Archivo de la etiqueta: jubilacion parcial

La vicepresidenta, ministra de la Presidencia y portavoz, Soraya Sáenz de Santamaría, y la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

A fondo: jubilación anticipada y parcial, requisitos desde 2013

jubilacion anticipada parcial nuevas medidasDesde el 1 de abril de 2013, las condiciones para acceder a la jubilación anticipada y parcial cambiaron, y se establecieron ciertos requisitos más rígidos. Repasamos qué dice la reforma de las pensiones respecto a estas modalidades de retiro laboral.

 

La puesta en marcha de la última reforma de las pensiones endurecía aún más el acceso a la jubilación anticipada y parcial, estableciendo ciertos requisitos de obligado cumplimiento desde 2013. Esta nueva legislación es un intento de acercar la edad real de jubilación a la edad legal, algo que solicitó Bruselas en su día con el fin de mejorar el sistema de pensiones y adaptarlo al incremento de la esperanza de vida.

Jubilación anticipada

Dentro de esta modalidad de jubilación hay que distinguir entre jubilación anticipada forzosa y jubilación anticipada voluntaria. En ambos casos, la edad para acceder a ellas se está elevando de forma progresiva desde el año 2013 hasta el próximo 2027, pasando de 63 a 65 en el caso de la voluntaria y de 61 a 63 cuando se da la jubilación anticipada forzosa.

 

 

También son necesarios más años de cotización: el periodo mínimo para acceder al retiro anticipado voluntario es de 35 años y para la jubilación anticipada no voluntaria se exigen 33 años cotizados.

 

En cuanto a los coeficientes reductores, que son los porcentajes que se aplican por cada trimestre que se adelanta la jubilación con respecto a la edad ordinaria, la última reforma introduce más tramos. Como es obvio, estos porcentajes suponen una reducción de la cuantía de la pensión y tal como señalaba el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, “se introduce una mayor gradualidad en la aplicación de coeficientes reductores atendiendo a la carrera de cotización, con el objetivo de reforzar el principio de neutralidad y contributividad”.  jubilacion anticipada voluntaria

¿Cuáles son estos coeficientes reductores?

Para la jubilación anticipada voluntaria se establece una reducción por trimestre del 2%, para periodos de cotización inferiores a 38 años; del 1,875%, para periodos de entre 38 años y 6 meses y 41 años y 6 meses; del 1,750% para periodos entre 41 años y 6 meses y 44 años y 6 meses; y del 1,625% a partir de los 44 años y 6 meses.

 

Para la jubilación anticipada forzosa, se establece una reducción de 1,875% para los periodos de cotización de hasta 38 años y 6 meses; del 1,750% para periodos entre 38 años y 6 meses; del 1,625% para periodos entre 41 años y 6 meses y 44 años y 6 meses; y del 1,500% a partir de los 44 años y 6 meses. jubilacion anticipada forzosa

Jubilación parcial

Con los nuevos requisitos necesarios para jubilarse de forma parcial, se intenta volver al objetivo original de esta modalidad de retiro: facilitar la transmisión intergeneracional de conocimiento y experiencias. Según afirmó la Seguridad Social, “se evita así que se utilice como una forma de acceso privilegiado a una jubilación anticipada”.

 

La nueva legislación aumenta la edad y los años cotizados para acceder a ella, aunque continúan sin aplicarse coeficientes reductores.

 

– Se limita al 50% la reducción máxima de jornada con carácter general.

 

– Se permite alcanzar el 75% de reducción máxima cuando la medida venga acompañada de la formalización de un contrato de relevo con un trabajador más joven, con carácter indefinido, a tiempo completo y una duración mínima de al menos dos años, más lo que reste al trabajador para alcanzar la edad ordinaria de jubilación. El incumplimiento de esta condición generará obligaciones de compensación al empresario.

 

– Se eleva el periodo mínimo de cotización del trabajador hasta los 33 años (25 años en el caso de personas con discapacidad).

 

jubilacion parcial

 

Después de analizar a fondo los requisitos que se establecen desde 2013 para la jubilación anticipada y parcial, y considerando todas las condiciones que hay que cumplir para acceder a la jubilación ordinaria, es recomendable contratar cuanto antes un Plan de Pensiones MAPFRE para disfrutar al 100% de esta etapa de la vida tan merecida. Te informamos totalmente gratis de cualquier duda que tengas, para elegir el plan que más te conviene.

