Archivo de la etiqueta: cuantía pensión

familia

Cómo planificar la jubilación

La jubilación es uno de los aspectos que más puede llegar a preocupar a quienes están trabajando actualmente. Dado el futuro tan poco prometedor que se divisa al respecto, es fundamental saber cómo hay que planificar esta etapa de la vida, en la que lo que queremos es disfrutar de todo el tiempo del día.

 

Como ya todos sabemos, la cuantía de la pensión es siempre menor que el último salario que se haya percibido trabajando. Es un hecho que al jubilarse siempre se pierde poder adquisitivo y aún más con la última reforma de las pensiones introducida. Por ello, con el objetivo de contrarrestar esta reducción, es importante planificar la jubilación con un complemento a la prestación que provenga de algún producto de ahorro privado.

 

Tal como indican los expertos, lo mejor es empezar a pensar en ello desde jóvenes porque está comprobado que el ahorro a largo plazo es mucho más productivo. Una de las cuestiones básicas que hay que plantearse en primer lugar es cuánto se va a necesitar para la jubilación y para ello, hay que calcular previamente cuál será la cuantía de la pensión. La web de la Seguridad Social ofrece una herramienta para el auto cálculo de la jubilación, es un programa gratuito que se descarga en el ordenador y que ayuda a conocer de forma aproximada el importe de esta prestación.

 

 

Después hay que calcular, en función de los ingresos y los gastos actuales, cuánto se puede destinar a ahorrar para la jubilación. Sabiendo esto, ya se puede elegir el producto que más convenga en función de la edad y el perfil inversor (conservador, moderado o arriesgado). En este sentido hay que tener en cuenta que la inflación influye a la baja en el ahorro a largo plazo, por lo que se debe considerar esto en la rentabilidad mínima.
Una vez que ya nos hemos decidido por contratar un producto de ahorro, es aconsejable realizar un seguimiento continuo de los mercados para ver cómo evolucionan y considerar la posibilidad, si fuera necesario, de cambiar a otro plan más interesante desde el punto de vista profesional, fiscal o personal.

 

Sabiendo los pasos que hay que seguir para planificar la jubilación, no lo dejes para mañana y comienza hoy mismo a pensar en tu futuro. Puedes elegir el Plan de Pensiones MAPFRE que mejor se adapte a tus circunstancias y necesidades, así como a tus objetivos a largo plazo.

edad-ahorro-jubilacion

42 años de edad, comienza la cuenta atrás para la jubilación

edad-ahorro-jubilacion

 

Aunque con la última reforma de las pensiones vemos más lejano el momento de jubilarnos, es aconsejable comenzar a pensar en ello cuanto antes para disponer de un mayor ahorro y mantener un cierto nivel de vida cuando llegue el momento de la jubilación. 42 años de edad, comienza la cuenta atrás para la jubilación.

 

Con las últimas reformas llevadas a cabo en el sistema de pensiones, la realidad constata aún más este hecho. A partir de 2027 se estima que, de forma progresiva, la edad de jubilación se alcance a los 67 años. Con estas nuevas condiciones, la edad a la que empieza la cuenta atrás para la jubilación es a los 42 años. Será en este momento cuando empiecen a tomarse en cuenta los años para calcular la base reguladora, es decir la base de cotización. Antes esto se planteaba a los 50 años de edad.

 

Estos cambios, junto con la ampliación a los 37 años para poder cobrar el 100 % de la pensión de jubilación merman también la cuantía a percibir: con la reforma de las pensiones se calcula que se percibirá un 30% menos, alrededor de un 70% del sueldo, según afirman los expertos. Si eres un trabajador autónomo, la pensión puede ser mucho menor que para un asalariado, aunque esto estará en función de la base de cotización que aplique en cada caso.

 

 

 

 

Calcular la cuantía de la pensión ordinaria

De esta manera, se convierte en una necesidad el hecho de comenzar a ahorrar para la jubilación lo antes posible. Para saber cuánto ahorrar para la jubilación debes tener en cuenta varios factores, como la cuantía de la pensión de jubilación ordinaria: la base de nuestros ingresos más el plus de nuestros ahorros. El importe de la pensión se calcula con la base de cotización actual y de los años cotizados.

 

Uno de los inconvenientes con el que nos encontramos a la hora de tratar de descifrar cuál es la cantidad exacta que se debe ahorrar, para disfrutar de una jubilación holgada, es que el valor del dinero va variando con el paso del tiempo. Tenlo en cuenta.

