3 Min de lectura | En la actualidad, el porcentaje de nóminas públicas en España se sitúa en el 21,1%. Ante la incertidumbre y la precariedad que rodea en muchas ocasiones el empleo privado, son miles las personas que deciden preparase unas oposiciones. Repasamos los datos más importantes.

Pese a la pandemia del coronavirus durante 2020, la situación del mercado laboral se consiguió salvar en gran medida gracias al sector público en España. En los últimos años, el porcentaje de nóminas públicas está experimentando una subida considerable, dejando en un segundo plano a la empresa privada que está fuertemente afectada por las consecuencias de la crisis.

En 2020 se alcanzó una cifra récord de empleados públicos, llegando a los 3.337.100 funcionarios. Este dato se traduce en un crecimiento del 12% desde el 2015 frente al escaso 5% que representa a los trabajadores del ámbito privado.

Sector público vs. Sector privado

Según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) relativos al primer trimestre de 2021, el total de ocupados en el sector público se sitúa en 3.397.400. Esto significa un 0,5% más respecto al último trimestre de 2020 (18.300 funcionarios más). Dentro de este ámbito se encuentran todos los asalariados de empresas públicas y administración central y territorial.

Por su parte, el sector privado experimentó una caída del 1,2% entre el último trimestre de 2020 y el primero de 2021. El número de empleados fuera de la Administración disminuyó en 155.800, situándose en 15.809.400. En este caso, se incluyen los asalariados del sector privado, empleadores, trabajadores independientes y empresarios sin asalariados, miembros de cooperativas y otra situación profesional.

Situación del sector público en España

Así, si se suma el número de funcionarios con los desempleados (3.653.900) y los pensionistas (9.836.115), el resultado es que hay un mayor número de personas que dependen del Estado que trabajadores del sector privado. Los dos últimos casos suponen un importante gasto público que no se traduce en ninguna contraprestación, es decir, no se vuelve a recuperar por parte de estos colectivos.

Sin embargo, aunque el número de empleados públicos supone un gasto para la administración, su trabajo genera un valor para la economía que computa en el PIB (Producto Interior Bruto). Además, su labor en las diferentes esferas es más que necesaria para poder acceder a determinados servicios básicos de forma gratuita, como por ejemplo la sanidad, la educación o la justicia.

Salvo que se produzca un cambio radical en la población, en los próximos años se prevé que la brecha entre los trabajadores del ámbito privado y las personas que reciben una mensualidad de la Hacienda Pública sea aún mayor. Las principales causas son la reducida capacidad para crear empleo de calidad, el incremento constante de nuevos pensionistas y el mayor número de plazas para funcionarios que se ofertan en cada temporada.

Nóminas públicas por comunidades autónomas

El porcentaje de las nóminas públicas no es homogéneo en todas las regiones de España. Así, existen algunas comunidades autónomas que llegan a superar el 30%, por lo que gran parte del trabajo y los salarios dependen de la Administración Pública.

Extremadura es el territorio que encabeza el ranking del sector público con un 31% de empleados públicos del total de asalariados. La mayoría se concentran en los organismos autonómicos, aunque los ayuntamientos y otros servicios derivados de la Administración Central también tienen un gran peso. En total, se registran 298.000 trabajadores, de los cuales 92.000 son funcionarios.

Por detrás se sitúa Asturias con un 29% de empleos públicos, Castilla y León (26%), Canarias (26%), Castilla – La Mancha (24%), Galicia (24%) y Cantabria (24%). En otro nivel se encuentran Ceuta y Melilla que alcanzan un 50% y un 57%, respectivamente, como consecuencia de los puestos de fuerzas armadas y de administración.

Si quieres tener tu pensión asegurada en un futuro, lo mejor es contratar un plan de pensiones MAPFRE. Te asegurarás el mismo nivel económico en tu jubilación.

CALCULA TU PRECIO