3 Min de lectura | Coloquialmente se dice que la mejor forma de ahorrar dinero en efectivo en casa es guardarlo debajo del colchón. Son diferentes los motivos que llevan a tomar esta decisión y aunque es una práctica legal, conviene tener en cuenta algunos riesgos.

Existen multitud de escondites infalibles para guardar dinero en efectivo en casa que van más allá de la tradicional zona que se ubica debajo del colchón. Por diferentes razones, como las elevadas comisiones que exigen los bancos o el cierre de cada vez más sucursales, muchas personas optan por tener sus ahorros en la vivienda en lugar de depositarlos en una entidad bancaria.

¿Es legal guardar dinero en efectivo en casa?

No existe ningún precepto que prohíba guardar dinero en efectivo en casa, por lo que esta práctica es totalmente legal. Del mismo modo, no se establece ninguna cantidad límite, lo que significa que se pueden tener 500, 6.000, 20.000 o más euros, siempre que su procedencia sea legítima y el importe esté declarado a Hacienda.

Cada persona puede administrar sus ahorros como desee, sin que sea obligatorio recurrir a un banco. No obstante, es importante adoptar las medidas necesarias y disponer de todas las pruebas para justificar en cualquier momento cuál es el origen del importe.

Inconvenientes de ahorrar dinero en efectivo

La decisión de guardar el dinero en casa implica una serie de riesgos que conviene conocer de antemano:

  • Aunque se trata de una práctica legal, la realidad demuestra que puede originar diferentes problemas fiscales. En el caso, por ejemplo, de que se retire una cantidad determinada del banco y transcurrido un tiempo se vuelva a ingresar, es probable que la Agencia Tributaria cuestione su procedencia y obligue a incluirlo en la declaración de la renta.
  • Quienes se deciden a ahorrar dinero en efectivo en casa se exponen a un posible robo. Durante el año 2020 se registraron casi 70.500 atracos en domicilios. Esta cifra fue superior en 2019, cuando alcanzó los 98.520 saqueos.
  • Otro riesgo de ahorrar dinero en efectivo en casa está relacionado con la pérdida del mismo. En el supuesto de que se produzca un accidente en la vivienda, como un incendio o una inundación, los billetes se esfuman como si nunca antes hubieran existido. También puede suceder que los ahorros queden en el olvido si el dueño no ha comunicado a nadie dónde se encuentran y fallece de forma repentina.
  • Al igual que otros bienes, el dinero va perdiendo valor con el paso de los años como consecuencia de la inflación, es decir, por la subida de los precios de forma constante. Para evitar este problema, la solución consiste en no dejar los ahorros inmóviles en casa durante muchos años para que se revaloricen y conseguir una cierta rentabilidad.

Entonces, ¿por qué se decide guardar el dinero en casa?

A pesar de los inconvenientes que presenta el hecho de ahorrar dinero en efectivo, una de las principales ventajas está relacionada con la posibilidad de tenerlo disponible siempre que se necesite. En este caso, no afecta la situación económica general que viva el país, así como tampoco las circunstancias particulares del banco.

Si se opta por guardar dinero en efectivo en casa, es importante contar con un Seguro de Hogar MAPFRE para proteger todas las pertenencias. Sin embargo, para que los ahorros estén a salvo, es necesario que se encuentren en un lugar adecuado, como por ejemplo una caja fuerte. En cualquier caso, siempre es recomendable revisar las coberturas y las condiciones de la póliza cuando se pretende asegurar bienes tan valiosos.

Otra opción, son los productos de ahorro e inversión de MAPFRE, con los que puedes elegir la mejor forma de rentabilizar tu dinero con un producto que se ajuste a tu perfil inversor y tus necesidades a medio-largo plazo.