrar? ¿Cuánto dinero debo destinar a este ahorro para la jubilación? y ¿qué producto financiero es el mejor para mí?

¿Cuándo debo empezar a ahorrar?

La respuesta parece obvia: cuanto antes. En un escenario ideal, el ahorro para la jubilación debería iniciarse cuando entramos en el mercado laboral (de media, a los 23 años) y finalizar cuando lo abandonamos (la edad de jubilación alcanzará progresivamente los 67 años en España).

En caso de que nos retrasemos demasiado, el esfuerzo necesario para alcanzar determinado nivel de capital será enorme en los últimos años. De no ser capaces, accederemos al retiro con menos ahorros de los previstos.

Planificar la jubilación con antelación, por tanto, es una de las claves que permitirán que nuestra retirada del mercado laboral no nos genere una situación de elevada pérdida de ingresos.

¿Cuánto dinero debo destinar al ahorro?

Monedas y billetes de euro

https://bit.ly/2xHapeV

La respuesta a esta pregunta depende mucho del nivel adquisitivo del ahorrador, de su edad y de sus ingresos. En un escenario ideal de previsión, el ahorrador debería destinar a la jubilación entre el 7 y el 10 por ciento de los ingresos mensuales. Las aportaciones a productos como los planes de pensiones, además, cuentan con ventajas fiscales.

Concretamente, hasta 8.000 euros del capital aportado cada año a los planes de pensiones (o, como máximo, el 30 por ciento de los ingresos anuales) es deducible, según la AEAT.

¿Qué producto financiero es mejor para mí?

En la elección del mejor producto financiero intervienen factores como la edad o el perfil inversor del particular. El binomio rentabilidad-riesgo es el que marca principalmente estas decisiones, que también están marcadas por factores fiscales o de facilidad de acceso al capital.

Los instrumentos de ahorro para la jubilación no se limitan a los diferentes tipos de planes de pensiones, hay productos alternativos, quizá menos conocidos, que permiten buenos rendimientos y niveles muy bajos de riesgo.

En este sentido, los planes de previsión asegurados (PPA) representan una opción que permite acumular capital de una forma segura y con un interés fijo o variable. La principal diferencia entre ellos es que el montante principal está asegurado en los PPA, igual que el interés, mientras que los planes de pensiones pueden registrar ligeras pérdidas.

 

Borja Carrascosa Nogales

Consultor y MBA por IE Business School

Colaborador MAPFRE

2020-05-28T17:16:27+02:0020 abril, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.