3 Min de lectura | Libertad y comodidad son solo dos de las ventajas de la receta electrónica que ya opera entre todas las comunidades autónomas. El sistema permite que los pacientes puedan obtener sus medicamentos en diferentes lugares con indiferencia de dónde hayan sido prescritos.

Desde el verano de 2019, todas las comunidades autónomas tienen implantado el sistema de la interoperabilidad de la receta electrónica en el Sistema Nacional de Salud (RESNS). Un servicio que permite a las farmacias dispensar, por medios electrónicos, la medicación prescrita en cualquier región de España.

Gracias a ello, se evitan posibles pérdidas de recetas, acopio de medicamentos antes de salir de viaje, visitas innecesarias a los centros sanitarios, y permite a los pacientes moverse con libertad por la geografía española sin que sus tratamientos farmacológicos les limiten o condicionen sus viajes. Con el Seguro de MAPFRE Salud la movilidad geográfica no supone ningún problema, ya que la elección de médicos o servicios sanitarios dependen de ti, de acuerdo con las condiciones de la póliza.

CALCULA TU PRECIO

La receta electrónica entre comunidades, en cifras

Según los últimos datos publicados por el Ministerio de Sanidad referentes a marzo de 2021, las CCAA en las que se ha registrado un mayor número de actos de dispensación mediante este servicio han sido Castilla-La Mancha (21,40 por ciento), Castilla y León (14,28 por ciento), Andalucía (10 por ciento), Madrid (9,75 por ciento) y Comunidad Valenciana (9,12 por ciento). Por su parte, Baleares es la región en la que menos se ha usado este servicio (1,05 por ciento).

Respecto a los meses en los que más se usa este servicio, los datos relativos a 2020 muestran que el pico más bajo se produjo en febrero (lo usaron 154.933 personas), y el más alto en agosto (685.891 personas).

¿Quién puede beneficiarse de la receta electrónica entre comunidades?

Cualquier persona que tenga en su posesión la tarjeta sanitaria individual del Sistema Nacional de Salud puede conseguir su medicación en una comunidad diferente a aquella en la que le han realizado la prescripción.

En el caso de los funcionarios, el personal de la Administración de Justicia y las Fuerzas Armadas, el servicio de receta electrónica entre comunidades aún está implantándose progresivamente. En este enlace puedes ver qué CCAA tienen el servicio abierto a las mutualidades con provisión pública.

¿Cómo hacer uso de este servicio?

Ilustración de un hombre con bata blanca y frascos con pastillas

https://bit.ly/2RZsCOE

El médico receta la medicación a través de un programa informático y entrega una hoja de tratamiento al paciente.

Para obtener una medicación prescrita en otra CCAA solo hay que presentar en la farmacia la tarjeta sanitaria individual, con banda magnética operativa, e indicar al farmacéutico la CCAA donde se lo han prescrito, para que pueda acceder al listado de productos dispensables.

Por tanto, no es necesario entregar la hoja del médico con la información y el tratamiento a seguir. No obstante, es recomendable llevarla siempre encima por si surgiera alguna duda referente a la toma de medicamentos, ya que la farmacia solo tiene acceso al listado y detalle de los productos que están dispensables en ese momento, pero no al tratamiento completo.

Una vez retirado el producto, el sistema informa automáticamente a la CCAA en la que se prescribió el medicamento para que los productos y envases queden descontados para futuras dispensaciones.

¿Qué cuantía o aportación hay que hacer?

El paciente debe abonar lo que le corresponda según su tarjeta sanitaria individual, pero sin que se le apliquen los topes de aportación.

Si se supera el tope, hay que solicitar la devolución en la CCAA en la que se le prescribió mediante reintegro de gastos, Para ello, hay que presentar los tickets de la farmacia y la documentación requerida.

¿Qué productos prescritos en otra CCAA puede dispensar una farmacia?

Las farmacias pueden dispensar los siguientes productos:

  • Medicamentos autorizados e incluidos en el Sistema Nacional de Salud (incluye medicamentos financiados con o sin visado de inspección, estupefacientes y medicamentos no financiados).
  • Otros efectos y accesorios prescritos por código nacional, tales como gasas, absorbentes de incontinencia, etc.
  • Productos dietéticos que estén incluidos en la cartera de servicios comunes del Sistema Nacional de Salud.

MAPFRE