Archivo de la etiqueta: envejecimiento población

Businessman in elegant suit with his jacket hanging over his shoulder standing in mown wheat field looking into the distance under a majestic evening sky with a setting sun.

¿Cómo se garantizará la sostenibilidad del sistema de pensiones en el futuro?

futuro sistema pensiones

La sostenibilidad del sistema de pensiones es, sin duda alguna, una de las cuestiones que más preocupan en la actualidad, dado el número de desempleados y el progresivo envejecimiento de la población. De hecho, el factor de sostenibilidad es uno de los pilares fundamentales de la reforma de las pensiones que se llevó a cabo en nuestro país en el año 2013. ¿Cómo se garantizará la sostenibilidad del sistema de pensiones en el futuro?

 

Esta es una pregunta que llevan formulándose los expertos hace años y que hoy día sigue siendo uno de los grandes interrogantes. Es el momento de pensar en planificar el futuro, por lo que los expertos llevan años pidiendo que se reabran los debates sobre cómo se garantizará el sistema de pensiones. Ya en su momento, la presidenta de la patronal aseguradora Unespa, Pilar González de Frutos, pidió durante la celebración de una jornada que se convocara una reunión en la que participaran todos los actores implicados “para aportar su visión de mejora”. Entre las propuestas de Unespa para garantizar las pensiones en el futuro se encontraban la de implantar un sistema automático de reequilibrio, así como fomentar y mejorar fiscalmente el tratamiento de los planes de pensiones.

 

 

Y es que desde la entrada en vigor de la reforma del sistema de pensiones, a las variables ya existentes para el cálculo de la pensión se le añaden dos nuevas variables. Desde su entrada en vigor se tiene en cuenta, al calcular la primera pensión de los nuevos jubilados, la esperanza de vida en dicho momento. A esto se le conoce como factor de equidad intergeneracional. Por su parte, el segundo componentes del factor de sostenibilidad supone ligar la revalorización de las pensiones a la salud de las arcas públicas.

 

Ante la incertidumbre, los expertos apuntan que la sostenibilidad del sistema se mantendrá pero no como lo conocemos en la actualidad. Una situación que remarca la importancia de contar con un Plan de Pensiones MAPFRE para garantizarse así la mejor calidad de vida  llegado el día de jubilarse.

Pedestrian Sign with people in the background and copy space

A fondo: El aumento de la longevidad, un desafío para los sistemas de pensiones

“Actualmente una de cada nueve personas tiene 60 o más años de edad, y las proyecciones indican que la proporción será una de cada cinco personas hacia 2050, el envejecimiento de la población es un fenómeno que ya no puede ser ignorado”, advertía hace un par de años la ONU en su informe “Envejecimiento de la Población: una celebración y un desafío”, elaborado por la UNFPA.

 

Según este organismo, el aumento de la longevidad es un fenómeno a nivel mundial y para 2020 habrá más de mil millones de personas mayores de 60 años. En 2050, esta cifra se duplicará y, por primera vez, este colectivo superará en número al de menores de 15 años. Este estudio señala, además, hacia la feminización del envejecimiento: hay más mujeres mayores que hombres.

 

La mitad de los hombres mayores de 60 años y un cuarto de las mujeres, forman parte de la fuerza laboral. Eso significa que contribuyen al sistema de pensiones pero “muchos mayores sufren discriminación, abusos y violencia”. Por eso, la ONU hizo un llamamiento para que se termine con esto y se invierta más en este colectivo. Indica también que es necesario romper con la percepción de que los mayores son una carga para la sociedad.

 

Aumento de la esperanza de vida en España

Los sistemas de pensiones se enfrentan a grandes retos decisivos de cara a las tendencias demográficas. El envejecimiento de la población y la menor tasa de natalidad han provocado el aumento de la edad media de la población de nuestro país. Factores que desequilibran la relación entre los años de ahorro necesarios para la jubilación y los años de cobro de la jubilación. Ante este panorama, en el año 2013 se aprobó una modificación en el sistema de pensiones, que incorpora tres normas principales para sostener el sistema de pensiones en nuestro país: retraso en la edad de jubilación en España, aumento del periodo de cómputo para calcular la base reguladora y el incremento de 35 a 37 en los años de cotización necesarios para cobrar el 100% de la pensión.

 

Además de las transferencias públicas en forma de pensiones, las personas mayores viven con los ingresos del trabajo, las aportaciones privadas de la familia y los activos financieros o de otro tipo. Mientras en los países en desarrollo predominan las transferencias entre familias, en los países desarrollados “los mercados de capitales ofrecen una amplia gama de instrumentos financieros para el ahorro y un mayor promedio de ingresos permiten un mayor ahorro durante la vida laboral”.