 

Ante el panorama actual, lo mejor es planificar un ahorro sin considerar la cuantía de la pensión oficial para vivir con el máximo de tranquilidad. Complementar las pensiones públicas con productos de ahorro privado como los Planes de Pensiones MAPFRE es la mejor opción para garantizarse un nivel de vida holgado una vez llegue el momento de jubilarse.

Close-up Of A Businessman Counting Coins Using Calculator At Desk In Office

Los años cotizados por los trabajadores a tiempo parcial se multiplicarán por 1,5

jubilacion-trabajo-parcialGobierno, patronal y sindicatos hace unos años llegaron a un acuerdo en la normativa para el acceso a las pensiones de los trabajadores a tiempo parcial, en respuesta a una reclamación que ponía en duda la constitucionalidad en la forma de calcular el periodo de cotización de los contratos a tiempo parcial: el Tribunal de UE y el Tribunal Constitucional declararon discriminatoria la regulación que regía anteriormente. En ese momento, surge un nuevo marco legislativo con el que se calculaba la cuantía de la pensión, multiplicando los años cotizados por 1,5.

 

De esta manera, y con las modificaciones realizadas en el año 2013 en el sistema de pensiones, se flexibilizaban los requisitos en los años necesarios para acceder a la pensión contributiva de jubilación. Ya no es necesario que los trabajadores acrediten el equivalente a 15 años a jornada completa; hecho que fue reclamado, ya que implicaba cotizar durante más años a jornada parcial para cumplir con estos requisitos.

 

Además, se incluía el derecho al complemento a mínimos, si bien este nunca podría superar la cuantía de la pensión no contributiva. Novedades incorporadas tras la presentación de las propuestas por el secretario de Estado de Seguridad Social de aquellos años al Pacto de Toledo. El acuerdo garantizaba así el principio de igualdad en el acceso a las prestaciones, así como el de contributividad y proporcionalidad entre las aportaciones realizadas y las prestaciones a percibir.

 

Con estas nuevas condiciones que corregían a las anteriores, los trabajadores a tiempo parcial, en su mayoría mujeres, ya no debían acreditar un mínimo de 15 años de cotización, sino que el número dependerá de la proporción de parcialidad en toda su vida laboral, tal y como había propuesto el Gobierno.

 

Jubilación parcial en la actualidad

 

Tras estas medidas, el panorama actual queda reflejado de la siguiente manera: la edad de acceso a la pensión de jubilación en nuestros días depende de la edad del interesado y de las cotizaciones acumuladas a lo largo de su vida laboral, requiriendo haber cumplido 67 años o 65 años, cuando se acrediten 38 años y 6 meses de cotización, aplicándose estos de forma gradual.

 

Este coeficiente se corresponde al porcentaje de parcialidad de la jornada con respecto a la de tiempo completo. Además, la edad mínima puede ser rebajada o anticipada para trabajadores en alta, o en situación asimilada a la de alta, en determinados supuestos especiales entre los que se incluye la jubilación parcial.

 

Si de verdad te preocupa tu pensión contributiva de jubilación, lo ideal es complementar la previsión social pública con un producto de ahorro como los Planes de Pensiones MAPFRE para garantizarte la mejor calidad de vida de cara al día de tu jubilación.

 

jubilacion-tribunal-constitucional-sentencia

El cálculo de la pensión de jubilación de los trabajadores a tiempo parcial era inconstitucional

jubilacion-tribunal-constitucional-sentenciaA raíz de la reclamación de una trabajadora a tiempo parcial al INSS, solicitando una pensión de jubilación que le fue denegada, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea y, posteriormente, el Tribunal Constitucional, pusieron en tela de juicio la constitucionalidad en la forma de calcular el periodo de cotización de los contratos a tiempo parcial cuando se solicitaba una pensión contributiva en nuestro país. El cálculo de la pensión de jubilación de los trabajadores a tiempo parcial se consideró, en aquel entonces, inconstitucional y nulo.

 

De esta manera, con las modificaciones realizadas en el sistema de jubilación en el año 2013, se flexibilizó el requisito de años necesarios para acceder a la pensión contributiva de jubilación: el periodo de cotización se ajustaba así al coeficiente de parcialidad de la vida laboral del trabajador. Antes, los trabajadores a tiempo parcial tenían que acreditar haber cotizado el equivalente a 15 años a jornada completa de forma que, en la práctica, implicaba cotizar durante más años a jornada parcial para cumplir con este requisito.

