3 Min de lectura | Una tarjeta revolving es un tipo de tarjeta de crédito que permite pagar las compras a plazos, pero aplicando unos intereses que en muchas ocasiones se consideran desorbitados. Antes de aceptar su ofrecimiento por parte de un banco, hay que saber que es un producto complejo.

A priori, las tarjetas revolving que ofrecen las entidades bancarias pueden parecer un tipo de tarjeta de crédito más, pero es importante saber que es un producto bastante complejo. Además, en ocasiones, se considera una opción abusiva debido a los tipos de interés que se aplican en los aplazamientos de las compras que pueden llegar a superar el 25 por ciento TAE (Tasa Anual Equivalente).

¿Cómo funciona una tarjeta revolving?

Una tarjeta revolving es un instrumento que permite realizar compras o disponer de dinero en efectivo y aplazar el pago de forma automática en cómodos plazos a cambio de pagar una serie de intereses. A diferencia de las tarjetas de crédito, donde se suelen abonar los gastos a mes vencido, o de las tarjetas de débito, en cuyo caso el pago se realiza en el momento, este producto en cuestión funciona como un medio de financiación.

Esta herramienta financiera también recibe el nombre de tarjeta abusiva debido a los altos cargos que se aplican en algunas situaciones. Sin duda, es una opción muy flexible para adquirir determinados bienes o servicios, aunque conviene tener cuidado para evitar endeudarse.

Con este tipo de producto es posible efectuar cualquier pago, independientemente de que se tenga dinero en la cuenta o no. Asimismo, a la hora de devolver el crédito, el usuario puede elegir entre pagar un porcentaje determinado de la deuda cada mes o abonar una cuota fija en cada periodo. En ambos casos, en el importe se aplican los intereses y las comisiones correspondientes.

¿Qué riesgos implican las tarjetas revolving?

manos sujetando una tarjeta y utilizando un portátil

 

Entre los principales peligros de este tipo de productos de crédito se encuentran los siguientes:

  • Dado que no existe un límite máximo de los tipos de interés que se pueden aplicar, el usuario está obligado a pagar unos recargos más altos que en el caso de otras modalidades de préstamos.
  • Si se puedan realizar compras independientemente del nivel de liquidez, se incrementa el endeudamiento que puede derivar en una situación de insolvencia.
  • A medida que se va pagando la deuda, el crédito disponible para gastar vuelve a aumentar. De este modo, los clientes de las tarjetas revolving se encuentran inmersos en un ciclo sinfín de desembolso y endeudamiento.
  • Este tipo de productos potencian el consumo desmedido, ya que el usuario siempre tiene capital disponible de forma permanente.
  • El pago de la deuda y de los intereses se tiende a alargar en el tiempo debido a que las entidades bancarias suelen ofrecer a sus clientes la devolución de una cantidad muy pequeña cada mes. De esta manera se consigue que, al final, la operación resulte más cara.

¿Se puede reclamar por una tarjeta revolving?

La normativa sobre tarjetas revolving obliga a las entidades bancarias a realizar un estudio previo de solvencia de los clientes, así como a informarles de forma periódica. En caso de que se incumpla alguno de estos preceptos o se produzca otra situación que pueda considerarse como fraude, es posible reclamar a través de diferentes opciones:

  • Si los intereses son abusivos se puede presentar una reclamación por la vía judicial alegando que la tarjeta es nula por no cumplir con la Ley de la Usura.
  • Cuando el motivo es una falta de transparencia en la suscripción de este tipo de instrumentos financieros, se puede solicitar la nulidad de determinadas cláusulas basándose en la Ley de Condiciones Generales de la Contratación.
  • En otros casos, es posible reclamar de forma extrajudicial. Esta vía consiste en intentar llegar a un acuerdo con el banco, aunque para ello es necesario conocer con detalle cuáles son los derechos del consumidor y las obligaciones de la entidad.

En definitiva, si se contrata una tarjeta revolving es recomendable controlar las compras que se realizan e intentar utilizarla solo en momentos puntuales. En cualquier caso, antes de aceptar una oferta de este tipo o si surge algún problema, es importante acudir a la protección que ofrecen los Seguros de Defensa Jurídica MAPFRE Este tipo de pólizas ofrecen ayuda a los consumidores y usuarios en multitud de situaciones.

Logo Jubilacion Y Pension
canalJUBILACIÓN
Equipo de redacción de canalJUBILACIÓN en

El equipo de redacción de canalJubilación lleva más de 10 años preocupándose por tus ahorros y porque sigas manteniendo una buena calidad de vida en el momento de la jubilación. Pero no solo eso, aquí encontrarás información útil y práctica sobre relaciones laborales, impuestos, prestaciones y mucho más.

Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica para acompañarte en las diferentes etapas de tu vida.