///¿Me interesa aceptar un ERE empresarial?

¿Me interesa aceptar un ERE empresarial?

4 minutos | Cuando tu empresa te propone que te acojas a un ERE empresarial es importante que tomes una decisión adecuada, valorando pros y contras. Es recomendable aceptar consejos y recordar cuáles son tus derechos como trabajador para elegir lo mejor en tu caso.

¿Qué es un ERE empresarial?

ERE son las siglas de Expediente de Regulación de Empleo. Es importante saber cuál es su naturaleza, objetivo y características para no confundir con otras situaciones o tipos de despidos.

  • Se trata de un recurso al que tienen derecho las empresas en determinadas circunstancias excepcionales y que les permite reducir sus plantillas.
  • Un ERE es un procedimiento laboral administrativo.
  • Hay diferentes tipos de ERE, pero siempre que se acceda a la prestación por desempleo, el ERE no afectará a la jubilación.
  • Siempre es la empresa la que propone y pone en marcha un ERE.
  • Representantes de los empleados y comité de empresa suelen negociar las condiciones de un ERE, pero no es obligatorio este escenario. La empresa puede presentar directamente su plan de ERE ante la autoridad laboral.
  • La autoridad laboral encargada de aprobar el ERE impone también sus condiciones y la forma de gestión y administración de este expediente.
  • La fase de ERE voluntario no es un derecho de los trabajadores ni una obligación para la empresa, puede no darse en un proceso de expediente de regulación de empleo.

¿Existe el ERE voluntario?

    Aunque a menudo se habla de ERE voluntario, los expertos en derecho laboral confirman que no se trata de una expresión correcta o adecuada para definir este tipo de situaciones. Un ERE siempre parte de la decisión de una empresa, no de los trabajadores.

    Cuando se habla de ERE voluntario, se hace referencia a la fase previa a la presentación del ERE por parte de la empresa a la autoridad laboral. La empresa ha tomado la decisión de manera unilateral de aplicar un expediente de regulación de empleo, pero muestra su voluntad de negociación con sus trabajadores para que las condiciones del mismo –dentro de los márgenes legales- se establezcan por consenso dentro de la empresa.

    En los casos o fases de ERE voluntario, a menudo, la empresa da la oportunidad a los trabajadores de acogerse al expediente de regulación de empleo si les interesan las condiciones ofrecidas y pactadas. Lo habitual es que la empresa fije un periodo de ERE voluntario para que los empleados valoren sus posibilidades y un cupo de plazas limitado.

    Los trabajadores no están obligados a acogerse a un ERE en su fase voluntaria, pero puede ser una buena oportunidad. Sin embargo, están en su derecho de no aceptar esta opción por no considerarla ventajosa en su caso. El consejo profesional es que el trabajador valore de forma pormenorizada y personal el ERE voluntario, cuando es presentado por la empresa.

    Pros y contras de acogerse a un ERE voluntario

    Nadie puede decidir por ti qué es lo mejor cuando tu empresa te propone acogerte a un ERE voluntario. Hay casos en los que es una buena oportunidad y otros en los que no es la mejor salida para el empleado, pero siempre depende de circunstancias personales, necesidades, edad y de lo que las condiciones que cada empresa oferta.

    Pros de unirse a un ERE de manera voluntaria

    Dos mujeres tomando notas y consultando libros

     

    • Te evitas incertidumbre sobre tu futuro laboral.
    • Las condiciones económicas suelen ser interesantes o al menos, mejores que si las impone la autoridad competente o finalmente la empresa es declarada en concurso de acreedores.
    • No tienes que perder tiempo ni seguir esperando cómo seguirá el proceso de ERE en la empresa. Recibes tu indemnización económica, sin depender de otros procesos o de recursos posteriores como el fondo de garantía salarial, FOGASA.
    • Quedas liberado de tu contrato laboral y sus obligaciones para elegir qué quieres hacer: pasar al paro, emprender o aceptar un nuevo puesto de trabajo en otro lugar entre otras.

    Contras de unirse a un ERE voluntario

    • Pierdes tu puesto de trabajo de forma inmediata.
    • Eliminas la posibilidad de seguir trabajando en esa compañía.
    • Menor indemnización económica que si tu despido hubiera sido individual y no procedente.
    • Debes aceptar las condiciones a las que esté sujeta la etapa de ERE voluntario, no existe la negociación individual.

    La incertidumbre domina una decisión tan crucial como acogerse o no a un ERE empresarial en su fase voluntaria. Si estás en esta situación, no te precipites, pero no dejes pasar la oportunidad de tomar tu propia decisión personal. El Seguro de Hogar MAPFRE incluye defensa jurídica y asesoramiento en diferentes casos y situaciones también laborales, no dudes en escuchar el consejo de un experto siempre.

    2020-03-19T17:07:58+02:005 febrero, 2019|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.