 

En la actualidad, la edad de acceso a la pensión de jubilación depende de la edad del interesado y de las cotizaciones acumuladas a lo largo de su vida laboral, requiriendo haber cumplido 67 años o 65 años, cuando se acrediten 38 años y 6 meses de cotización, aplicándose estos de forma gradual.

 

Este coeficiente se corresponde al porcentaje de parcialidad de la jornada con respecto a la de tiempo completo. Además, la edad mínima puede ser rebajada o anticipada para trabajadores en alta o en situación asimilada a la de alta en determinados supuestos especiales entre los que se incluye la jubilación parcial.

 

Así, y desde el mes de agosto de 2013, para acreditar los periodos de cotización en el caso de los trabajadores a tiempo parcial se aplican las siguientes reglas:

 

• Se tendrán en cuenta los distintos períodos durante los cuales el trabajador haya permanecido en alta con un contrato a tiempo parcial, cualquiera que sea la duración de la jornada realizada en cada uno de ellos.

A tal efecto, el coeficiente de parcialidad que viene determinado por el porcentaje de la jornada realizada a tiempo parcial respecto de la jornada realizada por un trabajador a tiempo completo comparable, se aplicará sobre el período de alta con contrato a tiempo parcial, siendo el resultado el número de días que se considerarán efectivamente cotizados en cada período.

Al número de días que resulten se le sumarán, en su caso, los días cotizados a tiempo completo, siendo el resultado el total de días de cotización acreditados computables para el acceso a las prestaciones.

 

• Una vez determinado el número de días de cotización acreditados, se procederá a calcular el coeficiente global de parcialidad, siendo este el porcentaje que representa el número de días trabajados y acreditados como cotizados, de acuerdo con lo establecido en la letra a) anterior, sobre el total de días en alta a lo largo de toda la vida laboral del trabajador.

 

• El período mínimo de cotización exigido a los trabajadores a tiempo parcial para cada una de las prestaciones económicas que lo tengan establecido, será el resultado de aplicar al período regulado con carácter general el coeficiente global de parcialidad.

 

• En los supuestos en que, a efectos del acceso a la correspondiente prestación económica, se exija que parte, o la totalidad, del período mínimo de cotización exigido esté comprendido en un plazo de tiempo determinado, el coeficiente global de parcialidad se aplicará para fijar el período de cotización exigible

 

 

 

Como verás, el cálculo de la pensión de jubilación ha variado considerablemente en los últimos años. Si de verdad te preocupa tu pensión contributiva de jubilación, lo ideal es complementar la previsión social pública con un producto de ahorro como los Planes de Pensiones MAPFRE para garantizarte la mejor calidad de vida de cara al día de tu jubilación.

jubilacion-convenio-especial-seguridad-social

Cómo cotizar para la pensión de jubilación si estás desempleado

jubilacion-convenio-especial-seguridad-socialEn los últimos años hemos asistido a un notable incremento del número de parados, que todavía en la actualidad no se ha estabilizado. Ante esta situación, ¿cómo cotizar para la pensión de jubilación si estás desempleado?

 

Los alarmantes datos del número de parados en los últimos años suponen un descenso de cotizantes para la Seguridad Social y en consecuencia, más subsidios por desempleo que pagar. En el caso del desempleado, esta situación supone dejar de cotizar una vez que se termina la prestación por desempleo en el caso de que no vuelva a encontrar un trabajo después. Esto suele ser muy frecuente en personas que están llegando a la edad de jubilación y al tener menos años cotizados puede repercutir negativamente en la cuantía de su pensión.

 

Una solución que permite cotizar para la pensión de jubilación si estás desempleado es aquella a través de la cual se realiza un convenio especial con la Seguridad Social. Con esta posibilidad no sólo se puede mejorar la pensión de jubilación, sino también otras como por ejemplo la de viudedad, incapacidad permanente…

 

 

De esta forma, la persona interesada puede llegar a un acuerdo con la Seguridad Social para establecer cuánto aportará en cotizaciones cada mes y así poder seguir generando la pensión. Pero como requisito es necesario tener cotizados, como mínimo, 1.080 días en los 12 años inmediatamente anteriores a la baja dentro del Régimen de la Seguridad Social de que se trate.

 

Toda aquella persona que esté interesada podrá autocalcular la cuantía antes de solicitar este convenio especial desde un programa que la Seguridad Social ha habilitado para tal fin.

 

¿Quién puede solicitarlo?

 

– Los trabajadores que causen baja en el Régimen de la Seguridad Social en que estén y no queden comprendidos en cualquier otro.