El acceso de los autónomos a la jubilación anticipada

El acceso de los autónomos a la jubilación anticipada, aún más difícil con las nuevas condiciones

jubilacion-anticipada-parcial Los autónomos tienen el derecho de jubilarse cumpliendo las mismas condiciones que los trabajadores por cuenta ajena. Aunque conseguir una pensión similar ya es complicado, el acceso de los autónomos a la jubilación anticipada es aún más difícil con las nuevas condiciones.

 

Para acceder a la jubilación ordinaria, un trabajador por cuenta propia debe cumplir con todos los requisitos de edad y periodos cotizados de la misma forma que los trabajadores por cuenta ajena. Las diferencias entre un tipo de trabajador y otro ya son notables en cuanto a la cuantía de la pensión, pero si nos fijamos en el acceso de los autónomos a la jubilación anticipada, ésta es aún más difícil con las nuevas condiciones.

 

A lo largo de la historia, ni la ley ni el Estatuto de los Trabajadores han puesto en marcha normas que favorecieran a los autónomos. Esta tendencia cambió con la reforma de 2013 que permitió a los trabajadores por cuenta propia jubilarse de forma anticipada cuando lo deseasen y no sólo por una causa de fuerza mayor. Esto impedía que casi ningún profesional autónomo se pudiera acoger a esta modalidad de jubilación. En concreto, el estatuto decía lo siguiente:

 

 

Se reconoce la posibilidad de jubilación anticipada para aquellos trabajadores autónomos que desarrollen una actividad tóxica, peligrosa o penosa, en las mismas condiciones previstas para el Régimen General.

 

Con los cambios acontecidos después del 1 de abril de 2013, la situación parece ser mucho más favorable para los autónomos, aunque sigue siendo claramente insuficiente. En cualquier caso, se reconoce el derecho a la jubilación anticipada, entendiéndose como tal la que se realiza como máximo dos años antes de llegar a la edad mínima legal para la jubilación ordinaria.

 

La primera dificultad con la que se encuentran los autónomos para poder acceder a la jubilación anticipada son los coeficientes reductores que llegan hasta el 8% por cada año anticipado. Además de la edad exigible de dos años menos que la oficial (que pasa de los 63 años hasta los 65 años en 2027) se exige acreditar 35 años de cotizaciones, cuando anteriormente se hablaba de 33 años.

 

Si se cumplen estas condiciones, la exigua pensión de jubilación será todavía más baja al aplicar los coeficientes reductores específicos. Esto significa que partimos de una reducción de la pensión del 8% para todos los autónomos que acrediten menos de 38 años y medio de cotizaciones (la práctica mayoría), de 7,5% desde los 38 años y medio hasta los 41 y medio, un 7% desde los 41 y medio hasta los 44 y medio, y un 6,5% para tiempos de cotización a partir de los 44 años y medio. Además:

 

El importe de la pensión a percibir ha de resultar superior a la cuantía de la pensión mínima que correspondería al interesado por su situación familiar al cumplimiento de los 65 años de edad. En caso contrario, no se podrá acceder a esta fórmula de jubilación anticipada.

 

Como nota final, el veto a la jubilación anticipada forzosa es un lastre que lleva el colectivo autónomo, porque si bien en el Régimen General, esta modalidad está disponible para los trabajadores que sufren despidos o situaciones similares, o por situación de crisis, a los autónomos no se les reconoce esta situación. Por poner el símil, no se permite la jubilación anticipada forzosa por motivos de cese de negocio, de traspaso o de fin de contrato con los clientes.

 

Dado que el acceso de los autónomos a la jubilación anticipada es aún más difícil con las nuevas condiciones, si te encuentras en esta modalidad de trabajo y pretendes retirarte del mundo laboral antes de alcanzar la edad mínima de jubilación ordinaria, recuerda contratar un Plan de Pensiones MAPFRE cuanto antes para asegurar tu futuro. Te informamos de todo lo que necesites para que puedas elegir el producto que mejor se ajusta a tus necesidades.

Couple walk retriever dog autumn sunset countryside meadow holding hands

¿A qué edad puedo jubilarme?

¿A qué edad puedo jubilarme? La última reforma de las pensiones pone en duda la respuesta a la pregunta: ¿a qué edad puedo jubilarme? Durante toda la vida laboral, ésta es una de las cuestiones que más nos asalta, por lo que hoy te ayudamos a resolverla.   

