///Dudas sobre la sostenibilidad de las pensiones

Dudas sobre la sostenibilidad de las pensiones

3 minutos | La sostenibilidad del sistema de pensiones español preocupa. ¿Por qué? El cambio en diversos factores implicados en la fórmula explica la necesidad de cambio y ajuste para evitar problemas en un futuro. Los motivos para la preocupación son fáciles de entender.

Hay factores claves para asegurar la sostenibilidad del sistema de pensiones en España, ya que se trata de un sistema basado en la solidaridad intergeneracional. Cuando estas variables cambian como consecuencia de la evolución económica y demográfica, por ejemplo, el sistema genera dudas y exige modificaciones o ajustes para seguir siendo viable.

¿De qué depende la sostenibilidad del sistema de pensiones español?

La solidaridad entre las diferentes generaciones de trabajadores españoles es la base sobre la que se edifica el sistema de pensiones en España. Los trabajadores en activo –generaciones en edad de trabajar- financian las prestaciones de los jubilados de ese momento. Con el paso del tiempo, los empleados pasan a ser jubilados y las nuevas generaciones de asalariados pagan sus pensiones y así sucesivamente.

En términos económicos la sostenibilidad se mantiene siempre que los ingresos a la seguridad de los trabajadores en activo sean iguales o superiores a los gastos que tiene el Estado al liquidar las pagas de los retirados del mercado laboral. Si este equilibrio se rompe, el sistema pierde eficiencia y la sostenibilidad está en peligro a largo plazo.

¿Qué factores determinan la sostenibilidad del sistema a largo plazo?

Billetes plantados sobre la arena

Tres factores determinan en concreto que el sistema de pensiones de España no se desequilibre y pierda viabilidad:

Factor demográfico

La solidaridad intergeneracional precisa de una población donde los jóvenes o personas en edad de trabajar sean en número igual o superior al de las personas que disfrutan de su pensión. Esto significa que es una fórmula validada para sociedades jóvenes, sin embargo, una sociedad envejecida donde los mayores son más numerosos no puede mantener este tipo de financiación.

Las personas en edad de jubilación llevan años en ascenso en España. En torno a 2045 las estimaciones demográficas para España confirman un envejecimiento alto de la población. Los datos del INE auguran que la población mayor de 67 años representará más del 30 por ciento de la población a partir de 2040.

El factor demográfico se altera en España por dos razones: mejora en la esperanza de vida y llegada de los baby boomers a la edad de jubilación.

Factor laboral: mercado de trabajo

    Como consecuencia directa del envejecimiento de la población, el mercado laboral pierde activos y gana pasivos. Las proyecciones del Instituto Nacional de Estadística estiman que los españoles entre 16 y 66 años –edad de trabajar- descenderán en 2050 a unos 24 millones de personas.

    La tasa de desempleo también incide directamente en la sostenibilidad del sistema, puesto que  las personas en paro no colaboran con ingresos y generan prestaciones, lo que significa gasto. Aunque en este punto se adelantan mejoras para los años venideros, la base de cotizantes no se espera a que se recupere a corto plazo ni crezca por encima de la que había en 2017. Esto significa más pensionistas con igual o menor base de cotizantes.

    Factor económico: relación entre pensión media y productividad

    La tercera variable que pone en duda la sostenibilidad del sistema de pensiones nacional es la cuantía de la pensión media en España que también está en aumento. Aunque la pensión de jubilación media del sistema sea 1069,78 euros al mes, la cuantía media de los nuevos pensionistas es cada vez más alta, superando los 1.400 euros en los nuevos jubilados.

    La relación entre sueldos y pensiones es importante para mantener el sistema. Si los sueldos son más bajos o hay más personas con sueldos más bajos, su participación en la Seguridad Social es inferior; mientras que los trabajadores que se retiran lo hacen con sueldos más altos y, por tanto, con derecho a una pensión más elevada. El principio de solidaridad se rompe en este escenario y hace tambalearse la sostenibilidad de la fórmula de financiación.

    Como conclusión, hay que recordar al calcular tu pensión por jubilación, que el sistema público de pensiones siempre tiene en cuenta que el sistema siga siendo viable y mantenga su salud. Las reformas de los últimos años trabajan por reequilibrar los factores que influyen en la sostenibilidad, pero si tienes un Plan de Pensiones no tendrás que preocuparte por disfrutar de un complemento económico al jubilarte, ya que se trata de un sistema de ahorro privado y personal.

    2020-04-29T12:03:17+02:007 febrero, 2019|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.