Inicio/Generacion Senior/Economía/Cuidador no profesional: ¿qué ayudas existen?
Mujer joven mirando a mujer mayor en la cama

Cuidador no profesional: ¿qué ayudas existen?

canalJUBILACION

Si estás al cuidado de una persona mayor puedes acceder a una ayuda o paga como cuidador no profesional si cumples ciertos requisitos. Te contamos en qué consiste esta ayuda, cuál es su cuantía y cómo solicitarla.

La Ley de Dependencia establece diferentes ayudas para las personas dependientes, tales como prestaciones para pagar los servicios de teleasistencia, ayuda a domicilio, centros de día o residencias, etc.

Sin embargo, en muchos casos estas personas reciben cuidado y atención de un familiar (lo que se conoce como cuidador no profesional). Para ellos, existe una ayuda específica: la prestación económica de cuidados en el entorno familiar (PECEF). Así pues, tanto si eres parte de la Generación Senior y atiendes a tu cónyuge o pareja, como si te dedicas al cuidado de un familiar dependiente, te interesa saber más sobre esta ayuda.

¿Quién puede solicitar la ayuda para cuidadores no profesionales?

Si eres el cónyuge, pareja de hecho o tutor legal de una persona dependiente, o tienes un parentesco de hasta el tercer grado con él, puedes solicitar esta prestación con el fin de atenderle y cuidarle (hay que matizar que esta ayuda se concede a la persona con dependencia y no al familiar que le atiende).

Para ello, hay que cumplir unos requisitos básicos:

  • La persona atendida debe tener reconocido algún grado de dependencia.
  • El PIA (Programa Individual de Atención que elaboran los servicios sociales) debe especificar que esta ayuda es la más adecuada para su caso concreto.
  • El familiar debe convivir con la persona dependiente en la misma casa. En algunas comunidades se exige que esté empadronado en el domicilio de la persona dependiente; en otras, que viva a determinados kilómetros de distancia. Por ello, es importante informarse previamente de este punto en la Comunidad en la que se resida.
  • El familiar debe haber estado dedicado al cuidado de la persona dependiente en el momento de solicitar la ayuda y en el periodo previo de un año.

Esta prestación solo se puede solicitar para el cuidado de un familiar, ya que se considera que una misma persona no puede cuidar a más de dos en situación de dependencia. Además, solo es compatible con el servicio de teleasistencia.

¿De cuánto es la ayuda?

La cuantía de esta prestación depende de la capacidad económica del beneficiario y de grado de dependencia que tenga reconocido:

CUANTÍAS DE LA PECEF
GradoMáxima (euros/mes)Mínima (euros/mes)
III (Gran dependencia)387,64290,73
II (Severa)268,79201,59
I (Moderada)153153

 

Si la capacidad económica del beneficiario es igual o inferior al IPREM, la cantidad a recibir es la que se determina para su grado. Pero si es superior al IPREM, se calcula aplicando la siguiente fórmula:

CUANTÍA DE LA PRESTACIÓN = (1.33 x Cmax) – (0,44 x CEB x Cmax) / IPREM

  • Cmax: cuantía máxima para cada grado.
  • CEB: la capacidad económica del beneficiario dividida en 12 meses.
  • IPREM: Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples.

Una vez aplicada la fórmula, la cuantía no podrá ser inferior a la mínima determinada para cada grado de dependencia.

¿Cómo solicitar la ayuda para cuidadores no profesionales?

Hombre mayor junto a mujer en silla de ruedas mirando el mar

https://bit.ly/2Qh4eYb

 

Solicitar el reconocimiento de la dependencia

El primer paso es obtener el reconocimiento de la situación de dependencia del beneficiario. Para ello, debes dirigirte a los Servicios Sociales del ayuntamiento dónde estés empadronado.

Una vez entregada la solicitud, los servicios sociales se pondrán en contacto contigo para fijar día y hora para que un técnico socio-sanitario se traslade al domicilio para hacer la valoración pertinente.

Obtener un PIA favorable para recibir esta ayuda

Junto con la resolución en la que se determina el grado de dependencia obtenido, se emite también el PIA, donde se indica cuál es el recurso más adecuado a las necesidades del beneficiario. Si en este documento se especifica que lo más adecuado para atender a tu familiar es el cuidado no profesional en el domicilio, entonces tendréis acceso a esta ayuda.

Darse de alta en el convenio especial de cuidadores no profesionales

Es un paso voluntario, pero al darte de alta en este convenio, no tendrás que pagar las cotizaciones y se incluirán en tu vida laboral los años dedicados al cuidado de tu familiar.

Para ello, debes presentarte en las oficinas de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) o bien hacer la gestión de forma telemática, a través de la Sede Electrónica de la Seguridad Social utilizando el servicio “Alta en Convenio Especial” (con certificado electrónico o Cl@ve).

Además de esta ayuda puedes beneficiarte de las ventajas que te ofrecen los Seguros de Vida y Accidentes MAPFRE, una solución hecha a tu medida que te da la mejor protección en casos de dependencia severa y gran dependencia “Y tantos + momentos de tranquilidad”

También te puede interesar

Deja Tu Comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.