 

Antes de que entrara en vigor esta normativa, la edad general para poderse jubilar era de 65 años. Pero, desde el año 2013, ¿a qué edad puedo jubilarme? Esta edad se va incrementando de forma progresiva hasta llegar a los 67 años en 2027, por lo que es recomendable que cada persona sepa exactamente cuál es la edad mínima a la que podrá retirarse de la actividad laboral.
A pesar de tener en cuenta estos datos, calcular la edad mínima actual de jubilación no es algo sencillo, ya que pueden variar los meses exactos de un año a otro. Esta situación se complica aún más cuando nos encontramos en algún caso especial o si nos salimos del Régimen General de la Seguridad Social.

Por norma general

Desde el pasado 1 de enero de 2013, la edad de jubilación en España irá aumentando gradualmente hasta los 67 años. También hay posibilidad de jubilarse en esta fecha a los 65 años si se acumula un periodo cotizado de, al menos, 38 años y 6 meses.

 

 

Centrándonos en el Régimen General, la edad de jubilación y los períodos de cotización mínimos exigibles van variando cada año en pequeños intervalos. Comenzó en 2013 con 35 años y 3 meses o más cotizados para jubilarse a los 65, y finalizará en los 67 años en 2027 con 38 años y 6 meses cotizados, excepto si tenemos trabajado este periodo o más, en cuyo caso será factible hacerlo a los 65 años. En esta tabla puedes verlo de una forma mucho más clara:

 

edad jubilacionSegún esta ley, la jubilación este año 2016 será a los 65 años si hemos cotizado 36 años o más. En caso contrario, la edad necesaria serán 65 años y 4 meses.

 

Además de esta norma general, nos encontramos con algunas excepciones, casos especiales y otros regímenes de cotización, como por ejemplo:

 

– Jubilación anticipada a partir de los 60 años por tener la condición de mutualista.

 

– Jubilación anticipada a partir de los 61 años sin tener la condición de mutualista.

 

– Jubilación parcial.

 

– Jubilación especial a los 64 años, para quienes resulte de aplicación la legislación anterior a 1-1-2013, de conformidad con lo establecido en la disposición final 12.2 de la Ley 27/2011, de 1 de agosto.

 

– Jubilación del personal del Estatuto Minero, personal de vuelo de trabajos aéreos, ferroviarios, artistas, profesionales taurinos, bomberos y miembros del cuerpo de la Ertzaintza.

 

– Jubilación flexible.

 

– Jubilación de trabajadores afectados por una discapacidad igual o superior al 45% o al 65%.

 

Estas excepciones se dan en los casos correspondientes, siempre que el interesado esté dado de alta o en situación asimilada al alta, y no se puede dar el caso de que un trabajador acumule coeficientes reductores y pueda percibir una pensión a una edad inferior a 52 años, salvo los trabajadores de la Minería del Carbón y Trabajadores del Mar que en enero de 2008 tuviesen reconocidos coeficientes reductores.

 

No sólo hay que saber a qué edad puedo jubilarme, sino también los años cotizados que son necesarios, así como la base de cotización que determinará la prestación por jubilación. Dado que la pensión será inferior al salario recibido durante toda la etapa activa, es recomendable contratar un Plan de Pensiones MAPFRE cuanto antes para adelantarse al futuro y asegurar esta última etapa de la vida.

 

LO QUE DEBES SABER...

  • La edad de jubilación en 2016 es de 65 años y 4 meses si se cotizaron menos de 36 años, o de 65 años en caso de haber cotizado más.
  • La edad de jubilación se incrementará gradualmente hasta alcanzar los 67 años en 2027, o bien 65 años si hemos cotizado más de 38 años y 6 meses.
  • Las excepciones a la edad mínima de jubilación no son pocas, lo primero es comprobar si podemos acogernos a alguna para jubilarnos antes.

2581755176_918b9455f2_z

¿Qué pasa si no nos queremos jubilar?

Anciano artesano Cuando hablamos de la jubilación, en ocasiones podemos verlo como algo inevitable y en otras como algo deseado. Este momento llegará bien porque queramos, porque no nos queden fuerzas… Pero, ¿qué pasa si no nos queremos jubilar?

 

Para muchos la jubilación será un momento muy ansiado, pero otras personas pueden plantearse que prefieren seguir trabajando por diversos motivos, como por ejemplo porque se sientan útiles, con su mente al 100%, con ganas de seguir… Estos casos pueden resultar extraños pero también existen. Por lo tanto, ¿qué pasa si no nos queremos jubilar?

