4 minutos | Mientras que la jubilación anticipada es una situación regulada por la Seguridad Social, en el caso de las prejubilación, son empresa y trabajador los implicados en un pacto  particular de condiciones concretas.

Hay importantes diferencias entre una jubilación anticipada y una prejubilación. Es un error pensar que son situaciones anejas o similares. Tanto si estás jubilado de forma anticipada, como si estás prejubilado, no estarás trabajando en ninguno de los dos casos, ya que es el fin último de cualquier tipo de retiro o jubilación. Sin embargo, el cauce por el que se ha llegado a esa meta final es totalmente diferente en cada uno de los casos.

PREJUBILACIÓNJUBILACIÓN ANTICIPADA
Edad y requisitosNo existe edad legal. Cada empresa tiene unos requisitos.Desde los 52 años y con 15 años cotizados.
Cuánto duraNo hay una norma única.Diferentes supuestos de los 60 a los 64 años.
RetribuciónEntre el 80 al 100% del salario.Existen distintos coeficientes reductores.
Situación laboralNo hay figura legal de prejubiladoJubilado anticipado

 

Prejubilación

Edad y requisitos

No existe una edad legal para poder prejubilarse, aunque si existen requisitos particulares en cada caso. Lo que define a la prejubilación es que es una situación regulada de forma privada entre un trabajador y la empresa para la que presta servicios. Hay por lo tanto diferentes tipos de prejubilación, según cada empresa haya querido o no incluir esta posibilidad u ofrecérsela a sus trabajadores.

Hasta hace unos años, la prejubilación era una ventaja que incluían las empresas en sus convenios particulares, pero actualmente es una opción menos extendida aunque depende del sector y de los rangos laborales en muchos casos.

¿Cuánto dura la prejubilación?

Como no existe una edad máxima ni mínima para acceder a la prejubilación, pueden ser una situación sostenida durante muchos o pocos años, según el caso. Lo habitual es que las modalidades de prejubilación sean disfrutadas por personas próximas a la jubilación, pero no existe una norma única a este respecto.

La prejubilación dura desde el momento en que el trabajador y el empresario deciden romper su vinculación laboral y firmar un pacto de prejubilación hasta que el empleado llega a la edad legal de jubilación, momento en el que deja de ser prejubilado y pasa a ser jubilado y dependiente por tanto del sistema público de la Seguridad Social.

¿Qué retribución recibe el trabajador prejubilado?

Si te prejubilas, tu empresa seguirá pagándote, pero la cantidad estará determinada en las condiciones de tu prejubilación. Lo habitual es que se mantenga gran parte del poder adquisitivo del trabajador, suelen pactarse pagas de prejubilación entorno al 80 o el 100 por 100 del sueldo que se percibía en el momento de la prejubilación.

Durante el tiempo que dure la situación de prejubilación y siempre según las condiciones particulares en cada caso, la empresa se compromete a pagar la parte proporcional pactada del sueldo y cumple con las obligaciones de pago a la Seguridad Social, requeridas para este caso. Lo habitual es que el trabajador reciba su prestación por desempleo correspondiente y una indemnización económica acordada para esta situación con el empresario.

¿En qué situación laboral está un trabajador prejubilado?

No existe la figura legal del prejubilado, por lo tanto, las personas que acceden a esta modalidad, se inscriben en el sistema como desempleados y demandante de empleo. Se mantiene de alta en la Seguridad Social, la empresa sigue cotizando por ellos.

Como persona desempleada,  el trabajador prejubilado puede acceder al subsidio por desempleo en las condiciones habituales e iguales para todos los ciudadanos, siempre que le corresponda. Durante el tiempo de prejubilación, el titular sigue acumulando años y cotización para el momento de la jubilación, de acuerdo con un convenio específico pactado con la entidad reguladora, la Seguridad Social.

Jubilación anticipada

Edad y requisitos

La jubilación anticipada -igual que la jubilación-  está regulada por normativa legal, lo que permite que todos los trabajadores estén en igualdad de condiciones para acceder a este tipo de modalidad de retiro. Las condiciones para el acceso a un retiro previo a la edad legal están siendo modificadas, en función de las necesidades del mercado laboral y económico, en los últimos años de forma constante. Lo que hace necesario consultar en cada caso y momento puntual.

¿Cuánto dura la jubilación anticipada?

Hay recogidos supuestos por jubilación anticipada desde los 60 y hasta los 64 años. Sin embargo, la naturaleza de la jubilación anticipada –si es voluntaria o forzosa- también influye en la edad de acceso y  existen además, convenios especiales y concretos para ciertos colectivos de profesiones, como el de los mineros. Junto con la edad, los años de trabajo cotizados a la Seguridad Social son determinantes para poder disfrutar de una jubilación anticipada.

¿Qué retribución recibe el trabajador jubilado anticipadamente?

El jubilado antes de la edad legal pasa a cobrar una pensión por jubilación, de acuerdo a sus condiciones y vida laboral, pero en principio se aplican coeficientes reductores, según el número de años que se haya adelantado la jubilación. Lo habitual es que la pensión económica por jubilación anticipada sea menor que la pensión que se lograría en una jubilación a la edad ordinaria.

No obstante y en todos los casos, es la Seguridad Social la encargada de calcular, atribuir y pagar la pensión de un trabajador que disfruta de una jubilación anticipada.

¿En qué situación laboral está un jubilado anticipadamente?

Sí existe, reconocida legal y normativamente, la figura de jubilado anticipado, ya que es una de las vías de retiro que establece la Seguridad Social. A todos los efectos, un trabajador al que se le reconoce de forma oficial y completa una jubilación anticipada, pasa a ser un jubilado dentro del sistema.

Las diferencias entre jubilación anticipada y prejubilación son evidentes e importantes, desde los requisitos para acceder a cada una de las situaciones, hasta el resultado económico de cada una de ellas, hacen que sean formas de dejar de trabajar efectivas ambas, pero de muy diversa naturaleza.

En cualquier caso, para asegurarte una jubilación sin problemas de solvencia económica, los Planes de Pensiones MAPFRE siempre te proporcionan una forma de ahorro rentable y flexible, adaptada a tus necesidades.

Revisado por MAPFRE