 

De esta manera, los productos de ahorro de cara al día de la jubilación se convierten en complemento ideal a las pensiones públicas en nuestro país.

 

De hecho, recientes noticias cifran en 105.000 millones el acumulado de los españoles en planes de pensiones. Ante la reforma llevada a cabo en los últimos años, estos productos de ahorro se convierten en la mejor garantía de cara al día de nuestra jubilación. Los Planes de Pensiones MAPFRE cuentan además con el valor añadido de protegerte y de saber adaptarse a cualquier tipo de ahorro.

envejecimiento poblacion PIB Fitch

El impacto del envejecimiento de la población española en el PIB será de 8 décimas en 2020

envejecimiento poblacion PIB FitchOrganismos internacionales, como la OCDE, han advertido del sombrío horizonte que se cierne sobre los sistemas de pensiones de los países desarrollados debido al envejecimiento de la población. Hasta el punto de que los futuros jubilados cobrarán un 25 % menos de pensión. Otro efecto derivado del aumento de la esperanza de vida será el incremento del gasto sanitario, como advirtió meses atrás la agencia de calificación crediticia Standard & Poor’s. Ahora avisa la agencia Fitch: el envejecimiento de la población en España provocará un segundo impacto fiscal a largo plazo, lo que se reflejará en ocho décimas en el PIB en el año 2020 y de cuatro en 2050. Fitch advierte de que si no se acometen reformas para evitar esto, los ratios de la deuda pública respecto al PIB aumentarán un 6,9 % en 2020 y un 39,4 % en 2050. Estos datos han sido publicado en el informe “Costes de envejecimiento: la segunda crisis fiscal”.


 

Si no se reforman los sistemas de pensiones, la agencia de calificación crediticia tendría que bajar la calificación a los países que se enfrentan a una mayor presión por la longevidad de la población, que son Japón, Irlanda y Chipre en los próximos diez años y Luxemburgo, Bélgica, Malta y Eslovenia a largo plazo. Asimismo, pone como ejemplo de buen hacer las reformas llevadas a cabo en Portugal, Grecia e Italia, ya que con ellas se lograrán neutralizar los efectos de una mayor esperanza de vida sobre las finanzas públicas a largo plazo.

 

Como consecuencia de ese impacto en el PIB, muchos de estos países experimentarían una escalada de la deuda pública en relación con el PIB. La media de la UE-27 subiría un 6,9 % en 2020 y 119,4 %, en 2050, señala el informe, recogido por Europa Press.

compatibilizar trabajo y pension jubilacion

Compatibilizar trabajo y pensión, con la edad ordinaria de jubilación y el 100% de la base reguladora

Todavía quedan varios aspectos por decidir y desarrollar en materia de pensiones para favorecer el sostenimiento financiero del sistema. Por ejemplo, se está perfilando el factor de sostenibilidad, que se espera esté definido para mitad de año. También se están negociando con el Pacto de Toledo las propuestas sobre jubilación anticipada y parcial. Y están pendientes, además, nuevas medidas para facilitar el poder compaginar el cobro de una parte de la pensión de jubilación con un salario. La propuesta para ello se recoge en el “Informe sobre la compatibilidad de la percepción de la pensión de jubilación y la realización de una actividad”, enviado al Pacto de Toledo.

 

La propuesta planteada en el informe consiste en compatibilizar la pensión con un salario, tanto para empleos por cuenta ajena como propia, siempre que se haya cumplido la edad legal de jubilación y se hayan cotizado los años mínimos exigidos para recibir el 100 % de la pensión (los que dan acceso al 100 % de la base reguladora, que hasta 2019 serán 35 años y 6 meses). Es decir, no sería una opción para los jubilados de forma anticipada. El trabajo, además, debería desarrollarse en el ámbito privado. Es decir, que no podrían acceder a esta modalidad los funcionarios.

 

“Esta nueva regulación sería compatible con otras figuras que tienen como finalidad el favorecimiento de la prolongación de la vida activa, como es el caso de la jubilación demorada o la exoneración de cotizaciones”, indica el informe.


 

En el documento se justifica este cambio en la normativa por el envejecimiento de la población, que está elevando el número de pensiones que debe abonar y con una cuantía más alta y además han de abonarse durante más tiempo. Todo para que el sistema de pensiones público mantenga un importante grado de viabilidad económico-financiera, además de una cuantía adecuada de la pensión, señala el informe.