Seguir trabajando a partir de los 65

Hoy en día es posible jubilarse a los 65 años, pero en 2027 esto sólo será posible si hemos cumplido los 67. Aunque hemos de aclarar que ésta es una edad mínima, no obligatoria, por lo que no existe a priori ninguna traba para seguir trabajando. Sin embargo, no se puede percibir el 100% de la pensión junto con un salario, salvo algunas excepciones. Otra opción es la jubilación parcial.

 

 

Para seguir trabajando aun habiendo cumplido la edad mínima de jubilación, es importante tener un sitio donde hacerlo o una ocupación que nos reporte beneficios. Aunque esto sólo es posible en el sector privado, ya que el funcionariado funciona de diferente manera.

 

Algunas opciones posibles para hacer realidad esto es seguir trabajando en la empresa familiar, seguir ejerciendo como abogado o como asesor fiscal, abrir un negocio… Aunque ya se hayan cumplido los 65 años no debemos pensar que es incompatible con trabajar, pero es cierto que hay determinados puestos que requieren un esfuerzo físico y que pueden ser más difíciles de desempeñar a determinadas edades.

 

En estos casos nos podemos encontrar con dos situaciones opuestas e igual de injustas: por un lado, nos podemos encontrar con gente que siga trabajando de forma obligatoria porque no le alcance para vivir de la pensión y del ahorro privado, y por otro, también hay casos en los que gente con ganas e ilusión por seguir trabajando, no puedan.

 

Quizás la respuesta a ¿qué pasa si no nos queremos jubilar?, estaría mucho más clara si el Gobierno planteara esta cuestión de otro modo diferente, como por ejemplo con algún tipo de bonificación para empresas que contraten a gente mayor de esa edad. Sea como sea el caso, lo más importante es mantenerse con todas las fuerzas y energías para trabajar durante los años que sean necesarios y para ello, la mejor opción es contratar un Seguro de Salud MAPFRE. ¡Infórmate sin ningún compromiso de todas sus coberturas!

 

LO QUE DEBES SABER...

  • La edad de jubilación es una edad mínima, no la edad obligatoria para elegir el retiro.
  • Si la empresa quiere y el trabajador quiere y se encuentra en plenitud de facultades, ¿por qué no trabajar?.
  • Si tenemos necesidad de complementar la pensión y los ahorros privados, podemos hacerlo y hay fórmulas para ello.

2236766974_c76d35898c_n

¿Se puede trabajar estando jubilado?

Si alguna vez te has planteado esta cuestión, hoy te desvelamos la respuesta: sí se puede trabajar estando jubilado, pero no quizá de la manera que estás pensando.

 

Hoy en día es posible estar trabajando, y que te paguen por ello, y al mismo tiempo cobrar la pensión de jubilación gracias a lo que conocemos como jubilación parcial, que establece una serie de condiciones.

6871916845_829577aa0d_z

La jubilación parcial

Esta modalidad de jubilación permite al trabajador compatibilizar su condición de pensionista con un trabajo a tiempo parcial. De esta manera, será necesaria una reducción de la jornada de trabajo y del sueldo entre un 25% y un máximo del 50%, siempre y cuando se reúnan todos los requisitos (excepto la edad) para acceder a la jubilación.

 

Siempre que nos encontremos con alguno de estos supuestos excepcionales, se puede trabajar estando jubilado:

  • Los ingresos anuales totales no pueden superar el salario mínimo interprofesional (SMI).
  • Si eres un profesional de alguna rama liberal colegiada, como por ejemplo médico o abogado, que has cotizado a una mutualidad de previsión alternativa a la Seguridad Social.
  • Si eres un profesor universitario emérito o licenciado sanitario que trabaja en el sector público.

 


 

Si estás pensando en esta alternativa porque crees que necesitarás unos ingresos extra cuando te jubiles, debes saber que se puede trabajar estando jubilado pero sólo bajo las circunstancias anteriores. De lo contrario, puedes adelantarte a tu futuro y contratar un plan de pensiones para seguir manteniendo el ritmo de vida que se esperaba.

