Como se especifica desde la web del Ministerio del Interior, la carta de invitación a España es un documento que cumplimenta una persona que reside en el territorio nacional para invitar a otra extranjera. De este modo, la primera asume el compromiso de costear todos los gastos de alojamiento durante el periodo de estancia del beneficiario.

En otras palabras, este escrito se utiliza como una invitación de parte de particulares a favor de extranjeros que pretenden acceder a España. Los motivos de este desplazamiento pueden ser de carácter turístico o privado.

¿Cómo se gestiona una carta de invitación a España?

Para formalizar una carta de invitación a España es necesario que el interesado reúna alguna de las siguientes condiciones:

  • Ciudadano español.
  • Nacional de un estado miembro de la Unión Europea o beneficiario del régimen comunitario.
  • Extranjero residente legal en España.

El trámite se debe realizar de forma personal en la comisaría de policía que corresponda según el lugar de residencia del solicitante. Es importante realizar esta gestión antes de que la persona extranjera, ya sea un familiar o un amigo, llegue al territorio nacional para que no se le deniegue la entrada.

Este documento es obligatorio cuando el visitante no cuenta con ninguna reserva de alojamiento. La explicación radica en que, según la Ley de Extranjería, las personas de terceros países extracomunitarios deben presentar los documentos que se determinen reglamentariamente que sirvan para justificar el objeto y las condiciones de su estancia.

Requisitos de una carta de invitación a España

Para que una carta de invitación a España sea válida se debe ajustar al modelo que se expide en cualquier Comisaría de Policía Nacional. La información que debe reflejar es:

  • Datos personales del solicitante: nombre y apellidos, fecha y lugar de nacimiento, DNI o NIE, domicilio en España, etc.
  • Datos de la invitación: periodo previsto de estancia hasta un máximo de 90 días, lugar de alojamiento y documentación acreditativa de disponibilidad de vivienda.
  • Datos del invitado: nombre y apellidos, lugar y fecha de nacimiento, número de pasaporte, domicilio en su país y relación o vínculo con el solicitante.
  • El invitante debe declarar que la información es verídica, así como que ha sido informado de los delitos e infracciones administrativas que supone el tráfico ilegal e inmigración clandestina de personas.

La solicitud de una carta de invitación a España debe ir acompañada del pago de las correspondientes tasas. Por un lado, hay que abonar la autorización de expedición de carta de invitación (72,84 euros) y, por otro, la carta de invitación (6,36 euros).

Es importante aclarar que este documento se debe presentar en formato original. En el supuesto de tener solo una copia es posible que se deniegue la entrada en los puestos fronterizos alegando manipulación, falsificación o uso fraudulento de la misma. No obstante, al tramitar la carta es recomendable solicitar un duplicado compulsado para evitar problemas en caso de extravío.

El plazo de emisión de una carta de invitación a España varía según la comisaría, aunque no suele ser superior a un mes. Se debe tener en cuenta que la falta de resolución tiene un efecto desestimatorio de la solicitud, en cuyo caso se puede interponer un recurso potestativo de reposición ante el mismo órgano.

Para evitar problemas con la gestión de este documento, lo más aconsejable es solicitar ayuda profesional. Contando con un Seguro de Defensa Jurídica MAPFRE  es posible resolver cualquier duda relacionada con este tipo de consultas.

Periodista especializado
MAPFRE