3 Min de lectura | La tecnología se ha convertido en un gran aliado para las personas con discapacidad, sobre todo en el desempeño de su trabajo en remoto. Te lo contamos.

Tras la pandemia del coronavirus, el trabajo remoto ha ganado impulso. Cada vez más compañías adoptan esta modalidad por las muchas ventajas que ofrece tanto para la empresa como para los empleados.

Uno de los colectivos más favorecidos con el teletrabajo es el de las personas con discapacidad. Gracias a las tecnologías, estas personas pueden superar las barreras físicas que podrían excluirlas si el trabajo fuera presencial. Pero ¿de qué forma ayuda la tecnología a las personas con discapacidad en el trabajo remoto?

Tecnología y discapacidad en el trabajo remoto

Según el estudio Tecnología y Discapacidad realizado por la Fundación Adecco, un 64 por ciento de las personas con discapacidad puede trabajar gracias a las nuevas tecnologías. Y más aún, éstas hacen posible el trabajo remoto.

La tecnología puede convertirse en el mejor aliado para las personas con discapacidad. En los últimos tiempos y, especialmente, en el último año, se han desarrollado numerosos dispositivos tecnológicos que dan respuesta a diferentes necesidades con el objetivo de mejorar y facilitar un sinfín de tareas que, de otra forma, serían complicadas de llevar a cabo para estas personas. Ayuda que también se aplica al trabajo remoto continuado.

Para poder trabajar de forma remota es importante que estas personas tengan accesibilidad al ordenador, y en este sentido se han implementado diferentes innovaciones que les ayudan a relacionarse con la tecnología.

También existen teclados y ratones ergonómicos para facilitar el movimiento de las manos, o en braille; amplificadores de pantalla; softwares con reconocimiento de voz y subtitulación en directo…

Por ejemplo, el teclado Helpmini, que se caracteriza por su reducido tamaño pensado para personas con poca fuerza para teclear o con poco movimiento en la mano. O el teclado VisionBoard, con teclas el doble de grandes que las habituales para personas con dificultad visual.

En el ámbito comunicativo -uno de los más relevantes en la mayoría de trabajos remotos y en el que las personas con discapacidad auditiva pueden encontrar una barrera-, existen soluciones tecnológicas, como Google Live Transcribe. Esta herramienta utiliza el reconocimiento de voz para mostrar las palabras habladas como subtítulos en una pantalla y en tiempo real.

Pero no se trata de dar solo asistencia en trabajos de oficina. También existen dispositivos más avanzados, como el transmisor diseñado por dos empresas italianas que permite controlar una grúa con un solo brazo y con control remoto.

¿Qué beneficios aporta la tecnología a las personas con discapacidad?

La tecnología permite que las personas con discapacidad desempeñar un trabajo remoto y disfrutar de las siguientes ventajas:

  • Realizar su trabajo en casa, lo que evita desplazamientos que, para estas personas, pueden ser más complicados.
  • Evitar el problema de barreras arquitectónicas que pueda encontrar en el edificio de su empresa.
  • Flexibilidad horaria y la posibilidad de adaptar el tiempo de trabajo a sus necesidades.
  • La opción de seguir desempeñando su trabajo en situaciones de crisis, como ocurrió durante la pandemia.
  • Para la empresa, la ayuda tecnológica a personas con discapacidad puede ayudarle en el cumplimiento de la reserva de puestos de trabajo regulada por la Ley General de Discapacidad.
Logo Jubilacion Y Pension
canalJUBILACIÓN
Equipo de redacción de canalJUBILACIÓN en

El equipo de redacción de canalJubilación lleva más de 10 años preocupándose por tus ahorros y porque sigas manteniendo una buena calidad de vida en el momento de la jubilación. Pero no solo eso, aquí encontrarás información útil y práctica sobre relaciones laborales, impuestos, prestaciones y mucho más.

Los años de experiencia de MAPFRE en el sector nos avalan como fuente de información veraz y práctica para acompañarte en las diferentes etapas de tu vida.