3 Min de lectura | Los préstamos P2P (peer to peer) son una forma de obtener financiación sin necesidad de recurrir a las entidades bancarias. Están pensados para quienes precisan un crédito con rapidez, pero al mismo tiempo permiten a otras personas invertir para conseguir una cierta rentabilidad.

Los préstamos P2P (peer to peer) surgen dentro del marco de la economía colaborativa como una interesante alternativa del sistema tradicional de créditos de las entidades bancarias. A través de diferentes plataformas online, quienes necesitan financiación pueden ponerse en contacto con inversores que están dispuestos a facilitar el dinero a cambio de obtener un beneficio.

¿Cómo funcionan los préstamos P2P?

Los créditos P2P ofrecen la posibilidad de solicitar financiación a través de una plataforma online, sin necesidad de que exista un banco como intermediario. De este modo, la operación se realiza entre particulares: por un lado, quienes están interesados en conseguir liquidez de una manera rápida y sencilla, y por otro, las personas que buscan rentabilizar su dinero y están dispuestas a conceder el préstamo.

Esta fórmula no solo es una solución que permite obtener un cierto importe de forma inmediata, sino que también es una vía muy interesante para invertir y lograr un beneficio. Además, ambas partes tan solo tienen que acceder a una de las webs que existen para ponerse en contacto.

Para solicitar un crédito a través de esta vía es preciso solicitarlo de forma online y reunir las mismas condiciones que se exigen en el proceso bancario. Una vez aceptada la petición, se entrega la cuantía acordada más los intereses que recibe el prestatario, los cuales suelen ser inferiores que en el caso de las entidades financieras.

En la actualidad, existen más de 300 plataformas P2P que están disponibles tanto para particulares como para empresas. Teniendo en cuenta la amplia oferta, es recomendable analizar las condiciones que establece cada página tanto desde el punto de vista de las comisiones como de las ganancias.

Particularidades de los préstamos P2P

Entre las principales características de los créditos P2P destacan las siguientes:

  • La financiación peer to peer es totalmente segura. No obstante, para evitar riesgos es necesario asegurarse que se trata de una plataforma acreditada por el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
  • Al contrario de lo que sucede en los bancos, solicitar financiación a través de este sistema no está vinculado con contratar otro tipo de productos.
  • Los intereses que debe abonar el solicitante oscilan entre el 5% y el 12% TAE aproximadamente, aunque existen variaciones en función de la finalidad del préstamo, la cantidad, el perfil y la solvencia que se acredite.
  • Por norma general, la solicitud es muy sencilla y no suele ser preciso contar con ningún aval.
  • El usuario que recibe el dinero debe incluirlo en la declaración de la renta en el concepto de Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, aunque no debe pagar ningún impuesto por ello. Sin embargo, en el supuesto del inversor, es preciso abonar los tributos correspondientes como consecuencia de los intereses obtenidos.
  • Las plataformas de préstamos P2P generan un contrato de forma automática que se debe revisar con detalle para comprobar que todos los puntos son correctos.

Una vez resuelta la necesidad después de solicitar un crédito peer to peer, es recomendable contratar un seguro de vida para garantizar la tranquilidad de tu familia.

CALCULA TU PRECIO