 

– Los trabajadores por cuenta ajena indefinidos y los trabajadores por cuenta propia incluidos en el Sistema de la Seguridad Social, siempre que continúen en situación de alta, tengan 65 o más años y 35 o más de cotización efectiva.

 

– Los trabajadores o asimilados en situación de pluriempleo o de pluriactividad que cesen en alguna de las actividades por cuenta ajena o propia.

 

– Los trabajadores o asimilados que cesen en su actividad por cuenta propia o ajena y sean contratados con remuneraciones que den lugar a una base de cotización inferior al promedio de los 12 meses inmediatamente anteriores a dicho cese.

 

– Los pensionistas de incapacidad permanente total para su profesión habitual, que con posterioridad a la fecha de efectos de la correspondiente pensión hayan realizado trabajos y hubiesen estado incluidos en algún Régimen del Sistema de Seguridad Social y se encuentren en una de las situaciones anteriores.

 

jubilacion-convenio-especial

 

– Los trabajadores que se encuentren percibiendo prestaciones por desempleo o el subsidio por desempleo y cesen en la percepción de las mismas.

 

– Los pensionistas que hayan sido declarados capaces o inválidos parciales.

 

– Los pensionistas de incapacidad permanente o jubilación, a quienes se anule su pensión en virtud de sentencia firme.

 

– Los trabajadores que hayan causado baja a causa de solicitud de una pensión y ésta les sea denegada.

 

Todos los detalles, incluidos la forma y el plazo de solicitud, sobre este Convenio Especial puedes consultarlos en la web de la Seguridad Social. Así, sabrás cómo cotizar para la pensión de jubilación si estás desempleado, si se diera el caso. Además, recuerda siempre contratar un Seguro de Salud MAPFRE para poder disfrutar plenamente de cualquier etapa de tu vida. Te informamos sin ningún compromiso de todas las coberturas a las que puedes tener acceso.

coeficientes-reductores

Los nuevos coeficientes reductores penalizan aún más la jubilación anticipada

coeficientes-reductoresDesde que entró en vigor la última reforma de las pensiones, todos los parámetros se han visto modificados (edad, años cotizados, etc.). Además, los nuevos coeficientes reductores también penalizan aún más la jubilación anticipada. Te informamos.

 

En la actualidad, quien pretenda solicitar la jubilación anticipada de forma voluntaria, se encontrará con una serie de nuevas condiciones desde el pasado 2013, que dificultan el acceso. Dichas medidas estaban encaminadas a sostener el sistema financiero y para ello, es necesario prolongar la vida activa de los trabajadores. Por ello, se introdujeron cambios en la edad mínima o en los años de cotización necesarios para acceder a la jubilación, además de sacar a la luz unos nuevos coeficientes reductores que penalizan aún más la jubilación anticipada.

 

Antes de la reforma, los coeficientes reductores que penalizaban el anticipo del retiro en función de los años cotizados se fijaban en dos tramos: un 1,875%  por trimestre si el trabajador tenía menos de 38 años y 6 meses cotizados, y un 1,625% por trimestre en el caso de haber cotizado 38 años y 6 meses o más.

 

 

Hoy en día nos encontramos con cuatro tramos diferentes y vemos que los coeficientes reductores se han incrementado:

 

1. Coeficiente del 2% por trimestre cuando se acredite un período de cotización inferior a 38 años y 6 meses.

 

2. Coeficiente del 1,875% por trimestre cuando se acredite un período de cotización igual o superior a 38 años y 6 meses e inferior a 41 años y 6 meses.

 

3. Coeficiente del 1,750% por trimestre cuando se acredite un período de cotización igual o superior a 41 años y 6 meses e inferior a 44 años y 6 meses.

 

4. Coeficiente del 1,625% por trimestre cuando se acredite un período de cotización igual o superior a 44 años y 6 meses.

 

Sin duda, la posibilidad de jubilarse de forma anticipada asegura al trabajador el adelanto de la edad de su jubilación, pero para compensar, su pensión tiene que ser inferior, ya que como es obvio, este hecho tiene un gran impacto en las cuentas de la Seguridad Social.

 

Conociendo los nuevos coeficientes reductores que penalizan aún más la jubilación anticipada, quizás es una buena opción esperar a tener la edad mínima obligatoria para jubilarse de forma ordinaria. A pesar de ello, no dudes en contratar un Seguro de Salud MAPFRE para mantenerte al 100% en cualquier situación. Te informamos de las diferentes coberturas que te ofrece cada póliza.

coeficientes-reductores-jubilacion