¿Cómo redactar un contrato de alquiler de vivienda?

///¿Cómo redactar un contrato de alquiler de vivienda?

¿Cómo redactar un contrato de alquiler de vivienda?

Redactar un contrato de alquiler de vivienda es una garantía tanto para el arrendador como para el inquilino. Para que este cumpla con todas las necesidades de ambas partes y sea legal es necesario que se incluyan algunos apartados.

Si quieres alquilar una vivienda debes tener una serie de garantías para evitar problemas en el futuro con tus inquilinos y con Hacienda. Para ello, y para poder arrendar tu piso de forma legal es necesario que redactes un contrato de alquiler de vivienda. En él quedarán especificados y firmados los derechos y obligaciones de cada una de las partes interesadas.

Cómo redactar un contrato de alquiler de vivienda

    La mejor opción para realizar un contrato es redactarlo, para que así quede constancia a ambas partes de cuáles son las condiciones de este y evitar problemas que sí podrían darse si las clausulas no estuviesen puestas por escrito. Para redactar un contrato no es necesario que acudas a un profesional, tan solo deberás seguir una serie de pasos. Cuando comiences con la redacción debes tener en cuenta que algunos puntos deben aparecer siempre reflejados:

    Fecha y lugar

    Es necesario indicar en qué lugar se ha firmado el contrato y con qué fecha, ya que esté determinará el plazo de vigor de este. Si la fecha de la firma y en la que el inquilino va a entrar en la vivienda son distintas, es necesario que se indique dentro del contrato para evitar malentendidos a la hora de que este caduque.

    Partes del contrato

    Dos personas dándose un apretón de manos frente a una vivienda

    Deben aparecer los datos identificativos tanto del arrendador como el arrendatario. Es decir, el arrendador deberá identificarse como tal con su nombre sus apellidos y su DNI, y el arrendatario deberá hacer lo mismo por su parte. Además será necesario que se indique la dirección de ambos a efectos de notificaciones oficiales.

    Objeto del contrato

    En el objeto del contrato se debe indicar que se trata de un contrato de arrendamiento en el que se hace una descripción de la vivienda que se va a alquilar. Se indica la dirección en la que se encuentra la misma, los metros cuadrados que tiene, el número de habitaciones y si está o no amueblada.

    Cláusulas

    En esta parte, el arrendador estipulará aquellas clausulas que deben aparecer en el contrato, y se reflejarán todas las condiciones que se deben cumplir para proceder al alquiler. En las clausulas se pueden incluir tantas como ambos acuerden, pero existen algunas que  no pueden faltar:

    • Duración del contrato: los límites del contrato están establecidos por ley. Según la última Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) fija el tiempo máximo de alquiler por contrato en 3 años para aquellos que hayan sido firmados después del año 2015.
    • Renta: es la cuantía mensual que deberá pagar el inquilino al arrendador mensualmente. Esta se fijará libremente entre las dos partes. En este apartado se puede incluir un apartado con el objetivo de aplicar revisiones en el precio del alquiler. Es decir, se puede estipular que la renta mensual se actualice de forma anual de acuerdo al IPC. Si este apartado no se incluye, la renta no podrá ser modificada en el tiempo que dure el contrato.
    • Fianza: es la cantidad de dinero que el inquilino entrega al arrendador y que este puede utilizar como seguro de hogar para poder hacer frente a problemas que puedan surgir durante el alquiler. Las fianzas deben ser devueltas al finalizar el contrato, normalmente la cuantía de la misma corresponde a una mensualidad, pero en muchas ocasiones algunos arrendadores pueden pedir dos o más meses por adelantado.
    • Uso de la vivienda: debe indicarse el uso que se le puede dar al inmueble si se trata de una vivienda o de un local.
    • Conservación: el inquilino deberá dejar la vivienda en el mismo estado que la encontró. No puede realizar ni obras ni mejoras, salvo que el arrendatario así lo indique. Los gastos producidos por el mal uso de la vivienda corresponderá al arrendatario.
    • Gastos: los gastos de comunidad e impuestos derivados de la vivienda como el IBI, la basura o el alcantarillado corren a cuenta del arrendador. El inquilino tan solo deberá responder a los pagos de los suministros que puedan ser medibles con contador individual, es decir, luz, agua, gas…etc.
    • Plazo de pago: normalmente se indica un plazo de pago para la renta mensual. En el caso de que este no se cumpla se deben pactar los procedimientos a seguir si el arrendatario no paga el alquiler.
    ¿Cómo redactar un contrato de alquiler de vivienda?
    Valora este artículo
    2019-06-20T09:43:50+02:004 febrero, 2019|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

    ¿Cómo redactar un contrato de alquiler de vivienda?
    Valora este artículo
    Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar