3 Min de lectura | Las entidades de crédito exigen una serie de requisitos para financiar un coche nuevo, entre ellos, disponer de nómina. Pero, ¿puede usarse la pensión para financiarlo?

A la hora de comprar un coche nuevo puedes elegir financiarlo o pagarlo al contado. Esta última opción es la más sencilla y no conlleva intereses, pero es posible que no tengas todo el dinero necesario para ello, por lo que tendrás que recurrir a una entidad que pueda prestarte el importe que necesitas. En este caso, debes disponer de una nómina como garantía de solvencia, pero ¿qué ocurre si estás jubilado?, ¿se puede financiar un coche con la pensión?

Requisitos para financiar un coche

Cuando vas a financiar tu vehículo, debes cumplir una serie de requisitos que son planteados por la financiera o la entidad de crédito. Los más comunes son:

  • Ser mayor de edad en el momento en el que se solicita el crédito.
  • No figurar en ninguna lista de morosos por incumplimiento de algún pago. El no abono de las cuotas de un préstamo te impedirá conseguir cualquier tipo de financiación en el futuro.
  • En algunos casos, hay que vincularse a la entidad bancaria que ofrece el préstamo. Puede ser de distintas maneras, como la domiciliación de la nómina o la contratación de alguno de los seguros que ellos te ofrezcan.
  • Aportar la entrada, que rondará el 10 por ciento del precio del coche.
  • Disponer de una nómina para poder hacer frente a la operación.

¿Se puede financiar un coche con la pensión de jubilación?

Manos de una persona mayor sobre el volante de un coche Mercedes

https://bit.ly/2OlXUxm

Si no dispones de nómina porque eres jubilado, puedes demostrar que cuentas con otros ingresos: la pensión. Pero debes cumplir ciertos requisitos:

  • Regularidad en los ingresos, tanto en la periodicidad como en la cantidad. Por tanto, tener una pensión de jubilación es garantía de pago para la financiera.
  • La cantidad debe ser suficiente. Las financieras calculan un porcentaje de gasto a partir del cual es arriesgado endeudarse. Este suele situarse entre el 30 y 40 por ciento de los ingresos. Por ejemplo, si tu pensión es de 1.200 euros y la cuota mensual en caso de financiar el coche asciende a más de 400 euros, lo más probable es que la financiera no te conceda el préstamo.
  • Tener menos de 65 o 70 años. Si se supera dicha edad, la financiera puede o no conceder el préstamo o solicitar que el titular contrate además otro tipo de productos, como un seguro de vida o uno de impago, con el fin de cubrir las mensualidades en caso de fallecimiento.

Si no se cumplen estos requisitos, es posible que la financiera no conceda el préstamo.

Documentación necesaria

Si cumples los requisitos, la financiera te otorgará un certificado de idoneidad. En ese momento, ya podrás comenzar el proceso e ir pagando mes a mes el precio total de tu automóvil en las cuotas que hayas indicado. Para formalizar el proceso es necesario que adjuntes:

  • Fotocopia del DNI.
  • Número de cuenta.
  • Certificado de pensiones, donde se recogen las prestaciones que recibe una persona por parte del sistema de Seguridad Social o de otra entidad integrada en el Registro de Prestaciones Sociales Públicas.
  • Certificado de bienes.