 

Solo 789 personas se han acogido a la jubilación flexible (dato de 2011). Esta modalidad permite trabajar de forma parcial y cobrar parte de la pensión pero solo si es un trabajo por cuenta ajena (no es posible con una actividad por cuenta propia, por ejemplo un autónomo). A la modalidad de jubilación demorada (esto es, los que trabajan después de cumplir la edad legal de jubilación) están inscritas solo 17.578 personas.

envejecimiento población española

Madrid, comunidad con mayor esperanza de vida con 83,6 años

envejecimiento población españolaEl envejecimiento de la población española continúa de forma progresiva. Vivimos más años y la esperanza de vida al nacer se sitúa en los 82,1 años. Una cifra que se eleva de forma significativa para las féminas si se desglosa por sexo: 85 años las mujeres (y 79,1 años los hombres), de acuerdo a los datos recién publicados del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie), basados en cifras de 2011.

 

La población de Madrid es la que cuenta con una mayor esperanza de vida de todas las comunidades autónomas de España. De media son los 83,6 años. Y separando hombres y mujeres, 80,7 y 86,1, respectivamente (dentro de Madrid, la región más envejecida es Chamberí, según la estadística del Ayuntamiento de Madrid). La segunda autonomía más longeva es Navarra con 83,4 años considerando ambos sexos, y de 80,8 y 86 para hombres y mujeres, respectivamente. Las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla registran la menor esperanza de vida, con 80 años (77,1 y 83 para hombres y mujeres, respectivamente).

 

“Asturias, Cantabria y Galicia son las regiones con una mayor diferencia por sexo, mientras que Castilla-La Mancha y Navarra presentan la menor distancia en esperanza de vida al nacer entre hombres y mujeres”, señala el estudio.


 

El Ivie expone en su estudio la evolución de la esperanza de vida desde el año 1975. Desde ese año hasta 2011, aumentó 8,4 años, un promedio de un año por cada lustro, pasando de 73,7 años a los 82,1 actuales. Por provincias, Soria es la más envejecida con 83,7 años y Ceuta la menos con 79,6 años, según reflejan las Tablas de Mortalidad de España y sus Regiones que elabora el Ivie.

 

La edad media de los españoles también ha aumentado: ahora es de 41,4 años y en 1975 era de 33,2, es decir, 8,2 menos que ahora. En este apartado, Asturias cuenta con una edad media más alta: 46 años, 42, 7 en el caso de las mujeres y 40 la de los hombres. Le siguen Castilla y León y Galicia. Por provincias, el primer lugar lo ocupa Ourense, con una edad media de 48,4 años. Y en el último puesto se encuentran Melilla, Murcia y Andalucía.

pérdida población activa

Los sistemas de pensiones se resentirán por la disminución de la población activa en 2020

pérdida población activaLa población en edad de trabajar disminuirá en las principales economías de media un 4 % durante los próximos ocho años, según un informe de Mercer. En España, “el grupo de edad de 15-64 como porcentaje de la población total se reducirá un 1 % en 2020″. Y eso afectará a los sistemas de pensiones, advierte Mercer.

 

“El grupo de edad entre 15-64 años es económicamente vital y se prevé que caiga hasta en un 6% como porcentaje del total de la población en algunos países durante los próximos ocho años, destacando la presión sobre los sistemas de pensiones nacionales insuficientemente dotados”, destaca Mercer.

 

El país a la cabeza en disminución de población activa será Japón, con un 6 % menos en 2020 (se pasará del 76 % actual al 70 % ese año). Le siguen, con un 4 %, Canadá y Rusia. La pérdida será del 2 % en China, Reino Unido y Estados Unidos.



 

Por el contrario, la población en edad de trabajar aumentará un 3 % en Pakistán y un 2 % en Brasil, India, Indonesia y México.

 

“A pesar de que los cambios parecen pequeños en términos porcentuales, hay que destacar que es un cambio demográfico dramático durante los próximos ocho años, ya que representa a cientos de millones de trabajadores, y puede tener un impacto importante en los sistemas de pensiones estatales”, advierte Begoña Benito, socia de las áreas de Previsión Social y de Asesoramiento Legal de Mercer.

 

Algunos gobiernos están afrontando ese cambio demográfico vinculado al envejecimiento de la población y la baja natalidad con el “aumento la edad mínima para el pago de la pensión pública y a través de la reducción de la pensión”, señala Benito. “Una reducción en el número de los grupos más económicamente activos se puede observar como una reducción de los fondos disponibles para los programas de bienestar, salud y jubilación”. Por eso, Mercer considera necesario que tanto empresas como empleados se planteen de nuevo “cómo deben preparase y estructurar su jubilación“.