 

Foto | JaseCurtis

 

LO QUE DEBES SABER…
  • Se puede trabajar y cobrar la pensión en casos excepcionales.
  • Cuando se trate de trabajos puntuales por los que no se gane más del salario mínimo interprofesional (SMI) en cómputo anual.
  • Si eres un profesional liberal colegiado (médico, abogado…) que haya cotizado a una mutualidad de previsión alternativa a la Seguridad Social, o ser profesor universitario emérito o licenciado sanitario que trabaja en el sector público.
  • Existe la opción de la jubilación parcial.
empleo-jubilados

A fondo: El 60 % de los jubilados que trabajan en la UE no lo hacen por motivos económicos

empleo-jubiladosLa Comisión Europea recomienda prolongar la vida laboral para envejecer de forma activa (y, de paso, ayuda a seguir contribuyendo con el sistema de pensiones). En los últimos años, en los países de la UE han aumentado de forma notable los trabajadores que continúan trabajando una vez jubilados. Este empleo proporciona de media más de la mitad de sus ingresos, según el informe “Income from work after retirement in the EU”, elaborado por Eurofound. La tasa de empleo en Europa entre los de 65 y 69 años ha crecido de un 8,8 % en 2005 a un 10,5 % en 2011. Sobre todo en Finlandia, Reino Unido, Lituania, Alemania y Austria. En España, ha pasado del 4,5 % al 5% en ese periodo.

 

Ese incremento de personas que trabajan después de la jubilación refleja la “inadecuación de las pensiones”, que se ve agravada por el aumento de los costes y la disminución de los ingresos por la crisis económica. “Los jubilados afectados por insuficiencia de ingresos a menudo han trabajado durante décadas en empleos precarios o en trabajos no remunerados, como criar a los hijos y las tareas domésticas”, indica el informe. La mayoría de los jubilados tienen ingresos bajos, pero también se encuentran personas retiradas con ingresos más altos que simplemente trabajan por una necesidad económica, por ejemplo pagar la hipoteca o apoyar a personas cercanas a ellos. El 20 % de los jubilados que trabajan en la UE lo hacen por motivos económicos.


 

Además de por una necesidad económica, en otros casos se prolonga la vida laboral porque se alcanza una edad de jubilación más saludable que generaciones anteriores, un nivel educativo más alto y por disfrutar de su trabajo. Para ellos, su puesto de trabajo desempeña un papel importante en su vida y supone una forma de estar integrados socialmente. “Por lo menos el 60 % de los jubilados que trabajan están motivados principalmente por aspectos no monetarios”, subraya el informe. Las diferentes opciones de jubilación parcial creadas en los últimos decenios han propiciado continuar trabajando pero con menor intensidad. Esto permite que mucho jubilados continúen trabajando de forma voluntaria, sin renunciar al ocio y las actividades de voluntariado. “Si se facilitan opciones para este grupo, el trabajo después de la jubilación puede contribuir a su calidad de vida, y a la sostenibilidad a largo plazo de los sistemas de pensiones”.

 

tasa-empleo-ue

 

El informe revela que muchos jubilados quieren trabajar pero no tienen oportunidad de hacerlo, bien porque no han encontrado un trabajo que se ajuste a sus preferencias y experiencia, bien porque no pueden compatibilizarlos por responsabilidades familiares o problemas de salud.

 

El perfil del jubilado que trabaja es un hombre, relativamente joven, con un nivel bajo de educación. Sin embargo, las personas con un mayor nivel educativo son más propensas a trabajar después de la jubilación. “Los jubilados que viven en las zonas urbanas y los que tienen una hipoteca son también más propensos a tener un empleo”.

 

La mitad trabaja por cuenta propia y la gran mayoría a tiempo parcial. Sobre todo se emplean en el sector de actividades profesionales, científicas y técnicas del sector agrario y pesquero. Es raro que los jubilados trabajen en la administración pública, detalla el informe. Y con relativa frecuencia trabajan en pymes.

 

tasa-empleo-mayores-ue

 

Identifica cinco grupos de trabajadores:

 

1- Un grupo amplio de trabajadores de los sectores agrícola y de la pesca, que trabajan pocas horas. Se encuentran sobre todo en Austria, Grecia, Polonia, Portugal y Rumanía.

 

2- Otro grupo de jubilados más jóvenes, con un trabajo a tiempo parcial. Son empleos en servicios y de ventas, y en su mayoría son mujeres.

 

3- También son jubilados jóvenes con un trabajo a tiempo parcial pero en su mayoría hombres que trabajan como técnicos.

 

4- Jubilados de zonas urbanas con una educación superior y que desempeñan actividades profesionales y a menudo por cuenta propia. “Este grupo es relativamente dominante, por ejemplo, en Hungría, Lituania, Polonia y Suecia”.

 

5- Trabajadores por cuenta propia, con empleos como gerentes, legisladores, artesanos o comerciantes. Predominan los hombres. “Está particularmente bien representado en Bélgica, Grecia, Italia y España”.

 

El informe da pautas a gobiernos, empresas y ciudadanos para mejorar la situación de los millones de jubilados que trabajan en Europa.