Las empresas están comenzando a pagar a sus empleados lo que se ha dado en llamar el salario emocional, que no es otra cosa que una serie de beneficios sociales extras que el trabajador recibe aparte de su retribución ordinaria y legal. Con esta herramienta, los empresarios se aseguran empleados fieles, motivados y alegres, lo que se traduce en un beneficio para las empresas.

Beneficios de una empresa para sus empleados

No trataremos de los beneficios laborales obligatorios, que son exigidos por norma legal sino de los que voluntariamente ofrecen las empresas.

Entre los beneficios más demandados por los trabajadores a sus empresas en España podemos enumerar:

  • Descuentos corporativos
  • Seguros de salud y de vida
  • Días extras de descanso o vacaciones
  • Formación técnica
  • Gratificaciones y recompensas
  • Tickets de alimentación
  • Cobertura de gastos de medicamentos
  • Fondos de ahorro
  • Bonos de productividad
  • Beneficios de jubilación
  • Espacio para la práctica deportiva
  • Guardería o escuela para los hijos

La cantidad de beneficios o servicios que una empresa puede ofrecer a sus empleados es ilimitada y los motivos de su implantación también.

Qué ofrecen las empresas que dan beneficios a sus empleados

Un hombre y tres mujeres levantando un brazo con gesto alegre

Las empresas que dan beneficios a sus empleados constatan, últimamente, que sus empleados demandan cada vez más otro tipo de servicios que no consisten especialmente en retribuciones monetarias o en especie. Los más apreciados en este aspecto, sobre todo por las mujeres empleadas, son las políticas de conciliación, entre las que sobresale el reconocimiento personal, la flexibilidad de horarios o la posibilidad de trabajar desde casa.

Retribución flexible: uno delos beneficios más demandados

Un avance importante en la política de ayudas sociales a los empleados es brindar  la posibilidad de que se impliquen en las mismas a través de los  llamamos sistemas de retribución flexible o retribución a la carta. La empresa puede permitir que sus empleados escojan los beneficios más acordes con su situación personal.

Este sistema de retribución flexible que se está poniendo de moda cada vez más en las empresas, permite que el empleado distribuya el cobro de su retribución en partes: una parte en efectivo y otra mediante productos o servicios ofrecidos y gestionados a través de la empresa, como los tiques restaurante, los seguros de salud, el transporte, la guardería, etc., que, al no ser considerados rendimientos en especie, tienen ciertas ventajas fiscales y no están sujetos al IRPF.

Es un modelo retributivo que genera en el empleado un alto grado de motivación y compromiso. Resulta muy ventajoso tanto para el empleado, que puede ahorrar hasta un 10% en exenciones fiscales, como para la empresa, que no aumenta sus costos de personal.

Beneficios según la edad

Actualmente, existe otra tendencia en las empresas que dan beneficios a sus empleados, que consiste en tener en cuenta su edad para hacerles partícipes de sus beneficios.

De esta manera, los empleados son divididos grosso modo en cuatro grandes grupos, cada uno de ellos con sus especiales características e intereses:

  • De 20 a 30 años. Son, generalmente, becarios o trabajadores a tiempo parcial. Gozan de pocos beneficios. Las empresas suelen ofrecerles paquetes retributivos flexibles.
  • De 30 a 40 años. Para este grupo tiene mucha importancia su carrera profesional, la formación y la flexibilidad horaria.
  • De 40 a 50 años. Valoran mucho los beneficios relacionados con pensiones, salud y políticas que concilien el trabajo y la vida personal.
  • De 50 a 65 años. Lo que más les importa son los beneficios relacionados con pensiones y salud.

Por último, el producto estrella entre todos los beneficios de un empresa ofrecidos a su empleados está el seguro médico. Este tipo de seguro ofrece atención inmediata, segunda opinión si es necesaria, horarios adaptados a la vida profesional, servicios preventivos, entre otras ventajas. La cobertura puede variar en función de lo que la empresa haya contratado como paquete básico, pero siempre queda la posibilidad de ampliarlo por parte del empleado, según sus propias necesidades.