3 Min de lectura | Las pensiones de jubilación son consideradas, a efectos fiscales, como un rendimiento del trabajo, por lo que están expuestas a retención por IRPF. Los tipos mínimos van desde el 1% para prestaciones inferiores a los 12.000 euros anuales hasta el 15,59% para aquellas que superen los 30.000 euros (pensiones máximas).

Las pensiones también están expuestas al pago de impuestos, ya que se consideran, a efectos fiscales, un rendimiento del trabajo. Por lo tanto, deberemos tener en cuenta la retención del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) que tiene la pensión de jubilación para ver el líquido a percibir cada mes. A continuación, detallamos esta carga fiscal directa de las prestaciones.

Pensiones más altas y mayores retenciones

La subida de las pensiones en 2022 es una realidad e incrementará las prestaciones entre un 2,5% y un 3%. Este incremento de las prestaciones se traducirá, asimismo, en un aumento de los ingresos del Estado por esta vía. Concretamente, a través del IRPF, cuyas retenciones se calculan de una forma similar a la de los salarios. Es decir, de forma progresiva.

Tabla de retenciones por IRPF para la jubilación

En la siguiente tabla, vemos los porcentajes de retención mínima que corresponden a cada uno de los tramos de pensiones percibidos por cada pensionista.

Tramo de pensión anualRetención mínima
Hasta 12.000 euros1%
Entre 12.000 y 18.000 euros2,61%
Entre 18.000 y 24.000 euros8,69%
Entre 24.000 y 30.000 euros11,83%
Más de 30.000 euros15,59%

Factores personales y familiares

Calculadoras, billetes y monedas

https://bit.ly/3njQsSb

Además de la cuantía de la prestación, la retención por IRPF también está condicionada por otros aspectos, relacionados con la situación personal y familiar del pensionista, entre los que destacamos los siguientes:

  • Contribuyente soltero, viudo, divorciado o separado legalmente
  • Cónyuge con ingresos de menos de 1.500 euros anuales
  • Número de hijos menores de 18 años o mayores con discapacidad de al menos el 33% sujetos a patria potestad
  • Número de hijos menores de 25 años que conviven con el progenitor con rentas inferiores a los 8.000 euros anuales
  • Pensiones compensatorias en favor del cónyuge
  • Discapacidad del titular de la pensión de jubilación

¿Debo hacer la declaración de la Renta si soy pensionista?

Los pensionistas, como hemos detallado anteriormente, perciben una prestación que es considerada como un rendimiento del trabajo a efectos fiscales. Por tanto, deben presentar la declaración del IRPF como los demás contribuyentes. No obstante, según se desprende de la Ley del IRPF, aquellos pensionistas que perciban menos de 12.450 euros, contando todos los ingresos percibidos por todas las vías no tienen obligación de presentarla.

Pensionistas exentos

Los pensionistas que perciben una prestación por jubilación deben presentar la declaración, pero hay una serie de perceptores de pensiones que están exentos. Son los siguientes:

  • Pensionistas que perciben una prestación por haber sufrido algún acto de terrorismo
  • Prestaciones en favor de familiares menores de 22 años
  • Pensiones de orfandad
  • Pensiones por incapacidad permanente absoluta o gran invalidez

Borja Carrascosa Nogales

Consultor y MBA por IE Business School

Colaborador MAPFRE

Borja Carrascosa Consultor
Borja Carrascosa Nogales
Consultor y Periodista Económico en Revista Capital | Web

Consultor, con una experiencia de más de seis años; periodista con 16 años de trayectoria como analista económico y financiero y MBA por IE Business School.