2 Min de lectura | El NUSS y el NAF son los números que identifican a los ciudadanos que perciben servicios, pensiones o cualquier tipo de prestación de la Seguridad Social. Son obligatorios para trámites como el alta en el organismo público, la firma de un contrato de trabajo, el inicio de la carrera como autónomo o la emisión de la tarjeta sanitaria.

Tanto el Número de la Seguridad Social (NUSS) como el Número de Afiliación (NAF) identifican al ciudadano en las gestiones con la Seguridad Social. Son muy importantes, ya que son obligatorios para circunstancias como las pensiones, los subsidios, la tarjeta sanitaria u otro tipo de prestaciones y servicios públicos.

A continuación, detallamos las diferencias entre ambos y exponemos la forma de solicitarlos y utilizarnos.

¿Qué es el NUSS?

El Número de la Seguridad Social (NUSS) se utiliza como método de identificación del ciudadano en las gestiones con la Seguridad Social, como las cotizaciones sociales. Es obligatorio para tramitar la percepción de pensiones, subsidios u otro tipo de prestaciones. Se adjudica en el momento en el que recibimos el alta en el organismo público.

Conversión en el NAF

Cuando el afiliado a la Seguridad Social inicia una relación laboral, el ente público transforma el NUSS en el Número de Afiliación (NAF). En el caso del primer contrato de trabajo de un profesional que inicia su carrera, por ejemplo, la asignación de este nuevo número es una condición previa para la firma del mismo.

Esta conversión también se da en el resto de regímenes laborales, como es el caso de los autónomos o trabajadores por cuenta propia (Régimen Especial de Trabajadores AutónomosRETA-) o los trabajadores del mar.

¿Para qué sirven?

Como hemos señalado anteriormente, el NUSS es obligatorio para cualquier ciudadano que sea perceptor de prestaciones, pensiones o subsidios de la Seguridad Social. Además, se asigna de forma previa a la afiliación o el alta en cualquiera de los regímenes laborales.

El número de identificación del particular frente al organismo público también se utiliza para solicitar la inclusión de este en el sistema sanitario público, y las comunidades autónomas lo utilizan para emitir la tarjeta sanitaria. En el ámbito educativo, los estudiantes menores de 28 años que estén cursando estudios oficiales (desde 3º de la Enseñanza Secundaria Obligatoria -ESO- hasta el final del tercer ciclo universitario) tendrán su propio número de la Seguridad Social. Este se utilizará para tramitar el seguro escolar obligatorio.

¿Cómo puedo solicitarlos?

En el caso de un trabajador que va a iniciar una relación laboral con una empresa, y todavía no tiene el NUSS, la tramitación de la solicitud corresponde a la compañía.

Para autónomos y otros regímenes especiales de carácter profesional, el trabajador debe dirigirse al portal de la Seguridad Social y tramitar la gestión, para la cual necesitaremos aportar la siguiente información:

  • Datos identificativos: Documento Nacional de Identidad (DNI) o Número de Identidad de Extranjero (NIE)
  • Datos de contacto: Teléfono y correo electrónico
  • Dirección del domicilio habitual

Ambos, tanto el NUSS como el NAF, se pueden consultar por vía telemática en el portal de la Seguridad Social con el certificado electrónico, usuario, contraseña y Cl@ve. También está disponible la vía de mensaje de texto (SMS).

 

Borja Carrascosa Nogales

Consultor y MBA por IE Business School

Colaborador de MAPFRE