3 Min de lectura | El momento de la solicitud y la situación en la que te encuentres son clave para poder responder tu duda: ¿cuándo y dónde cobro la jubilación? Es un trámite muy sencillo y rápido que se hace en la oficina de la Seguridad Social.

La legislación vigente sobre jubilación en España – si te jubilas en el extranjero dependerás de la normativa del país de turno –  responde de forma muy concreta a una de las dudas más comunes entre las personas que rondan los 65 años de edad.

¿Cuándo empezaré a cobrar la pensión de jubilación?

Se trata de un beneficio del que se disfruta de manera inmediata.  El plazo de solicitud de pensión para cobrar la pensión es de tres meses antes y tres después.

Con la pensión solicitada no vas a tener que esperar más de 24 horas para convertirte en jubilado de derecho en condiciones normales y como pauta general. Desde el primer día de retiro del mundo laboral y siempre que se tenga el trámite de solicitud hecho y aprobado, te conviertes en pensionista y generas tu derecho a pensión contributiva en su caso.

La Seguridad Social marca un plazo de tres meses. Lo primero es saber cuál es la fecha exacta de tu jubilación –cese de actividad-, lo más seguro es confirmar este dato directamente con la entidad para organizarte. Teniendo en cuenta el día y el mes de baja como trabajador en activo, puedes hacer tu solicitud de pensión hasta tres meses antes de la fecha o tres después para que el efecto económico sea inmediato desde el primer día como pensionista.

Escenario 1

Solicitas la pensión en el plazo de tres meses anterior a la fecha oficial de cese. Desde el primer día como jubilado generas tu derecho a pensión y recibes el correspondiente pago en calidad de pensión contributiva. Con un Plan de Pensiones MAPFRE de acuerdo con tus elecciones y sus características completas tendrás una aportación económica.

Escenario 2

La solicitud se hace en los tres meses posteriores a la fecha de jubilación. Cobraras tu pensión con carácter retroactivo, lo que significa que, aunque solicites la pensión un mes después de tu cese laboral, el efecto económico se calcula desde el primer día como jubilado.

Escenario 3

Pides la pensión fuera del plazo de tres meses. Si solicitas tu pensión de jubilación, por ejemplo transcurridos cinco meses, ten en cuenta que el periodo de retroactividad se limita a tres meses desde la fecha de solicitud. Esto significa que, en el caso de hacerlo 5 meses después de la jubilación efectiva, cobrarás tres meses acumulados, pero perderás la paga de los primeros dos meses como pensionista. Los expertos recomiendan formalizar el trámite de jubilación lo antes posible – en los tres meses anteriores a la fecha – para empezar a cobrar la pensión de manera efectiva lo antes posible.

Situación del solicitante para determinar la fecha de cobro de la pensión

El hecho causante de la jubilación –la situación en la que estás en el momento de la petición- marca también la fecha en la que, oficialmente, empiezas a tener derecho al cobro de pensión.

  • Trabajadores de alta en la Seguridad Social. Es el caso más común. El trabajador está trabajando de forma activa y de alta en la Seguridad Social hasta el momento exacto del cese y acceso a la situación de jubilado. Si la solicitud se ha hecho en los tres meses anteriores o inmediatamente posteriores, se genera derecho a pensión desde el primer día posterior al cese.
  • Trabajadores en situación de alta asimilada. En este caso, el día de la solicitud marca el inicio del pago o en su caso el momento en el que se produzca el hecho causante que dé derecho a la jubilación.
  • Personas que accedan a la jubilación sin estar de alta ni situación asimilada. En este caso, lo importante es el momento de la solicitud. De forma inmediatamente posterior a la petición de prestación por jubilación, siempre que la solicitud sea aceptada.

El primer día de cada mes, los jubilados reciben su pensión de manera puntual de acuerdo con lo señalado en su resolución. Se trata de 14 mensualidades, una cada mes y dos pagas extraordinarias que se abonan en junio y noviembre. Hoy la solicitud de la pensión es un trámite sencillo y rápido, salvo en casos de trabajadores con cotizaciones en diferentes regímenes y, por ejemplo, fuera de España lo que puede ralentizar la tramitación.

MAPFRE