Famosos arruinados y otros bien retirados

Publicado por

Deportistas, actores, cantantes: son muchas las celebrities dentro y fuera de España que no han sabido administrar sus fortunas o que han tenido mala suerte con el dinero. El paso del tiempo les ha convertido en famosos arruinados. Otros, por su parte, son ases de las finanzas.

 

Mujer en alfombra roja frente a un grupo de fotógrafos

 

Ahorrar y proteger el momento de la jubilación es un consejo válido para toda la población, sin excepciones. Tengas mucho o pocos ingresos, organizar tu economía para el ahorro y la rentabilidad es clave para llegar al retiro laboral en las mejores condiciones y con poder adquisitivo para mantener tu nivel de vida y calidad. Esto no depende tanto de amasar una gran fortuna como de saber qué hacer con ella. De allí que existan algunos famosos con una vida cómoda y algunos famosos arruinados.

 

En el caso de los profesionales con grandes ingresos, el problema suele ser la falta de acierto en sus inversiones, las malas decisiones o las estafas urdidas por sus empresas o contables de confianza que agotan no solo sus ingresos millonarios, sino que, en muchos casos, les hacen acabar sus días en la más absoluta pobreza.

 

Si te gusta seguir la estela de las celebrities, aquí tienes 4 ejemplos para olvidar y 4 para aprender cómo ser previsor para disfrutar toda tu vida, incluido el momento del retiro laboral, sin problemas económicos.

Kim Basinger

La actriz más popular de los años 80 y gran parte de los 90, no ha sabido proteger su patrimonio para disfrutar de la mejor de las jubilaciones – en diciembre de 2017 cumplirá 64 años- como se lo hubieran permitido sus multimillonarios ingresos, cuando estaba en la cresta de la ola. El caso es que la actriz eligió mal los negocios en los que invertir por lo que perdió millones, además ha tenido que afrontar demandas varias, lo que finalmente la obligó a declararse en bancarrota. En los últimos años, parece que Basinger intenta mejorar su situación y recuperar su maltrecha economía.

Wesley Snipes

Los problemas del actor fueron tan graves que le llevaron a la cárcel por tres años. En el caso de Snipes el problema fue la evasión de impuestos y el fraude fiscal que le obligaron a declararse en bancarrota. Desde 2013 disfruta de libertad y nuevas oportunidades como actor, en julio de 2017 cumple 55 años por lo que aún está a tiempo para preparar y proteger su jubilación con acierto, si aprende de los errores.

 

Christian Vieri

Los deportistas y entre ellos, los futbolistas se jubilan mucho antes que la mayoría de trabajadores, aunque no todos los profesionales de mueven en los mismos niveles que las grandes estrellas, lo normal es que la etapa deportiva les deje dinero para una etapa activa posterior y una jubilación bastante cómoda, pero la falta de previsión y el derroche aleja a muchos jugadores de esta situación ideal. Christian Vieri no es el único futbolista que ha acabado arruinado en cuanto ha tenido que retirarse de los campos, pero es de los últimos en caer y de los más populares. Después de una década fuera del fútbol, el mítico delantero se declaró en bancarrota.

Lolita Flores

A la hija mayor de la Faraona de España, aún le quedan unos años para llegar a la edad de jubilación oficial, pero hasta el momento no se ha caracterizado por mantener su economía ni sus finanzas con buena salud. A pesar de su faceta como cantante y actriz, la hija de Lola Flores no parece acertar con los negocios que emprende ni las inversiones que elige para garantizarse una vida y una jubilación tranquila y sin problemas económicos.

 

La lista crece tanto en España como fuera de nuestras fronteras para ejemplificar que no siempre grandes ingresos garantizan un futuro mejor. Por el contrario, cantidades desorbitadas de dinero en manos poco profesionales o inexpertas pueden ocasionar graves problemas a corto y largo plazo.

 

En el otro extremo, se encuentran las celebrities que se preocupan por su presente tanto como por su futuro y que, en consecuencia, buscan la manera mejor de rentabilizar sus ingresos.

Michael Jordan

El jugador de baloncesto estadounidense retirado a los 40 años es el mejor ejemplo de cómo ser deportista de élite, ganarlo todo en la cancha y en el banco y disfrutar de un retiro exitoso y sin ningún problema económico. Jordan es propietario de una fabulosa mansión anexa al Bear’s Club y valorada hoy, tras sucesivas ampliaciones, en unos 27 millones de dólares. Tiene unos ingresos, que, en 2014, se elevaron por encima de los 37 millones de millones de euros. Es propietario, además, de los Charlotte Bobcats, su propio equipo de baloncesto de la NBA

George Lucas

Fama y dinero no le faltan al cineasta George Lucas a pesar de cumplir los 72 años. Su patrimonio se cifra en más de cinco mil millones de dólares, ha sabido como nadie preparar su retiro, aunque aún disfruta como empresario y director a su ritmo. Su fortuna se explica por el éxito de la saga Star Wars y por la venta de su compañía Lucasfilm, que incluía la cesión de la franquicia Star Wars a Disney en 2012: un plan de pensiones más que rentable el de Lucas.

Oprah Winfrey

La presentadora de televisión ya ha cumplido los 63 años y es evidente que, a juzgar por su patrimonio, casi 3000 millones de dólares, no está preparando su jubilación nada mal. Al margen de su trabajo, aunque directamente relacionado con él, Oprah ha hecho su fortuna a través y gracias a su productora Harpo.

David Beckham

El futbolista británico cumple 42 años, pero ya hace cuatro que se retiró del mundo deportivo y se dedica a su lucrativa carrera en el mundo de la publicidad. Beckham hasta el día de su jubilación futbolística había ganado un capital de 195 millones de euros, pero el centrocampista no se quedó esperando que este dinero le rentara el resto de su vida. Los expertos en marketing y finanzas aseguran que Beckham podría ganar hasta 354 millones de euros en los próximos veinte años gracias a sus contratos publicitarios, lo que demuestra que su jubilación, de producirse en torno a la edad legal, no le supondrá ningún problema económico.

 

Los casos de famosos arruinados frente a los exitosos demuestran que ser previsor no entiende de grandes, medianos o pequeños ingresos, pues depende de encontrar la forma de rentabilizar al máximo las diferentes situaciones de la vida. Los Planes de Pensiones MAPFRE ponen a tu servicio toda su flexibilidad y rentabilidad para proteger tu jubilación, y sacarle el máximo partido a tus aportaciones y ahorros.

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre