3 Min de lectura | Si cobramos todo el dinero del plan de pensiones en un único ejercicio, Hacienda nos aplicará una retención por IRPF muy superior a si lo percibimos en forma de renta periódica mensual. Este modelo, además, nos permite planificar mejor nuestro futuro complemento de la pensión pública.

Una vez que llegan a la edad de jubilación, los partícipes de los productos de ahorro privados pueden disfrutar del rescate de los mismos. La decisión sobre cómo cobrar un plan de pensiones está relacionada principalmente con la fiscalidad de la operación.

A continuación, explicaremos por qué es mejor rescatar el capital periódicamente, con el objetivo de ahorrar impuestos.

¿Cómo se puede rescatar un plan de pensiones?

Actualmente, hay tres modalidades de rescate de un plan de pensiones:

  • En forma de capital. Mediante esta vía, rescatamos todo el producto en un momento determinado, con el consiguiente impacto fiscal al concentrar todo el importe en un mismo ejercicio.
  • En forma de renta. Es un sistema de rescate periódico, con pagos en forma de renta. Hay dos modalidades:
    • Rentas de tipo actuarial: de duración y cuantía garantizada a través de un seguro, pueden ser temporales o vitalicias.
    • Rentas de tipo financiero: dependen de la evolución del producto de ahorro y de su rentabilidad. La cuantía y la duración no están garantizadas.
  • Modelo mixto. Rescataremos una parte del dinero en forma de capital, y otra, en forma de rentas.
  • Renta vitalicia. En vez de cobrar el plan hasta que este se agote, la entidad calcula la renta que cobrará el titular hasta su fallecimiento.

¿Por qué debemos evitar el rescate en forma de capital?

Si rescatamos todo el capital del plan de pensiones en un único ejercicio, la base imponible sujeta a tributación por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) de ese año registrará un aumento inusual. Esto provocará que la retención se sitúe en la parte más alta de la escala de tipos del impuesto, que es progresivo y castiga más a las rentas más altas. A continuación, detallamos los tramos del IRPF vigentes para 2021, tras la subida fiscal:

Tramo de rentaTipo
0 – 12.450 €19 %
12.450 € – 20.200 €24 %
20.200 € – 35.200 €30 %
35.200 € – 60.000 €37 %
60.000 € – 300.000 €45 %
Más de 300.000 €47 %

.
Es decir, que, si cobramos todo el dinero de golpe, Hacienda nos retendrá un porcentaje mayor, y, por tanto, percibiremos menos capital. Por ello, tampoco es aconsejable rescatar el dinero el mismo año de la jubilación, ya que el plan de pensiones se sumará al salario -casi con total seguridad, superior a la pensión pública- y el tipo de retención por IRPF será mucho más alto. Los derechos consolidados generados hasta el 31 de diciembre de 2006, no obstante, cuentan con una exención del 40 por ciento en el impuesto.

Como veremos a continuación, en términos fiscales es mejor ir recibiendo el capital de los planes de pensiones como los de MAPFRE de forma periódica.

Pareja de avanzada edad

https://bit.ly/3clHI97

Ventajas del rescate en modalidad periódica

Cuando el plan de pensiones se rescata en forma de renta, la tributación se distribuye en los diferentes ejercicios en los que se produzca el cobro de las rentas periódicas. El incremento en la base imponible, por tanto, es inferior al que se registraría en el caso del rescate en forma de capital. Al percibir menos dinero, la progresividad del IRPF hace que esta renta tribute con tipos más bajos. La retención, de esta forma, es menor.

Complemento periódico para la pensión

El aumento de la esperanza de vida, a pesar de los efectos de la pandemia de la Covid-19, permite que vivamos más años. Esto significa que deberemos planificar nuestro futuro financiero durante más ejercicios. Por lo tanto, contar con un complemento seguro para la pensión durante muchos meses -en el caso de la renta vitalicia, hasta el fallecimiento- puede resultar mas beneficioso que percibirlo todo de golpe.

 

Borja Carrascosa Nogales

Consultor y MBA por IE Business School

Colaborador de MAPFRE