3 Min de lectura | La inversión inicial para crear una empresa es de 3.000 euros, pero hay gastos fiscales y burocráticos que disparan la factura final. Además, en función de la comunidad autónoma en la que nos encontremos, pagaremos una retención u otra.

La creación de una empresa conlleva una inversión inicial cuya cuantía total genera dudas. Además, requiere realizar una serie de trámites burocráticos y administrativos y definir la forma jurídica de la compañía. A continuación, explicamos cuánto cuesta crear una empresa y los gastos para constituirla tras haber analizado correctamente la viabilidad de la misma.

Elegir la forma jurídica

Si decidimos realizar el trámite de crear una empresa como persona física, resulta más sencillo y los gastos para constituirla son más bajos. Estas son las claves:

  • Si hay una sede física, deberemos cumplir los requisitos exigidos por parte del Ayuntamiento o corporación local. La tasa dependerá de la actividad de la compañía.
  • Presentaremos el Modelo 037 de alta de empresarios en la Agencia Tributaria (AEAT).
  • Tras el inicio de la actividad, tendremos 30 días para darnos de alta como autónomos en la Seguridad Social.
  • Declaraciones de IVA (21 por ciento, con carácter general), e IRPF trimestrales y anuales, en el caso de los autónomos.
  • En el caso de los empresarios por cuenta propia, hay que tramitar el alta en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y registrar el nombre comercial en la Oficina Española de Patentes y Marcas.

La constitución de una empresa como persona jurídica cuesta una media de 600 euros, en el caso de una sociedad limitada (SL), entre 300 y 900 euros, concretamente. No obstante, existen otras formas de sociedad que podemos constituir:

  • Sociedad Anónima.
  • Sociedad Limitada Nueva Empresa.
  • Sociedad cooperativa.
  • Comunidad de Bienes.
  • Sociedad Civil.
  • Sociedad Anónima Laboral.

A continuación, nos centraremos en la forma de SL.

Inversión inicial

Tras realizar la certificación negativa del nombre de la sociedad (en el Registro Mercantil, unos 17 euros) y crear la cuenta corriente de la empresa, el ingreso inicial necesario para crear una SL asciende a 3.000 euros. Este será el capital social de la compañía.

Jóvenes socios se dan la mano

https://bit.ly/3bKolpy

Escritura pública de constitución y NIF provisional

La escritura pública de constitución es un documento que tienen que presentar todos los socios o accionistas iniciales de la compañía. Este trámite debe realizarse ante notario y acompañado de la siguiente documentación (detallada previamente):

  • DNI original de los socios.
  • La declaración de los inversores externos (si los hubiera).
  • El certificado negativo original del Registro Mercantil.
  • Los estatutos.
  • Certificado bancario que justifica la inversión inicial.

Una vez que la escritura pública de constitución esté lista, deberemos solicitar a la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) el NIF provisional. Tendremos que presentar el DNI de la persona que firma el documento, el modelo 036, los estatutos de la empresa y el alta en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE).

Estos dos trámites -escritura pública de constitución y NIF provisional- ascienden a unos 180 euros.

Impuestos

La diversidad de tipos de impuestos, en función de la comunidad autónoma en la que nos encontremos, dificulta -y encarece- el aspecto fiscal de la creación de una empresa. Además de las declaraciones anuales del Impuesto sobre Sociedades (anual y en función de los ingresos de la compañía), otro de los gastos fiscales que conlleva la creación de una empresa son los impuestos denominados como Actos Jurídicos Documentados (AJD) y sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP).

Registro Mercantil

Las escrituras originales y la liquidación de AJD e ITP se utilizan para inscribir la empresa en el Registro Mercantil. Este paso cuesta un máximo de 100 euros.

 

Borja Carrascosa Nogales

Consultor y MBA por IE Business School

Colaborador de MAPFRE