3 Min de lectura | Los trabajos que supongan un riesgo adicional para el empleado pueden incluir un plus de peligrosidad, de toxicidad y de penosidad. Este plus es un complemento que la empresa debe sumar a la nómina.

Cada puesto de trabajo es un mundo y también los riesgos que asume el empleado. Las profesiones especialmente arriesgadas pueden incluir un plus de peligrosidad que la empresa está obligada a asumir.

Qué es exactamente el plus de peligrosidad

El plus de peligrosidad es un complemento salarial que compensa determinadas profesiones y trabajadores que están expuestas a un riesgo adicional de forma habitual.

En otras palabras, un dinero adicional que cobran profesionales como bomberos o vigilantes de seguridad.

Diferencias con el plus de toxicidad y penosidad

El plus de peligrosos es solo uno de los tipos de complemento salarial que se pueden cobrar por trabajos que conllevan algún tipo de riesgo para la salud. Los otros dos son el plus de penosidad y el de toxicidad.

La diferencia entre ellos está en las causas que permiten beneficiarse de ellos. Como veremos ahora, en el plus de peligrosidad el complemento está ligado al riesgo de la labor que se desempeña.

Por su parte, el plus de penosidad se refiere a trabajos que requieren un esfuerzo constante por el ambiente laboral en el que se desempeñan o por el esfuerzo físico que requieren. Por ejemplo, son actividades en ambientes insalubres, con ruidos, malos olores, mucho calor… o que requieran una actividad física constante.

Por último, el plus de toxicidad es el que está relacionado con la manipulación o empleo de sustancias tóxicas que supone un riesgo para la salud.

Hombre limpiando la fachada de un edificio

https://unsplash.com/es/fotos/2zUjvV0M9dQ

Cuándo se puede cobrar el plus de peligrosidad

El complemento de peligrosidad se puede cobrar siempre que figure en el convenio colectivo o el contrato laboral. También podrás hacerlo si eres capaz de demostrar que tu trabajo incluye labores especialmente peligrosas.

¿Cuáles son este tipo de actividades? Algunos ejemplos de trabajos que se consideran peligrosos son:

  • Los de seguridad privada o en lo que sea necesario llevar armas.
  • Los relacionados con el transporte, custodia o recuento de dinero.
  • Los bomberos del aeropuerto.
  • Los trabajadores de centros de acogida urgente de menores de edad.
  • Conductores de camión de mercancías peligrosas.
  • Los responsables de un animalario.
  • Las personas que trabajan en hospitales psiquiátricos.

Esta lista de empleos no es fija, ya que hay sectores que tratan de demostrar la peligrosidad de su actividad para poder cobrar este complemento. Eso es, de hecho, lo que pasó con los empleados de hospitales psiquiátricos.

En estos casos, el juez es quien decide y si la respuesta es afirmativa, el trabajo se empezará a considerar peligroso y tendrás derecho a cobrar el complemento. Eso sí, no podrás hacerlo de forma retroactiva por el tiempo que lleves en la empresa.

¿Se puede cobrar más de un plus?

Imagina un trabajo sometido a peligrosidad y toxicidad. ¿Daría pie a cobrar dos complementos laborales? La respuesta es negativa. Solo se puede cobrar un plus relacionado con los riesgos del trabajo, aunque sí que se podrían percibir más por otras cuestiones como nocturnidad, por ejemplo.

Este complemento debe reflejarse de forma explícita en la nómina.

Cuánto se cobra por el plus de peligrosidad

La cuantía del complemento por peligrosidad dependerá del convenio colectivo o lo que indique el contrato laboral. Normalmente el dinero a cobrar será un porcentaje que se aplicará sobre el salario base.

H3: Un complemento proporcional a la jornada y con vacaciones

En cualquier caso, la cuantía del plus de peligrosidad dependerá del tiempo que hayas realizado labores peligrosas.

Y es que este complemento se cobra de forma proporcional a los días que hayas trabajado en ese puesto concreto. Además, en caso de cambiar de trabajo, perderás el derecho a cobrarlo.

Esto también implica que durante las vacaciones perderás ese complemento, ya que no estás expuesto al riesgo que te permite cobrarlo.

Si desarrollas alguna actividad peligrosa puede ser conveniente contratar un seguro específico para tu actividad o revisar tu seguro de vida para comprobar si incluye la cobertura por invalidez. Y por supuesto, como autónomo podrías incluir un seguro de accidentes laborales.

Logo Jubilacion Y Pension
canalJUBILACIÓN
Equipo de redacción de canalJUBILACIÓN en

El equipo de redacción de canalJubilación lleva más de 10 años preocupándose por tus ahorros y porque sigas manteniendo una buena calidad de vida en el momento de la jubilación. Pero no solo eso, aquí encontrarás información útil y práctica sobre relaciones laborales, impuestos, prestaciones y mucho más.

Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica para acompañarte en las diferentes etapas de tu vida.